La Conferencia de los Consejos Sociales pide una nueva ley de universidades en el marco de un gran Pacto de Estado

La Conferencia de los Consejos Sociales pide una nueva ley de universidades en el marco de un gran Pacto de Estado


Ante la próxima legislatura, al igual que hiciera la CRUE Universidades Españolas, la Asamblea General de la Conferencia de Consejos Sociales de las Universidades Españolas (CCSU) ha aprobado un comunicado ante la constitución el próximo martes de las Cortes Generales.

Entre las solicitudes que realizan los miembros de los Consejos Sociales destaca la petición de abrir un proceso conducente a la elaboración y aprobación de una nueva ley de universidades en el marco de un gran Pacto de Estado que cuente con amplio consenso parlamentario y participación activa de todos los agentes implicados.

Asimismo, la CCS expone la necesidad de modificar la “obsoleta legislación de universidades actual ya se ha convertido en una auténtica urgencia nacional, pues la continuación de su reiterado aplazamiento en el tiempo nos irá alejando cada vez más de los estándares internacionales y, consiguientemente, lastrará a medio y largo plazo la formación de nuestro capital humano, científico y tecnológico, que es nuestra mejor baza para seguir avanzando en crecimiento económico y bienestar social en el mundo digital de nuestro tiempo”.

Medidas para el gobierno universitario

A la petición de una nueva ley, los Consejos Sociales señalan la importancia de dotar de un nuevo modelo de gobierno a las universidad pública española, con mayor protagonismo de la sociedad en la gestión y en la rendición de cuentas. El objetivo de este modelo buscaría l incremento progresivo de la inversión pública destinada a universidades e I+D+i hasta alcanzar la media europea, resultan actualmente condiciones imprescindibles para acometer los grandes retos que tiene ante sí el sistema universitario español

Como grandes retos, la Conferencia de Consejos Sociales de las Universidades Españolas plantea la necesidad de adaptación de la oferta de enseñanzas universitarias a las demandas reales de la sociedad para garantizar la empleabilidad de nuestros titulados.  A esta medida también suma la mejora de los procesos de selección y promoción del personal docente e investigador para potenciar la meritocracia y garantizar la estabilidad profesional, evitando situaciones de precariedad.

Sobre los procesos administrativos, la CCS expone la necesidad de desburocratizar los procesos de toma de decisiones internas y de los sistemas de evaluación de la calidad para que nuestras universidades puedan responder con rapidez a los cambiantes requerimientos sociales.

Todo ello encaminado al fortalecimiento de la colaboración universidad-empresa y de la cooperación con instituciones públicas y entidades sociales para incrementar la capacidad de transferir conocimientos y tecnologías al tejido productivo y social, sin olvidar el impulso de los procesos de internacionalización en formación, investigación, transferencia y gestión para que nuestras universidades puedan ser más competitivas a nivel internacional.


Compartir