Jorge Contreras: “La decisión de apoyar la alteración del calendario requirió un debate muy profundo dentro del Pleno de la DGE dado que existían muchas ventajas a la vez que inconvenientes”



En  su primer año al frente del cargo de coordinador de la Delegación General de Estudiantes (DGE) de la Universidad de Granada, Jorge Contreras ha atendido a Aula Magna para presentar sus proyectos y  exponer sus ideas ante la realidad educativa que a traviesa el país. Después de todas las novedades que han acaecido en la UGR el coordinador hace un repaso de los principales temas de debate que afectan a su universidad.

Al frente de una de las universidades más grandes de España, Contreras suma este año la coordinación del Encuentro de Representantes de Universidades Públicas, con un seguimiento cercano de su predecesor en el cargo, Gorka Martín, hoy presidente de la  Coordinadora de Representantes de Estudiantes de Universidades Públicas (CREUP).

¿Cuáles son tus principales retos como coordinador de la DGE?

Retos… muchos, pero el principal es mejorar la Universidad de Granada y conseguir un equipo de gente que trabaje para el futuro de la universidad, objetivo que afortunadamente ya he conseguido.  Además, quiero dejar un buen legado para que luego lo puedan continuar y conseguir los objetivos.

Entraste como coordinador en segunda vuelta ¿cuál consideras que podían ser los motivos que no te llevaron a nombrar a primera vuelta?

Era imposible conseguir los votos en la primera ronda por la normativa de la votación por lo que fue una razón únicamente técnica. No tenía ninguna objeción del Pleno. Jorge Contreras tras ser elegido coordinador de la DGE.

¿Podrías describir cómo es un día normal para ti desde que eres Coordinador General de Estudiantes?

Muy atípico, todas las mañanas me levanto con optimismo y energías porque son muchas las personas que necesitan voz y eso conlleva mucha responsabilidad, ser miembro de la DGE exige una implicación total.  Todos los días tengo reuniones con vicerrectores o diferentes organismos y entidades; y siempre estoy atento al teléfono y al correo para tratar asuntos importantes de la universidad. Realmente me faltan horas del día para gestionar todos los temas que me gustarían.

Después de casi un año al frente de la DGE ¿qué consideras que ha sido la tarea más difícil?

La tarea más difícil, ya la hemos conseguido porque era la de conseguir tener un equipo muy unido y fuerte. Durante estos meses nos hemos dedicado a formarnos, porque  para ser representante estudiantes pasa por formarse como persona lo que conlleva adquirir habilidades y competencias en diferentes ámbitos como en liderazgo o negociación.

Ahora, nuestro siguiente paso es marcarnos objetivos más ambiciosos como estar más activos en los órganos de gobierno, fomentar la participación estudiantil y seguir nuevos objetivos  tanto a nivel autonómico, como estatal y europeo.

Una de las decisiones más cuestionadas  este año por los estudiantes ha sido el apoyo de la DGE al cambio de calendario de exámenes porque consideraban que no se había tenido en cuenta su opinión ¿Crees podría haberse hecho la consulta de otra forma?

No creo que se pudiera haber consultado de otra manera a la comunidad universitaria. El procedimiento que seguimos fue exponer esta cuestión en el Pleno de la Delegación General de Estudiantes de la UGR, dónde están presentes la totalidad de Facultades y Escuelas de la universidad, gracias a los representantes que han elegido los estudiantes de forma democrática.

Además, durante este curso se va a hacer una consulta para que el proceso sea participativo y así toda la comunidad – estudiantes, profesores y personales administrativos y servicios- puedan mostrar sus apreciaciones sobre el nuevo calendario. Esta consulta estará habilitada en una página web.

Sin embargo, quiero destacar que la decisión de apoyar la alteración del calendario requirió un debate muy profundo dentro del Pleno de la DGE dado que existían muchas ventajas a la vez que inconvenientes, de modo que fue una decisión difícil porque se tiene que tener en cuenta la globalidad de la Universidad de Granada. Pero en estas situaciones, lo fundamental es tomar decisiones a largo plazo y es en este punto precisamente,  en donde radica la dificultad de pertenecer a la representación de estudiantes.

¿Crees que los estudiantes conocen y se implican lo suficiente en su universidad? ¿Cómo aumentarías esa implicación?

Sí, de hecho los estudiantes cada vez se implican más porque son conscientes de la importancia que tiene su papel dentro del proceso de gestión y tomas de decisiones dentro de la Universidad de Granada. Aunque, claramente, todavía es necesario trabajar mucho más en ello. Por eso es importante que los representantes cumplan adecuadamente su función y sean la correa de transmisión para el resto de los estudiantes. Lo primordial es dar ejemplo de cómo se deben gestionar los temas y ser transparentes para que seamos una referencia para ellos.

Este año se van a volver a celebrar las Jornadas de Formación de Representantes Estudiantiles ¿Cuál es su objetivo y qué novedades tenéis previstas?

El objetivo es hacer que los estudiantes puedan afrontar sus tareas como representantes porque es una actividad muy compleja en la que se deben tomar muchas decisiones y  tratar con personas importantes. De modo que el objetivo final es mejorar las habilidades personales de los representantes para que puedan dar un contenido más práctico.

El método de trabajo es mediante dinámica y trabajo en grupo. No son conferencias ni lecciones magistrales de las que estamos ya cansados en la universidad, porque no funcionan y que no siguen los consejos pedagógicos en los que se aconseja la implicación de los estudiantes en el proceso de formación.

