La UJA, una universidad responsable y solidaria

La UJA, una universidad responsable y solidaria


Cada año, casi medio millón de personas realizan actividades de voluntariado en Andalucía. En España, esa cifra supera los tres millones de ciudadanos comprometidos quienes, a través de la acción y participación directa, trabajan para la mejora del bienestar social de manera altruista y desinteresada. Esta es una fuerza inmensa y nos habla de humanidad y solidaridad. Estos datos nos mueven a recuperar la esperanza en el ser humano, en un mundo más justo que solo puede lograrse mediante el reconocimiento del sufrimiento y la necesidad de otros, de no esperar a que entes superiores solucionen los problemas que aquejan a la sociedad y de individuos que se organizan y ponen manos a la obra.

La Universidad de Jaén mantiene como parte de su misión la mejora del contexto social en el que se inserta y, con la fuerza de miles de estudiantes, sensibiliza y facilita la participación de su comunidad universitaria en apuestas transformadoras nacidas desde la responsabilidad social de cada uno de sus integrantes, pero articulando diversos programas que hagan más efectiva la movilización por la mejora de las condiciones de los más débiles en este tejido social que conformamos.

Podemos estar muy orgullosos de la UJA. Cada año, se recogen un millar de donaciones de sangre, más de trescientos universitarios realizan voluntariado en organizaciones externas, doscientos de ellos se forman a través diversos programas: alojamiento compartido con personas mayores, iniciación al voluntariado, voluntariado y nuevas tecnologías,  voluntariado ambiental, voluntariado cultural, cooperación para el desarrollo y otros cursos y jornadas que capacitan a los miembros de nuestra comunidad universitaria para que su motor interno, solidario y cálido, se convierta en la ilusión de otros, su esperanza, su compañía o su razón para seguir luchando, día tras día, por mejorar sus condiciones de vida.

Nuestros estudiantes, profesores y personal de administración ayudan a inmigrantes a aprender español, a personas mayores a no sentirse tan solos, a la integración de personas con discapacidad, al desarrollo sostenible de comunidades en países empobrecidos, a conseguir energía donde la electricidad no llega. En definitiva, queremos que tras su paso por la UJA nuestros jóvenes sean más personas, aprendan a ser más “nosotros” y menos “yo”. Como dice Han Jonas, filósofo alemán, “la responsabilidad es la carga de la libertad”.

por Arturo Montejo
Director de Secretariado de Responsabilidad Social de la Universidad de Jaén


Compartir