“La simbiosis empresa-universidad tiene que existir”

“La simbiosis empresa-universidad tiene que existir”


Prudencio Escamilla es ingeniero industrial de profesión. Su trabajo diario está inserto en este sector, pero a él suma su compromiso con la Universidad de Cádiz, institución de la que es egresado y que, además, representa como presidente del Consejo Social universitario desde 2013. Con su espíritu imparable une a las cientos de tareas diarias la presidencia del Foro de Consejos Sociales de las Universidades Públicas de Andalucía desde el pasado agosto, sin dejar de lado el fuerte vínculo empresarial que siente gracias a su faceta de ingeniero, que desarrolla como director del Centro Bahía de Cádiz (CBC) de Airbus Military.

Gaditano de adopción, desde los seis años lleva con orgullo el nombre de la ciudad y de la provincia. Ahora suma el nombre de su Universidad hacia una mayor vinculación con toda la sociedad.

¿Cuál es el papel del Consejo Social en la UCA? ¿Podría existir una universidad ajena a la sociedad?

El Consejo Social de la UCA juega el mismo papel que el resto de Consejos Sociales,  pues es una figura que está tipificada por la LAU, donde se recogen sus funciones. Su papel grosso modo busca garantizar la conexión eficiente y real entre la universidad y la sociedad, es decir de alguna forma ser garante y asegurar que la universidad está actuando y generando transferencia de conocimiento así como la labor que realiza está orientada hacia donde la sociedad espera y necesita. Se podría decir que en el Consejo Social universitario somos embajadores de la sociedad.

Respecto a la segunda pregunta creo que la universidad cambia mucho, ha evolucionado en gran medida y es precisamente la conexión con la sociedad la que la ha hecho evolucionar. Hoy en día tener una universidad que obviara la sociedad es impensable.

¿Cómo definiría su papel al frente del Consejo Social?

En el Consejo Social se designan a personas por distintos estamentos, somos personas de la vida social y del espectro más completo de todos los sectores, representando tanto a la cultura, a las empresas y a todas las sensibilidades políticas como sindicatos o partidos.

En Cádiz somos 26 consejeros y hacer la función de presidente, a parte de representar formalmente al Consejo Social, también lleva intrínseco el liderazgo sobre el equipo, para hacer que esas personas tan diversas se complementen eficazmente y se enlacen.

Cada vez se le da más importancia a la transferencia del conocimiento ¿Cómo puede actuar el Consejo Social para fomentar esa transferencia?

Nosotros tenemos un mecanismo de observación continua, para buscar dónde están las necesidades. Vivimos en un contexto dinámico que hace que lo que hoy vale mañana cambie. Tenemos observatorios y análisis objetivos sobre cuáles son las necesidades. Se suma la planificación estratégica de las universidades que van en conexión con esas necesidades. Un tema básico es validar que la estrategia de la universidad y la acción planificada responde a las necesidades. La tarea más importante del Consejo Social es la observación continua de las necesidades y la confirmación de que esas necesidades están siendo cubiertas por las titulaciones.

Es responsabilidad del Consejo Social saber que se está dirigiendo bien la transferencia así como solicitar aquellos estudios y análisis que se valoren desde la sociedad.

Foro Consejos Sociales de las Universidades Públicas de Andalucía

De la mano pero con autonomía

Como presidente del Foro de los Consejos Sociales de las Universidades Públicas de Andalucía, Prudencio Escamilla suma la representación de todos los Consejos  Sociales andaluces, tanto de forma interna como voz de Andalucía ante el resto de España.

Tal y como subraya el propio Escamilla, “a nivel interno el Foro tiene la vocación de optimizar las mejores prácticas y conseguir mejor eficiencia. Lo que hacemos es mapear como se desarrolla cada práctica o iniciativa y al final buscamos la optimización global de todo. Hacía fuera lo que hacemos es unir la voz, somos nueve universidades que llevan la misma voz y eso nos hace fuerte”.

Sobre la unión que las distintas universidades tienen tanto a nivel académico como a nivel de sus Consejos Sociales, Escamilla señala que “las universidades van en una dirección muy parecida y además los Consejos Sociales las conectamos también, somos un agente interno. Hay universidades que lo hacen mejor que otras pero al final es el modelo optimo en beneficio de todos.  Yo creo que las universidades tienen que estar conectadas, pero a la vez tienen sus singularidades y entornos. El modelo de Distrito Único es importante por la alineación pero eso no necesariamente implica que vaya todo en un mismo sentido”.

De esta manera, respetando la autonomía universitaria, desde el Foro de Consejos Sociales se trabaja para facilitamos la comunicación entre los distintos Consejos Sociales y crear las sinergias positivas. Todo ello encaminado a trabajar en común, intercambiar buenas prácticas y facilitar la interlocución con las distintas administraciones académicas y educativas, pues esto “solo tiene ventajas”.

Centrándonos en el Consejo Social de la UCA ¿Cuáles diría usted que han sido los mayores avances que se han llevado a cabo en los últimos años?

La UCA es una universidad bastante proactiva en los requerimientos de la sociedad. En la actualidad globalizada las empresas tienen que ser extremadamente ágiles, en su definición y adaptación. Las universidades tienen que hacer exactamente igual. La simbiosis empresa-universidad tiene que existir y hay muchos elementos para garantizar que se da esta unión. Para ello hay diferentes herramientas, por ejemplo un modelo actual es la formación DUAL. La formación DUAL significa que parte de la formación del alumno se haga en la propia empresa, incluso que personas de la empresa sean profesores en la universidad durante una parte de la formación. La formación DUAL es la vanguardia y el modelo hacia el que todos queremos ir. No son prácticas, es una formación que se hace directamente en la empresa.

Prudencio Escamilla, presidente del Consejo Social de la UCA, expone la importancia de la vinculación entre el entorno académico universitario y los sectores sociales y empresariales

Prudencio Escamilla, presidente del Foro de Consejos Sociales de las Universidades Públicas de Andalucía

Otro modelo hacia el que se avanza es el modelo de Cátedras, donde al final por un acuerdo marco se orquestan una serie de actuaciones donde la universidad se conecta totalmente con la empresa. Es un retorno beneficioso para ambas partes.

¿Qué le diría usted a los estudiantes que actualmente se están formando en la UCA desde su experiencia?

Hay que ser consciente de que hoy las oportunidades que tenemos y las profesiones están cambiando con mucha rapidez. Hoy por ejemplo se pide una formación en digitalización que no existía hace unos años, y las profesiones del futuro van a  ser inimaginables respecto a lo que tenemos hoy. Yo a los estudiantes les pediría apertura al cambio, adaptabilidad y sobre todo
apertura internacional, con idiomas y formación complementaria. Pero además de a los estudiantes hay que pedírselo al sistema.

Es importante que los estudiantes tengan la disposición pero sobre todo lo que hay que tener son condiciones para que los estudiantes tengas esas opciones y puedan acceder a ellas.


Compartir

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *