La normativa de permanencia, primer reto de la nueva Delegación General de Estudiantes


La Delegación General de Estudiantes de la Universidad de Granada (DGE) ha quedado constituida en la mañana de este lunes bajo la coordinación del todavía responsable del órgano representativo del alumnado, Gorka Martín. En su último discurso en el cargo, Martín ha pedido el “cariño” de los altos cargos de la UGR para que hagan sentir a los delegados “que su trabajo merece la pena”.

En una comparecencia celebrada en el salón de actos del Complejo Administrativo Triunfo, la rectora de la UGR, Pilar Aranda, ha agradecido la labor de los representantes del estudiantado y ha animado a los delegados salidos de las urnas el pasado 2 de diciembre, que no tienen “ataduras” con el equipo de gobierno, a ponerse a trabajar “desde ya”. Todo ello, ha dicho la rectora, en un momento social y político “de gran interés”, en el que la sociedad “nos mira como esperando respuestas”.

La modificación de las normas de permanencia, tal y como ha explicado la rectora, es el primer reto al que ha de hacer frente la nueva composición de la DGE. De acuerdo con el coordinador en funciones, Gorka Martín, las negociaciones “van en buen camino”. Dos de los ejes principales de la nueva regulación serían la disminución a seis del número mínimo de créditos a aprobar cada curso y la supresión de la norma que obliga a contar la convocatoria incluso cuando el alumno no se presenta al examen.

En su último discurso como coordinador, Gorka Martín ha felicitado a sus compañeros y ha animado a los recién llegados a vivir su nueva tarea “con pasión”. Tras 32 meses como miembro de la delegación y año y medio como coordinador, Martín ha destacado la “vocación” necesaria para representar a los estudiantes de la UGR, en especial a la hora de compaginar los estudios con el trabajo en la delegación.

También ha hecho balance de sus objetivos, “cumplidos en cierta forma”, que ahora quedan en manos de los estudiantes elegidos en diciembre. Ellos serán los encargados, ha afirmado Martín, de dar continuidad a las metas propuestas, y hacerlo además “en tiempos de cambio”. Para ello deben disfrutar del trabajo “con las manos sucias”. El coordinador ha invitado a mirar al pasado para aprender de los errores y ha advertido de que llegarán “muchos éxitos”, pero también “fracasos”. Gorka Martín ha concluido definiendo la pertenencia a la DGE como “una de las mayores devociones que se pueden vivir como estudiante en esta universidad”. Estudiantes y personal docente, durante el acto de constitución de la DGE

Al acto también ha acudido el vicerrector de Estudiantes y Empleabilidad, José Antonio Naranjo, quien ha calificado a los estudiantes como “la razón de ser” de la UGR, ya que de sus ideas “depende el avance” de la institución. Naranjo se ha puesto a disposición de los alumnos para trabajar en las “muchas cosas por hacer”. “Vuestros logros serán también los nuestros”, ha comentado el vicerrector.

Por su parte, el presidente de la Comisión de Garantías Electorales de la UGR, Ignacio Jiménez, ha hecho un recorrido por las leyes que han permitido la democratización de los procesos de participación del alumnado de las universidades. El último de ellos, el estatuto de 2011 que reconoció por primera vez a la DGE como máximo órgano de representación estudiantil en la UGR.

Tras las intervenciones, los miembros electos de la delegación han conformado por sorteo la mesa electoral que estará vigente a lo largo de los próximos dos años. Este jueves, 14 de enero, se celebrará la votación para elegir a los representantes unipersonales y colegiados de la DGE, de la que saldrá el nombre del coordinador que recogerá el relevo de Gorka Martín.


Compartir

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *