La constitución al claustro de la UAL marcada por los incidentes


La mañana del 16 de febrero fue larga para las 300 claustrales que  acudieron a la constitución del claustro de la Universidad de Almería. Al parecer un estudiante que no aparecía en el censo (no era claustral) votó durante la elección del Consejo de Gobierno.Después de constituir las mesas claustrales en el Paraninfo de la UAL, era el momento de votar a los 20 representantes que irían al Consejo de Gobierno. En el primer turno correspondió votar a los directores de departamento y fue entonces cuando un estudiante de Trabajo Social no claustral emitió su voto haciendo escribir su nombre en la lista censal en la que no aparecía.

A partir de ese momento miembros claustrales, en su mayoría estudiantes del Consejo de Estudiantes que detectaron la irregularidad,  interrumpieron el proceso para descubrir cómo y por qué estaba sucediendo aquello. Algunos alumnos se levantaron y gritaron en señal de protesta por lo que ellos creen que es una violación de la ley y acabaron por abandonar la sala. “Votar sin estar en una lista es un delito y queremos denunciarlo. Además la intención del chico resulta sospechosa sabiendo que la chica que presidía la mesa pertenecía a la misma agrupación que él de UalenPie” manifestó el vicepresidente del Consejo, Pablo Andrés Molina.

En la constitución del claustro no está permitida la entrada a las personas que no pertenezcan al órgano tal como recordó el rector Pedro Molina al principio de la reunión. Sin embargo, Cristian Alonso, el chico cuyo nombre no aparecía en la lista, no se dio por aludido porque él aseguró que creía sí ser miembro del claustro, tal como han declarado personas de la agrupación UalenPie a la que él también pertenece: “Él había recibido un email para que acudiera a votar y por eso creía que estaba dentro del claustro”. A lo que añadieron que “de cualquier forma el incidente no era para perder las formas como los estudiantes del Consejo hicieron gritando e insultando”.

La seguridad y el control de estas votaciones deben someterse al rigor de cualquier proceso electoral, es decir, comprobación de DNI y comprobación de nombres dentro de una lista. Sin embargo, la mesa de urnas que iba de la A a la D no cumplió con este requisito. Según los presentes en la mesa esto ocurrió porque pensaban que no se había incluido el nombre del chico por algún error.

Después de comprobar lo ocurrido, el rector anuló la urna concerniente y se repitieron las votaciones, a pesar de que un grupo de personas había abandonado la sala pidiendo la disolución de la mesa.

Declaración de los candidatos
Los candidatos a próximo rector, Javier de las Nieves y Carmelo Rodríguez han querido manifestar su valoración sobre los hechos que presenciaron. Carmelo cree que el control que hubo era el correcto aunque siempre se puede mejorar y “una vez que se detectó el error la polémica no debería haber continuado”. Mientras de las Nieves tiene una opinión bien distinta: “Es lógico que los estudiantes reivindiquen cuando ven una irregularidad sobre todo por parte de la actuación de la mesa”. De las Nieves cree firmemente que la mesa debería haberse disuelto “porque la fiabilidad en ese momento de la mesa queda cuestionada”.


Compartir

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *