José Ignacio García: “Queremos que esta universidad sea mucho más digital”

José Ignacio García: “Queremos que esta universidad sea mucho más digital”


El pasado mes de octubre de 2019, el catedrático del Área de Fundamentos de Análisis Económico de la UPO, José Ignacio García, tomaba posesión del cargo de rector de la Universidad Internacional de Andalucía. Tras cinco meses al frente de la institución académica, ha atendido a Aula Magna para señalar los avances y retos a los que se enfrenta la institución.

Con un equipo compuesto por nueve miembros, la UNIA marca como sus objetivos reforzar sus programas interuniversitarios, así como mejorar el posicionamiento internacional de sus estudios, coordinando además la presencia del resto sistema público andaluz en ferias de postgrado en todo el mundo. Son ya 25 años de trayectoria los que avalan el trabajo de esta universidad, referente en formación de postgrado y en enseñanza virtual en toda Andalucía.

Tras 25 años de historia ¿Cuál señalaría que son los principales problemas a los que se ha enfrentado la UNIA en estos años?

Todos nuestros programas son interuniversitarios. Esto requiere un esfuerzo muy importante de coordinación, entre instituciones y con el profesorado participante. Para que entiendan que debe cumplir determinadas tareas vinculadas con la Dirección de Evaluación y Acreditación (DEVA) y la organización de los programas. Nuestra gestión de la garantía de calidad es también distinta y más completa. Atendemos nuestra propia normativa y también a la del resto de instituciones socias. No puedo calificar estos como problemas, pero son aspectos que concentran buena parte de nuestro esfuerzo. Con la voluntad de dar una respuesta de manera adecuada.

¿Qué retos se plantea la UNIA en los próximos años?

Los retos son dos, principalmente. Por un lado, tenemos el desafío de la digitalización. Queremos que esta universidad sea mucho más digital, que ofrezca mejores programas de postgrado a más gente y que no tenga que estar localizada específicamente aquí, en Andalucía. El objetivo es que nuestros estudiantes puedan estar en cualquier sitio. Tal y como decía en mi discurso de celebración por el 25 aniversario, queremos ‘abrir una venta a la Universidad en cada casa’. Que el alumno pueda estar en su salón y estar conectado con su profesor y su tutor. Se trata de un reto que no es solo para la UNIA, sino para todas las universidades públicas.

Cumplirlo no es fácil. Habrá que estar conectado en distintos momentos del día y atender a estudiantes que, por ejemplo, entra de noche por pertenecer a otra franja horaria. Requerirá, además, formar al profesorado para desarrollar este tipo de enseñanza, introducir métodos de innovación docente…

Por otro lado, tenemos el reto de la internacionalización. Esta universidad es internacional y, aunque ya tenemos un porcentaje importante de alumnado extranjero, del 35%, yo aspiro a más. Al menos que la mitad sea de fuera. Se suma, además, el objetivo de ayudar a las universidades hermanas del sistema público andaluz a crecer en internacionalización. Por eso nuestras becas, de acuerdo con el resto de rectores, buscan atraer alumnos a nuestros programas y al resto de programas de postgrado andaluces.

En cuanto a la digitalización, el ministro de Universidades ha señalado como reto la enseñanza virtual en todo el territorio. Con la experiencia de la UNIA ¿qué indicaciones le puede dar al ministerio sobre cómo cubrir este tipo de enseñanza?

La UNIA lleva haciendo esto los últimos 25 años. Ya está en zonas más rurales como Úbeda o Baeza, y queremos intensificar nuestros programas, tanto los oficiales como los títulos propios. Formamos en agroindustria, desarrollo rural, derecho, medicina… y lo hacemos en todo el territorio. En Baeza estamos especializados en estos campos y atendemos a toda Andalucía Oriental. Málaga está especializada en digitalización y queremos intensificar el apoyo al sector servicios de la provincia, así como al área industrial, que es muy potente en el PTA. En La Rábida apostamos por iniciativas dirigidas a las medianas y pequeñas empresas, con programas como UNIA Executive. El objetivo es apoyar a todo el territorio.

De Andalucía a Iberoamérica

Como rector de la UNIA, José Ignacio García ocupa actualmente el cargo de presidente del Grupo La Rábida, un colectivo del cual señala “es mi principal instrumento en Iberoamérica y es para mí crucial”.

El Grupo La Rábida está compuesto por 80 Universidades de 17 países a ambos lados del Atlántico, cuyo objetivo es fortalecer la unión entre diferentes instituciones del Espacio Iberoamericano del Conocimiento y promocionar los estudios interuniversitarios.

Actualmente, acaba de resolver la convocatoria para realizar 10 workshops internacionales. Tal y como señala García “van a ser 10 reuniones científicas de primer nivel entre investigadores andaluces e investigadores de Iberoamérica. La norma es que haya al menos dos universidades de países iberoamericanos distintos y una universidad andaluza para hablar de diferentes áreas de conocimiento”.

Junto a estos encuentros científicos, el Grupo La Rábida está trabajando en la convocatoria de becas para estudiantes. Estas ayudas estarán enfocadas a la excelencia, uniendo para ello a “programas andaluces y latinoamericanos con muy buena calidad, siendo esta calidad el principal criterio”, recalca el rector de la UNIA. A diferencia de otras becas iberoamericanas, las ayudas que propone el Grupo La Rábida parten de la necesidad de crear programas de cotutelas, con directores de ambos lados. Además, estas ayudas sumarían la posibilidad de contar con las residencias propias de la UNIA para alojar a los alumnos y alumnas, presentes en La Rábida (Huelva) y Baeza (Jaén).

Las universidades ya tienen sus propios departamentos de internacionalización, así como sus vicerrectorados ¿Qué añade la UNIA?

Coordinamos y favorecemos que las universidades andaluzas acudan de manera conjunta a las ferias y foros internacionales. En febrero asistimos al encuentro Universidad 2020 en Cuba, donde la UNIA organizó el stand del sistema andaluz, gestionando tanto el material como facilitando que tuvieran lugar reuniones conjuntas entre los vicerrectores españoles y cubanos. En las próximas semanas haremos lo mismo en Barcelona y en Estados Unidos.

Esta labor se había perdido en los últimos años y la hemos recuperado, de la mano de los vicerrectorados de internacionalización, para ganar presencia en espacios de interés. En la UNIA esta tarea la cumple un delegado del rector, no un vicerrector, que depende de manera directa de mí.

En el Patronato de la UNIA hay participantes de todos los sectores sociales. ¿Se implican suficiente los representantes no universitarios?

Me he reunido con la mayoría de las instituciones que están presentes en el Patronato. En general la participación está siendo satisfactoria, aunque yo querría que hubiera más. No me refiero a implicación económica. Me he encontrado con que la UNIA es muy conocida en Jaén y en Huelva, pero no tanto en Málaga y Sevilla. Estoy haciendo un esfuerzo importante en dar a conocer la UNIA también en estas provincias, como en el resto de Andalucía. Además, en todo el alcance de su actividad.

La UNIA es mucho más que cursos de verano. Fundamentalmente, somos una institución de postgrado. No quiere decir que estos se vayan a devaluar, sino que hay que difundir más el conjunto de la oferta. Con nuestras singularidades, somos una universidad más dentro del sistema público. Con títulos oficiales y propios. Trabajaremos en mostrar también esto. Ahí nuestros patronos pueden hacer mucho.

Actualmente hay mucho interés por las instituciones privadas de asentarse en Andalucía ¿Qué opinión da como rector al respecto?

Más que una defensa de la Universidad Pública, lo que haría es una defensa por una mejor información. La sociedad tiene que tener claro qué es un título oficial, cuáles son los sistemas de garantía de calidad que hay detrás, y qué no lo es. A veces se presenta la oferta de una manera incompleta. Entonces se dan casos de estudiantes que dicen estar cursando un título en una universidad que, en realidad, no es tal. Su grado o su máster no están reconocidos en el territorio nacional. No tienen validez para unas oposiciones, por ejemplo.

Hasta hace cinco meses era vicerrector de Calidad en la UNIA y he revisado los 18 programas de máster oficial. Sé todo lo que supone el sistema de garantía de calidad. ¿Esas entidades nuevas cómo trabajan estos aspectos? Esta información debería ser pública, para que tanto madres, como padres y los propios estudiantes puedan elegir un centro con conocimiento. En el caso de los títulos oficiales lo es. Hay toda una normativa y una serie de agencias como la ANECA o la DEVA que guardan por su cumplimiento. Es el mejor modo para luego evitar sorpresas.

Cuatro espacios para conocer la UNIA

Sede de Málaga

Sede de Málaga

La Sede Tecnológica inició su actividad en el año 2000 y se centra especialmente en la gestión de la innovación y del campus virtual, un espacio de enseñanza-aprendizaje a través de Internet desde el cual se ofertan programas oficiales de posgrado, másteres, cursos de experto universitario y formación permanente.

Sede de Baeza

Sede de Baeza

La Sede Antonio Machado de la UNIA se ubica en la ciudad de Baeza, localidad declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. En esta sede se desarrolla actividad docente e investigadora de manera continuada a lo largo de todo el año, con másteres y encuentros científicos internacionales en biomedicina, medioambiente y patrimonio.

Sede de La Cartuja (Sevilla)

Sede de La Cartuja (Sevilla)

En Sevilla se encuentra la Sede del Rectorado de la UNIA, en el Monasterio de Santa María de Las Cuevas. La sede alberga tanto los órganos de gobierno como los servicios centrales de administración, que comparten espacio con instalaciones habilitadas para desarrollar actividades académicas y reuniones científicas.

Sede de La Rábida

Sede de La Rábida

La Sede de Santa María de La Rábida se ubica en el término municipal de Palos de la Frontera, en la provincia de Huelva. El carácter iberoamericano de esta sede viene dado tanto por su emplazamiento como por una larga tradición en el estudio de temas americanos desde 1943.


Compartir