Juan Gómez: “Queremos potenciar la vida universitaria dentro y fuera del campus”


El rector de la UJA reflexiona sobre sus poco más de 170 días en el cargo en una entrevista en profundidad concedida a Aula Magna. Ya en su discurso de investidura, Juan Gómez apuntaba que su modelo de gestión se centraría en el trabajo por objetivos y marcaba cuáles serían sus principales líneas de acción. A día de hoy, el máximo representante de la institución jiennense medita sobre el camino recorrido hasta ahora y, especialmente, por el que aún queda por recorrer.

Uno de los temas más demandados por el Consejo de Estudiantes es la matriculación ‘obligada’ en asignaturas suspensas, ¿tiene la junta directiva actual planteado cambiar esta situación?

La normativa dice que para matricularte de una asignatura de un curso tienes que matricularte de todas las que te quedan pendientes de cursos anteriores. Esa medida, que se puso hace tiempo, tenía un objetivo y era procurar que los estudiantes se matriculen de forma secuencial, es decir, cuando se diseña un plan de estudios se busca el mayor rendimiento académico. Lo que ocurre es que luego en la realidad los estudiantes, en función de diferentes circunstancias, se matriculan como pueden y eso está comprobado que no es exactamente bueno. De alguna forma la universidad tiene la obligación de que se respete una secuencia. Por otro lado es cierto que esto genera, en ciertos casos, algunas incomodidades. Hay asignaturas que, por determinadas circunstancias, son difíciles de aprobar el primer año. Desde el equipo de gobierno hay un compromiso para estudiar y resolver esta situación, y de que tengamos mecanismos para controlar la matriculación ‘anárquica’ pero sin que suponga un problema para el estudiante.

Con respecto al certificado B1 en cualquier idioma, otro tema muy reiterado desde el sector estudiantil, ¿cómo planea la UJA interceder para facilitar su matrícula?

Con respecto a este tema, en mi programa electoral hice una propuesta, facilitar la matrícula del B1 a los alumnos de nuevo ingreso. Después de mi toma de posesión el gobierno andaluz ha formalizado un decreto en el que efectivamente hay una convocatoria de financiación del B1 para estudiantes que no tengan posibilidades económicas, es decir, aquellos que sean becarios del Ministerio. No es exactamente lo que habíamos propuesto, pero es una suma. Por el momento esta convocatoria no está destinada a los alumnos de nuevo ingreso, sino a los estudiantes becarios, ya sean de nuevo ingreso o no. En la UJA vamos a aplicar la medida de la Junta y ver si podemos añadir algo más, pero las dos posibilidades no serían viables económicamente. También es cierto que esta norma de la Junta ha sido la primera vez que se ha puesto en marcha. Aún tenemos que ver el funcionamiento de esta medida en régimen permanente. Lo que hay que tener en cuenta es que la universidad exige la acreditación del B1 y tenemos que dar facilidades para que la gente lo pueda hacer, ya que es una exigencia nuestra. También hay que contemplar que esta ayuda no es sólo para las tasas de examinación, sino también para los cursos y la formación necesaria.

La tasa de paro entre los estudiantes egresados es de casi un 14% ¿Cómo planea el Rectorado de la UJA trabajar para disminuirla?

Una de las responsabilidades de una universidad moderna, como es la UJA, es la inserción laboral. No somos una oficina de empleo, pero tenemos que hacer que nuestra formación tenga en cuenta las necesidades que los empleadores requieren de nuestros egresados. Debemos también tener una oferta de formación complementaria, o de formación integral, para formar en otros tipos de competencias y habilidades, como la gestión de problemas complejos, los idiomas… En la UJA hay cuatro bloques formativos: Grado, Postgrado, que incluye máster y doctorados, y Formación Permanente, esta última normalmente se entiende casi exclusivamente como una formación para egresados, que es importante, pero queremos que también se abra al estudiante, para que adquiera competencias concretas a la hora de enfrentarse al mercado. Vamos a hacer que la propia universidad sea proactiva en el diseño de una oferta que a los estudiantes les va demandar el mercado. Y también vamos a incentivar el emprendimiento, que debe entenderse como forma de autoempleo. Vamos a trabajar mucho en la generación y en la creación de empresas basadas en el conocimiento. Estamos trabajando en un Plan Propio de Inserción Laboral y Emprendimiento. Todas estas medidas tienen que tener un objetivo claro, que aumente la tasa de empleo. Y no sólo hay que hacerlas, también hay que comprobar su efecto. Juan Gómez toma el ‘cetro de mando’ de manos de Manuel Parras

¿Qué iniciativas va a desarrollar para estimular la vida cultural del campus?

La vida del campus es una parte de la vida universitaria. Tenemos muy claro que queremos potenciar la vida universitaria, fuera y dentro del campus. Dentro del campus lo primero es identificar las actividades de los gustos de los diferentes colectivos, de los estudiantes principalmente. Para ello en la UJA hemos diseñado una oferta variada en cuanto a disciplinas, con música, teatro, cine, patrimonio, cultura en general… Dirigida a diferentes colectivos. Otra medida que queremos hacer es que los estudiantes sientan el campus como suyo, como parte de su vida cotidiana, facilitar el uso de los espacios, que no seamos tan restrictivos con el control que corresponda en la cesión de espacios de la universidad. Queremos aumentar el número de lugares dedicados al estudio, incluso fuera de las aulas, fomentar clubs de debate, potenciar los grupos de teatro… Y por supuesto hacer que el estudiante se implique y para ello hay que valorar esas actividades, reconocerlas, y que a la gente que dedica su tiempo a ello se les pueda reconocer y premiar. Tenemos muy claro que ante la organización de actividades culturales no debemos ser unos meros agentes de las empresas que se dedican a ello, tenemos que tener una filosofía formativa y de generación de públicos.

Por otro lado también queremos mejorar la comunicación con la comunidad universitaria, y en esto me refiero en general, más allá de las actividades culturales y de campus. Generamos una enorme cantidad de información que es difícil de procesar. Estamos trabajando en un plan de comunicación que resalte cual es la información esencial para cada colectivo, quien es el encargado de generar esa información y qué canales son más eficaces para comunicarla.
Con respecto a la vida universitaria fuera del campus, otro objetivo es sacar las actividades de la UJA a la calle, tanto en Jaén como en Linares. Estamos sacando conciertos a la calle, queremos llevar debates a los cafés públicos y que haya una efervescencia cultural y universitaria en la calle. Ésta es una forma de promocionar la universidad y de implicarla con la sociedad.

“Queremos rediseñar completamente la estructura representativa de los estudiantes y dirigirla hacia un esquema piramidal”

¿Cómo planea fomentar la representación y participación estudiantil, tanto en la organización de actividades como en la toma de decisiones?

Queremos rediseñar completamente la estructura representativa de los estudiantes y dirigirla hacia un esquema piramidal, de forma que sea escalonada, de abajo a arriba, es una propuesta, esto tenemos que consensuarlo con todo el mundo. La idea es que todo el que quiera formar parte del consejo de estudiantes, primero tiene que ser delegado de clase. Queremos crear consejos de estudiantes en todos los centros, formados al principio por los delegados y por los representantes de los estudiantes en las juntas de centro, de donde se elegirá un presidente o presidenta, de esta forma vamos a ir creando órganos que representen a todos los centros. El esfuerzo de los estudiantes debe tener recompensa, no sólo en créditos, sino también en formación, que tengan prioridad o descuentos, o incluso acceso gratuito a actividades formativas, que se valore esa representación. Se trata de una medida a medio plazo porque implica cambiar normativas.

Hay otra cosa que me gustaría resaltar y es que estamos trabajando ya en una comisión de actividades estudiantiles, que está formada por el vicerrectorado de profesorado, de estudiantes y de enseñanza de grado, postgrado y formación permanente. Es una comisión no ejecutiva, yo la llamo comisión sensor, pretende identificar los problemas del día a día de la actividad académica, que nos consta que los hay. En definitiva es una comisión de seguimiento.

Estamos creándola, pero como generar toda la estructura organizativa requeriría tiempo y no quiero perderlo, hemos consensuado con los estudiantes, decanos, decanas y directores, que al tratarse de una comisión no ejecutiva, la vamos hacer con los representantes de los dos centros que actualmente tienen representación, y con respecto al resto de centros intentaremos que busquen representantes lo antes posible para que empiece a funcionar ya. Esta comisión debe estar operativa para el segundo cuatrimestre de este año.

¿Qué opina sobre bajada del número de becas del ministerio?

En la política de becas hay dos tipos principales. Por un lado las becas sociales, tenemos que procurar que nadie que tenga aptitud y quiera estudiar no pueda quedarse fuera por motivos económicos. En este sentido hemos aumentado en 15.000 € las ayudas sociales, y estos 15.000 no han sido un capricho, si no que hemos atendido todas las solicitudes que se han recibido con una situación económica especial, a parte de las del ministerio. Hemos ido hasta el máximo que hemos podido. La universidad debe ayudar a quien quiera estudiar.
Luego están las becas de excedencia académica, destinadas a la gente que se esfuerza y es brillante, en este sentido estamos trabajando para que entidades externas se impliquen y nos financien, para que la gente que tenga buenos expedientes tenga esas posibilidades.
Por otro lado tenemos la intención de incluir becas de comedor y de alojamiento, pero aún estamos trabajando en ello. En general para aplicar este tipo de ayudas queremos poner en marcha la tarjeta identificativa universitaria. El uso de la tarjeta genera una capilaridad del sentimiento de la universidad. Además, es un mecanismo de distinción también muy práctico para diferenciar a los miembros que son de la comunidad universitaria de los que no lo son, especialmente útil para servicios como el comedor, la biblioteca o el parking, y me refiero a una tarjeta no sólo de estudiante, sino para toda la comunidad universitaria, igual para el profesorado.

La LOMCE ha planteado un cambio en el sistema de acceso a la universidad, ¿cómo se posiciona la UJA ante este cambio?

Este es un tema que se ha empezado a tratar en la AUPA, Asociación de Universidades Públicas de Andalucía. La Consejería, en julio de este año en una reunión informal con los rectores, planteaba ya su preocupación ante el hecho de que este año los alumnos de primero de bachillerato ya se verían afectados por el nuevo sistema de acceso a la universidad.
Próximamente vamos a celebrar un consejo andaluz de universidades donde se va a firmar un acuerdo al respecto, en principio hay bastante consenso de que tenemos que mantener el distrito único andaluz, que es el mecanismo que tenemos actualmente en Andalucía de acceso a la universidad, y que es un sistema centralizado que funciona bastante bien. Aún no hemos firmado nada, se puede aprovechar para incluir mejoras, pero en definitiva vamos mantener un sistema único en Andalucía. La UJA apuesta por eso.

¿Qué opina sobre el nuevo modelo de financiación planteado por el consejero de economía y conocimiento?

El modelo actual finalizó en 2011 y desde entonces se ha ido prolongando anualmente, parece claro que hay que negociar un nuevo modelo. Lo que ha dicho el consejero es que su intención es que éste empiece a ser efectivo en el año 2017, la idea sería negociarlo a lo largo del 2016. Lo que sí tenemos claro entre los rectores es que se debe mantener el sistema de suficiencia financiera y que las universidades no pierdan. Sobre los modelos, en esta etapa de crisis, el inconveniente que han tenido es que no siempre se han cumplido, hay parte del dinero que no ha llegado a la Universidad.

También es cierto que la política de tasas y precios públicos que tenemos, que es la que debe ser, produce una merma en los ingresos de las universidades. Las universidades andaluzas junto con las gallegas tienen los precios públicos medios más bajos, 760€ de matrícula al año, frente a universidades como las catalanas que están por encima de los 2.000€ al año, aproximadamente.
Si fuéramos a ese límite, tendríamos 300.000 € de ingresos directos. Pero el esfuerzo que supone para las familia andaluzas pagar las matrículas actuales en proporción a la renta per cápita está en un ratio del 4.5, con ese dato no se nos ocurre aumentar los precios. Por lo tanto, esa política de tasas y precios públicos tiene que mantenerse, pero hay que entender que eso tiene una repercusión en la financiación propia de las universidades.

Por otro lado, es muy dispar la situación financiera de las diferentes universidades andaluzas. Hay unas en situación muy precaria y otras que no. El mecanismo debe ser buscar soluciones singulares para cada una de ellas. Yo soy partidario de potenciar el sistema andaluz de universidades, porque así somos más competitivos. En España hay más de ochenta universidades, hay que ser muy ágiles, hay que optimizar nuestros recursos, somos más competitivos como sistema que de forma individual, y para ello tiene existir un buen modelo de financiación, de forma que todo el mundo gane.

“Con respecto a la deuda insistimos en que la Junta establezca un plan de pagos, tanto para la UJA como para el resto de universidades andaluzas, así podríamos establecer una estrategia financiera como sistema universitario público andaluz”

Actualmente la UJA arrastra una deuda que está en torno a los 54 millones de euros ¿Durante cuánto tiempo va a poder afrontar la UJA este lastre?

Respecto a la deuda, hay dos cuestiones que plantear, una de ellas ya se la comenté al consejero, es nuestra insistencia en que la Junta establezca un plan de pagos, tanto para la Universidad de Jaén como para el resto de universidades andaluzas, así podríamos establecer una estrategia financiera como sistema universitario público andaluz, de esta forma se aliviarían tensiones y tendríamos perspectiva de futuro.
La situación financiera de la UJA no es mala, la de tesorería no es tan buena, dependemos de las transferencias corrientes que hace la Junta, en los últimos meses se hacen con regularidad, por lo tanto vamos aguantando.
Hay que entender que abrir esta universidad cuesta ocho millones de euros al mes. Hacemos un esfuerzo, pagamos nóminas regularmente y a nuestros proveedores en quince días, no podemos permitir que empresas pequeñas no reciban sus ingresos, es nuestra responsabilidad social. Y eso es a costa de haber sido prudentes en nuestras inversiones desde el principio.

En su discurso de investidura habló sobre la creación de un Sistema de Contabilidad Analítico, ¿en qué va a consistir?

La ley obliga ya a tener una contabilidad analítica que recoja de forma pormenorizada el coste de todas y cada una de las actividades desarrolladas por la universidad. Tenemos que tener las herramientas y las normativas para llevarlo a cabo, y una de mis prioridades es ponerlo en marcha. Es simplemente un sistema de contabilidad de costes, la idea es valorar cuanto cuestan nuestras actividades. Las universidades tienen una contabilidad financiera de costes y gatos generalizada, no es un sistema que aporte datos concretos que te ayude a tomar decisiones. Es necesario saber el coste real de un grupo de investigación, la actividad de un laboratorio, eventos de divulgación… Este sistema ayudará a distribuir los recursos. Es una herramienta de toma de decisiones internas. A mí me gusta gobernar con datos, con información. Tenemos un grupo magnifico de contabilidad que está trabajando en ello y durante 2016 espero podamos personalizar los sistemas informáticos e identificar cuáles son las unidades de coste a evaluar. El rector en el acto oficial de apertura de este curso

¿Qué puede comentar sobre el nuevo Plan propio de Investigación de la UJA?

Estamos trabajando en ello, va ser distinto a lo que ha habido hasta ahora y va a tener como objetivo el procurar que los diferentes grupos de la universidad sean capaces de conseguir la financiación externa. También tenemos claro que hay que cubrir las singularidades de cada grupo de investigación, hay equipos que tienen potencial para generar proyectos internacionales o europeos, de hecho ya lo han hecho, y hay otros grupos que su objetivo es más modesto, también habrá que apoyarlos con las líneas que correspondan para la naturaleza de sus proyectos.
De aquí a final de año, mi intención es sacar a la comunidad el plan en el que estamos trabajando para debatirlo y luego aprobarlo. El nuevo plan debe entrar en vigor en enero de 2016.

Igualmente, este plan propio debe facilitar que nuestros grupos de investigación puedan acceder a diferentes convocatorias, a nivel europeo, el PAIDI, las de la Junta de Andalucía, las del Ministerio. La forma de apoyar a esos grupos para que sean competitivos es que tengan en cuenta los criterios que se exponen tanto en el PAIDI como en el modelo de financiación. El plan propio tiene que alinearse con eso.

“Hemos creado la oficina de Proyectos Internacionales y la estamos dotando de personal y servicios para que los grupos de investigación que acudan a ella tengan un soporte administrativo y de asesoría importante”

¿Qué iniciativas se van a realizar para desarrollar la ‘internacionalización’ de la UJA y fomentar su presencia en otros países?

A veces se simplifica la cuestión de la internacionalización a la movilidad, tanto para estudiantes como para profesores y personal de administración y servicios, y ésta no es más que una parte, también hay que hablar de proyección internacional.
En cuanto a movilidad vamos a intentar aumentar el número de convenios que tenemos con otros países y a revisar los que ya tenemos para que los niveles de calidad sean cada vez mejores. Por otro lado, también tenemos estrategias claras con zonas emergentes, donde la competencia es menor y hay mayor potencial para traer estudiantes a la UJA.
Respecto al tema de la proyección internacional, lo primero que queremos abordar es el tema de los rankings, cada vez hay más rankings que posicionan a las universidades a nivel internacional, por lo cual es importante conocerlos para saber cuáles son los que nos interesan y qué parámetros manejan. En el famoso ranking de Shangai la UJA está entre las 75 primeras en el ámbito de la informática, es la segunda de España.
Una forma de internacionalizarse es a través de la investigación, hemos creado la oficina de Proyectos Internacionales y la estamos dotando de personal y servicios para que los grupos de investigación que acudan a ella tengan un soporte administrativo y de asesoría importante.
Hemos aprobado la normativa de profesorado visitante y a corto plazo tendremos financiación para ello, es importante que vengan profesores de otras universidades, tanto de España como del extranjero. También vamos a potenciar que los profesores puedan optar al año sabático, que puedan eximirse de su actividad en esta universidad y dedicar un año a desarrollarla en otra universidad, para colaborar y generar sinergias. Si creamos la posibilidad del año sabático pero ningún profesor se interesa por el programa y viaja a otra universidad, no estará funcionando. No queremos sólo crear la posibilidad, queremos que se pongan en marcha, ser proactivos.

¿Cuál es su opinión sobre el compromiso de Susana Díaz de liquidar la deuda con las universidades?

Espero que sea así, más que con el discurso de Susana Díaz, yo me quedo con lo que nos traslada el consejero en reuniones de trabajo, que trabaja más directamente con nosotros, su objetivo es volver a la normalidad y que a final de la legislatura estemos en una situación razonable. El consejero está en disposición de que el año que viene todo vuelva a la normalidad, entre otras cosas, porque él ha sido rector hasta hace poco. Yo creo que en general va a haber una buena disposición entre los rectores y la consejería.


Compartir

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *