La Resistencia Humanística planea dar un golpe de efecto académico y social en Almería

La Resistencia Humanística planea dar un golpe de efecto académico y social en Almería


Chanca, Puche, Cabo de Gata y Tabernas son la ‘cara visible’ de la Resistencia Humanística. Estudiantes de Historia y del doble Grado en Estudios Ingleses y Filología Hispánica en la Universidad de Almería que, con el ‘apoyo en la sombra’ de los miembros de la Asociación Sapere Aude y de la Delegación de Estudiantes de Humanidades, se han propuesto dar un golpe de efecto académico y social para, cual Robin Hood, darle al necesitado lo que en teoría es suyo.

La Resistencia Humanística nace en la UAL.

La Resistencia Humanística nace en la UAL.

Una iniciativa que surgió en septiembre, mientras preparaban la Jornada de Bienvenida Universitaria de la UAL celebrada a mediados de octubre en la que fueron protagonistas del cartel anunciador. Concretamente, comenzó a través de los miembros de la Delegación a causa de la casi inminente extinción del Grado en Humanidades. Fue entonces cuando pensaron que vestirse como los personajes de ‘La casa de papel’ daría una buena imagen para poner el foco sobre el tema de la resistencia, por el éxito de la serie a nivel mundial. “Pensamos que era una buena forma de llamar la atención“, comentan.

Así, ataviados como los personajes de esta exitosa serie y eligiendo sus pseudónimos en base a algunos barrios de la capital almeriense y localizaciones emblemáticas de la provincia que demandan más atención y puesta en valor; este movimiento estudiantil ha nacido para alzar la voz por sus derechos académicos. Una revolución que, casi sin darse cuenta, ha traspasado los límites del campus y también pretende dar visibilidad a problemas de la ciudadanía almeriense.

El ‘cambiazo’ humanístico

A día de hoy, en la institución almeriense al Grado en Humanidades le restan dos promociones, señalan desde la Resistencia Humanística. Situación a la que esperan darle un ‘cambiazo’, como si del golpe de una banda se tratase, a través de tantas actuaciones y reuniones como sean necesarias. Y es que, apuntan, “el problema está en que en las Jornadas de Orientación Preuniversitaria, cuando vienen los estudiantes, no saben lo que es el Grado en Humanidades porque no se está haciendo una campaña de captación en institutos como se hizo, por ejemplo, con Matemáticas”.

“Tenemos una Facultad de Humanidades que no está haciendo los mecanimos necesarios para que el Grado resurja”, insisten los ‘rebeldes’ humanistas. Por ello, para reavivar el Grado en Humanidades, se han reunido ya con los departamentos, dirección de departamentos, decanato y con el vicerrector Juan García cuando aún era respondable de Ordenación Académica. Un mensaje que, incluso, trasmitieron al rector, Carmelo Rodríguez, en las reuniones de cara a las elecciones.

No están solos en su lucha por salvar el Grado de Humanidades.

No están solos en su lucha por salvar el Grado de Humanidades.

Reuniones a las que acuden con numerosas propuestas que, tanto ellos como sus compañeros ‘tras las cámaras’, consideran esenciales. Y es que “si se llevaran a cabo las medidas necesarias, tanto de captación como para remodelarlo, segurísimo que un montón de gente se matricularía”. Medidas entre las que estarían implementar unas ‘Humanidades digitales’, un plan de estudios atractivo y ordenado, cambiar asignaturas innecesarias por otras más prácticas, dar más presencia a Antropología y Sociología, abordar temas como genética o biología, ofrecer herramientas sobre investigación (de cara a la realización del TFG) o, entre muchas otras, la reconversión del profesorado con una metodología más actual y atractiva.

En este sentido, desde la Resistencia Humanística consideran que “el Grado de Humanidades no tiene el problema. Lo tienen los que gestionan el Grado y creemos que deberían hacérselo mirar, porque el Grado en Historia ha rebajado a la mitad los matriculados. Primero está en peligro Humanidades, y después va Historia”. Aún así, “lo que estamos diciéndoles es que lo pueden hacer bien. Si se ponen, pueden. Pero que también cuenten con los estudiantes”.

El ‘Plan Social’ de la Resistencia Humanística

Además del golpe académico, los cuatro integrantes de la Resistencia Humanística, junto a su ‘red de contactos’, planean también asaltar los problemas sociales de Almería. Para ello, aunque reman en la misma dirección, cada uno es especialista en un área. En el caso de Puche, sus demandas se centran en actuaciones sociales para dotar a barrios marginales de la capital, como el que da nombre a su personaje, de los servicios y políticas necesarias para que sus vecinos tengan las mismas oportunidades que el resto. “Queremos reivindicar que se les trate como a los demás barrios de Almería, porque se observa que hay de primera y de segunda”, señala.

Por otro lado, Chanca lucha por recuperar y reforzar la identidad almeriense, la cultura local y por dar más visibilidad a la historia y la cultura de Almería, especialmente en el área del Casco Histórico. Reivindicaciones donde cobran gran protagonismo el Carnaval, “que ha perdido su identidad para ser una copia extraña del de Cádiz” o los ‘Gigantes y Cabezudos’, muy arraigados a los barrios de La Chanca y Pescadería y en peligro.

Reivindican y defienden la identidad y patrimonio de Almería.

Reivindican y defienden la identidad y patrimonio de Almería.

En cuanto a Cabo de Gata, su especialidad pasa por la protección medioambiental del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar, la puesta en valor de este enclave idílico y su protagonismo como escenario de cine. Una zona catalogada como Geoparque Mundial por la Unesco que “no está tan cuidado como debería” y en el que se han levantado invernaderos y construcciones ilegales en los últimos años. Por último Tabernas, en representación del mayor escenario de cine de la provincia, señala el “desaprovechamiento del potencial de Almería” al ser un lugar para la historia cinematográfica internacional durante las últimas décadas. Por lo que “buscamos que se ponga en valor como enclave de cine y cómo podría repercutir su aprovechamiento a toda la provincia a nivel económico”.

Próximos golpes

La Resistencia Humanística nació en la UAL, pero cualquiera puede formar parte de ella pues “tenemos muchos personajes pensados y necesitamos gente”. Además, tras la atención recibida, “ahora muchas asociaciones y colectivos se han puesto en contacto con nosotros y obviamente nosotros estamos más que dispuestos a participar”. Como ejemplo, el 8 de marzo, que contará con la Resistencia Feminista.


Compartir