La novedad de este año es que al tener a representantes más formados podemos ampliar la oferta de temas a tratar y añadiremos asuntos de representación externa.

¿Cuál crees que es la máxima preocupación actualmente para los estudiantes?

Debería ser la de recibir una formación de calidad, es decir, que la universidad nos forme en otros aspectos que por ahora se han descuidado, como son las competencias personales. Cuando un estudiante termina su titulación, las empresas privadas no se fijan solamente si ha obtenido como nota final un seis o un ocho, tiene muy en cuenta sus habilidades y competencias.

¿Qué motivaciones debe tener un estudiante para presentarse a representante?

Ser proactivo y no conformarse con lo que tenemos sino buscar algo más allá para mejorar la universidad.

Tu predecesor es ahora el presidente de CREUP ¿en qué beneficia esta relación a los estudiantes de la UGR? ¿Crees que pueden tener más peso las necesidades de los estudiantes granadinos?

El Presidente de CREUP, Gorka Martín, representa a todas las universidades públicas españolas y entiende perfectamente cuál es su función. Obviamente tenemos muy buena relación con él y la representación externa afortunadamente en la Universidad de Granada se encuentra en muy buena situación, por lo que estamos muy presentes en la toma de decisiones de política universitaria a nivel autonómico, estatal y europeo.

Granada va a ser la capital que reúna este año el Encuentro de Representantes de las Universidades Públicas ¿Por qué es importante este evento y cómo lo está gestionando la DGE?

Somos la sede del encuentro porque presentamos la candidatura de Granada en la anterior  Asamblea General Ordinaria de CREUP en la Universidad de Castilla y la Mancha junto a la Universidad de León, quien también se presentó. Gracias a nuestro esfuerzo conseguimos que la capital granadina fuera el punto de encuentro para la siguiente edición. El Encuentro de Representantes de las Universidades Públicas es  un importante evento de política universitaria a nivel nacional que coincide con un contexto de inestabilidad política, lo que ocasiona que este año se enmarque dentro de un significativo momento cronológico.

Desde la DGE ya estamos trabajando en este encuentro gracias a que somos un amplio equipo de personas muy activas.

Desde la desaparición del “botellódromo” las fiestas universitarias se han trasladado a las casas y pisos de estudiantes con el consiguiente problema para la ciudad, que acusa a los estudiantes ¿plantea la DGE alguna medida al respecto?

No vamos a tomar ninguna medida, aunque nuestra posición en este fenómeno, no lo consideramos una problemática, es que la solución requeriría de muchas más medidas más allá de la simple prohibición, porque lo que hace falta en Granada son más actividades culturales y de ocio para los estudiantes.

Cómo representante de estudiantes, que están en el punto de mira de la ciudadanía, ¿qué le diría a la sociedad granadina?

Sería más bien un llamamiento para el Ayuntamiento para pedirle una mayor colaboración con la universidad en la toma de decisiones. La Universidad de Granada tiene una gran influencia sobre la sociedad ya que un gran porcentaje de la población granadina son estudiantes y pertenecen a esta institución, y es necesario que la Administración Pública se reuniese más asiduamente con los representantes para conocer cuáles son las cuestiones de interés para los estudiantes dentro de la ciudad. Gorka Martín, predecesor en el cargo de la DGE y actual coordinador del CREUP.

Durante el acto de apertura de curso de la Complutense se le ha dado voz a un estudiante ¿considerarías positivo que, en este tipo de actos oficiales, los estudiantes también tuvieran un representante que diera su discurso?

Sí, siempre es positivo que lo que se muestre de las universidades no sea solo administración sino su fuerte: los estudiantes.

¿Cuál será la posición de la DGE y qué medidas tomará con las reválidas/ pruebas de acceso a la Universidad?

Lo primero que hay que exigir es que exista una información clara sobre lo que va a pasar el próximo curso con las reválidas porque es una cuestión que afecta al planteamiento de vida de los estudiantes  y sus familias. No es lógico que a estas alturas un alumno que acabe de empezar a estudiar el último año de Bachiller no sepa que va pasar con su futuro en plazo de menos de un año.

En estos momentos de inestabilidad política, muchos partidos hablan acerca de un Pacto Nacional por la Educación ¿Crees qué es necesario? ¿Cuáles serían los puntos básicos que crees que debería tener este acuerdo?

Por supuesto, y creo firmemente que el pacto por la educación debe tener sus raíces en la comunidad educativa pues son quienes deben marcar la política educativa de un país y no la administración como está ocurriendo en estos momentos. De hecho, en las Asambleas de CREUP reflexionamos sobre estas medidas.

Durante las semanas previas a las elecciones de junio, CREUP inició una campaña en las redes sociales #DerechoAEstudiar para exigir un cambio en el sistema de becas porque no lo consideraban justo y la DGE participó de forma muy activa en esta iniciativa ¿Cómo debería funcionar el sistema de becas? ¿Crees que con esta campaña consiguieron su objetivo?

Espero que con esta campaña se empiece a concienciar que no hay que excluir a compañeros de las universidades por razones económicas. La Universidad es un espacio de conocimiento, no un lugar para pagar y estudiar. Por este motivo, en la Universidad de Granada se ha apostado por el Plan Propio de Becas con el objetivo de no dejar fuera a ningún estudiante que desee estudiar. No obstante, las becas deberían surgir del Ministerio de Educación, Cultura  y Deportes para que todos los estudiantes tengan la oportunidad de acceder a la educación superior.


Compartir

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *