La UAL investiga el uso de las microalgas para el tratamiento y reutilización de residuos animales


Investigadores de la Universidad de Almería (UAL) llevan algo más de un año trabajando en un proyecto nacional de producción de microalgas con el fin de obtener bioproductos. Para el desempeño de esta gran apuesta científica, el equipo investigador perteneciente al Departamento de Ingeniería Química de la UAL trabaja junto a la Fundación Cajamar, el Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León (ITACyL), el Departamento de Ingeniería Química y Tecnología Ambiental de la Universidad de Valladolid y el apoyo del Departamento de Ecología, Genética y Microbiología de la Universidad de León (ULE).

Una unión de conocimiento entre profesionales de distintos organismos y universidades que, financiados por el Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria (INIA) y coordinados a través de dichas instituciones, tienen como objetivo desarrollar procesos sostenibles de depuración de residuos agroindustriales (principalmente purines animales) empleando consorcios de microalgas y bacterias; y realizar la transformación de los contaminantes contenidos en dichas aguas en productos de interés (piensos animales, biofertilizantes, biogás, bioetanol, biodiesel, etc.).

De esta manera, con la realización del proyecto denominado ‘Valorización de efluentes agroindustriales mediante producción y aprovechamiento integral de microalgas para la obtención de bioproductos (Puralga)’, se pretende obtener un agua regenerada apta para su reutilización y unos productos que garanticen la viabilidad económica y la sostenibilidad del proceso global; desarrollando así un catálogo de herramientas que permitan abordar la implantación de este tipo de procesos con mayor eficiencia y seguridad.
Investigador del proyecto realizando algunas comprobaciones.
Relevancia del proyecto

La acumulación de explotaciones ganaderas genera importantes problemas medioambientales derivados de la generación de excrementos animales. Una de las soluciones posibles es su utilización directa en el campo como fertilizante, pero su aplicación debe hacerse de forma controlada; una mala gestión de estos residuos puede producir infiltraciones en los acuíferos y la aparición de contaminación ambiental.

Por motivos como estos, es necesario desarrollar procesos sostenibles de depuración de residuos que conlleven además un bajo consumo de energía y una elevada recuperación de nutrientes inorgánicos como el nitrógeno y el fósforo (muy abundante en las eyecciones animales). Así, la depuración de éstos con microalgas aportaría varias ventajas al proceso, como pueden ser una reducción del consumo de energía frente a otros sistemas, la recuperación del nitrógeno contenido en el efluente o la reducción de las emisiones de CO2 de los sistemas de tratamiento convencionales.

De esta manera, el aprovechamiento de lo que en principio era contaminante para la producción de biocombustibles, biogás, biofertilizantes y otros subproductos de interés permite cerrar el ciclo. Con este proyecto en el que trabaja la UAL junto al resto de universidades y entidades citadas, se pretende transformar un proceso costoso como es la depuración de efluentes agroindustriales en un sistema positivo energéticamente, y que además genere beneficios económicos y medioambientales.

Por ese motivo y con la intención de hacerlo posible cuanto antes, los investigadores de los centros participantes ya se han puesto en marcha, sumando sus respectivas experiencias y coordinando el uso de sus instalaciones para maximizar el uso de los recursos disponibles.

Así, con los trabajos realizados hasta la fecha por los investigadores de la UAL y resto de universidades, se confirma la viabilidad de utilizar las microalgas en sistemas de depuración de efluentes agroindustriales y cómo el empleo de estos sistemas permite obtener importantes ahorros energéticos, además de obtener productos de valor comercial. Por ello, la intención del equipo de trabajo es la de optimizar estos sistemas y lograr procesos comerciales beneficiosos dentro de tres años, cuando concluya el proyecto.


Compartir

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *