A golpe de Kin-Ball para educar en deporte

A golpe de Kin-Ball para educar en deporte


Medio centenar de estudiantes de la Universidad de Jaén se forman en valores de educación y deporte a través de Kin-Ball. Esta modalidad deportiva surgió a mediados de los ochenta de manos de Mario Demers, un profesor de Educación Física que aspiraba a eliminar los individualismos en el deporte y fomentar el trabajo en equipo. Desde entonces el Kin-Ball ha ido creciendo y ganando seguidores en todo el mundo, concretamente a Jaén llegó en el año 2008, y en estos nueve años la provincia, y el municipio de Martos especialmente, se ha convertido en un centro de referencia internacional para este deporte.

El profesor del Departamento de Didáctica de la Expresión Musical, Plástica y Corporal de la UJA y concejal de Educación, Deportes y Salud de Martos, Amador Lara, es uno de los principales propulsores de este deporte tanto en Jaén como en la universidad. “Lo conocí en 2003 cuando estudiaba en Toledo, iba a Madrid a jugar y allí donde iba intentaba llevarme este deporte, en 2008 conseguimos introducirlo en Martos”, explica Lara. “Al año siguiente la Asociación Española de Kin-Ball nos propusieron organizar el Campeonato de España y fue partir de entonces cuando Jaén, y Martos concretamente, se convirtieron en un lugar de referencia para la práctica de este deporte, de hecho los últimos 6 campeones de España son de equipos de Martos y el 80% de la selección española está constituido por jugadores que se han formado aquí”, añade. Además, el Kin-Ball Martos Club se proclamó campeón del Mundo, en categoría Junior, en julio de 2017.

Jugadores del Kin Ball en la UJA

Amador Lara señala que hace unos seis años contactaron con el Servicio de Deportes de la UJA e introdujeron este deporte en el campus, fecha desde la cual esta modalidad forma parte del Trofeo Universidad de Jaén. Actualmente hay cerca de 50 alumnos y alumnas de la universidad inscritos en este grupo y practican todos los viernes por la tarde en las instalaciones de Martos. Precisamente, el pasado jueves se celebró el torneo de Kin-Ball de la UJA, en el que tomaron parte 6 equipos y se jugaron 6 partidos. Los ganadores fueron ‘Brothers in Law’, en el primer puesto, y ‘Magis Team’, en el segundo. En total participaron 36 jugadores, menos de los cerca de 50 que conforman el grupo de la UJA.

Kin-Ball: Un deporte para transmitir valores

Esta modalidad se juega en un campo de 20 por 20 metros, sin redes ni obstáculos, y con un balón de más de un metro de diámetro y un kilogramo de peso. Juegan 3 equipos a la vez que por reglamento tienen que ser mixtos, fomentando así la participación de ambos géneros. El equipo que ataca debe lanzar el balón, y el que defiende debe evitar que toque el suelo, esta es la dinámica general del juego. A la hora del ataque todos los jugadores del equipo deben estar tocando el balón, esta es una norma destinada a fomentar el colaboracionismo de los miembros del equipo frente a la individualidad. “Todo el reglamento de Kin-Ball está enfocado a la transmisión de valores, que los equipos sean mixtos, del juego en equipo, el respeto al árbitro y al rival…”, subraya Amador Lara, quien precisamente usa este deporte en sus clases para formar a los futuros maestros de educación física y técnicos deportivos.

“Todo el reglamento de Kin-Ball está enfocado a la transmisión de valores, que los equipos sean mixtos, del juego en equipo, el respeto al árbitro y al rival…”

Jesús Carillo, por otro parte, es estudiante de 4º curso de Magisterio de Primaria en la UJA, hace cinco año que empezó a practicar este deporte y hace dos que fue campeón de España con su equipo ‘Roockies’. “Este deporte engancha mucho, es algo muy distinto a lo que se da habitualmente, es un juego de equipo y no requiere de mucho físico, sino más bien de agilidad y velocidad de reacción”, explica Carrillo para este periódico. El jugador relata que hay varias posiciones estratégicas para los jugadores, los que bloquean, los que tiene que correr a por el balón… En su caso, juega especialmente para correr y coger el balón evitando que toque el suelo. Para ello una de las jugadas más espectaculares de este deporte, según detalla, son los deslizamientos. Es decir, cuando el jugador corre y se desliza por el suelo para llegar al balón.

El siguiente paso para ver este deporte más arraigado al mundo universitario es que entre a formar parte de los Campeonatos de España y Universitarios y los de Andalucía como categoría deportiva, algo que Amador Lara no descarta que se dé en los próximos años. “Hemos realizado cursos formativos sobre Kin-ball en las Universidades de Pablo Olabide, Sevilla y Granada, entre otras”, matiza en este sentido, recalcando que este deporte ya ha empezado a entrar en la vida de muchos jóvenes y estudiantes universitarios.


Compartir
Comentarios
  • Antonio Lobillo#1

    6 marzo, 2018

    Hola buenas tardes. Soy Antonio Lobillo, estudiante del grado de educación primaria en la UMA, me dirijo a usted por si sería capaz de facilitarme algún contacto de alguien que sepa si existe alguna asociación o persona que practique kin – ball en Málaga, llevo varios días buscando y no encuentro de nadie, sería para empezar a incorporar este deporte en la universidad de Málaga ya que creo que es un deporte muy recomendable para fomentar muchos valores positivos que estamos perdiendo hoy día. Espero que me puedas ayudar, gracias de antemano.
    Un saludo.

    Responder

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *