“La ley electoral premia a unos y perjudica a otros”

“La ley electoral premia a unos y perjudica a otros”


“Lay ley electoral premia a unos y perjudica a otros”, es una de las conclusiones que se ha expuesto hoy en el Seminario de análisis electoral que se ha celebrado en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad de Málaga. Bajo la organización del VIII Máster en Sociología Aplicada de la UMA, tres expertos en Ciencia Política han debatido sobre los resultados de las pasadas Elecciones Generales, 28A y las próximas Municipales, Autonómicas y Europeas, 26M.

Francisco Llera, catedrático de Ciencias Políticas de la UPV/EHU, Pablo Oñate, catedrático de Ciencia Política y de la Administración de la UV y Ángel Valencia catedrático de Ciencia Política y de la Administración de la UMA, han hecho un recorrido por los resultados electorales de las pasadas elecciones, analizando el porqué y sus causas.

Una de las principales conclusiones a la que han llegado los tres ponentes es que la Ley D’Hont, sistema por el que se reparten los escaños en España, perjudica a algunos partidos y favorece a otros. Así, Francisco Llera ha expuesto como “gracias a esta ley PSOE ha ganado 22 escaños más y Unidas Podemos y VOX han perdido 10 y 12 respectivamente”. Según Oñate “es el tamaño del distrito lo que compromete la proporcionalidad, más aún cuando tenemos más de cinco partidos que alcanzan el 10% de los votos”.

Otra de las líneas en la que han estado de acuerdo los intervinientes es que nunca antes en España se había tenido tanto pluralismo político, tanto de partidos, como en los propios ciudadanos. “Quizás estamos ante un ciudadano diferente, un votante cambiante”, ha dicho Ángel Valencia. En esta misma línea, Llera ha indicado que “el bipartidismo se ha acabado, ahora los cambios son tan grandes que un antiguo votante de Podemos puede votar a VOX y viceversa”.

Los próximos retos en el análisis electoral

¿Cuáles son los retos próximos para nuestros gobernantes? Llera también ha dado la clave sobre esto. La cuestión catalana y la cohesión territorial es uno de los más incipientes. Luego le siguen otros como la inmigración, el cambio climático o el cambio tecnológico. Por último, los políticos también tendrán que hacer frente a las reformas fiscales, las desigualdades y la solidaridad.


Compartir