La UMA y la Junta de Andalucía se reúnen para abordar las acciones con las que se intenta combatir el coronavirus

La UMA y la Junta de Andalucía se reúnen para abordar las acciones con las que se intenta combatir el coronavirus


Representantes de la Universidad de Málaga y de la Junta de Andalucía han celebrado un encuentro virtual para abordar distintas colaboraciones. La UMA lleva demostrando su compromiso con la sociedad desde los primeros momentos de la crisis a través de acciones y actividades que se han puesto en marcha  para combatir la pandemia sanitaria y a facilitar el confinamiento de las personas.

La reunión se ha celebrado a instancias de la delegada de la Junta en Málaga, Patricia Navarro, a la que han acompañado presencialmente la delegada de Empleo, Formación y Conocimiento, Carmen Sánchez, y Carlos Bautista, delegado provincial de Salud. Por la Universidad han comparecido por videoconferencia el rector, José Ángel Narváez, y el vicerrector de Investigación y Transferencia, Teodomiro López Navarrete.

Los participantes han coincidido en señalar la importancia de la colaboración y el compromiso entre sus instituciones, tanto en el análisis de los distintos aspectos que se van a ver influidos por esta crisis como en sus posibles soluciones a medio y largo plazo. En este sentido, la delegada ha subrayado la “estrecha relación a la hora de trabajar de forma conjunta, coordinada y unida”.

Los representantes de la Junta han agradecido, además, a la UMA “la aportación de su talento y conocimiento en la lucha contra el Covid-19”, una aportación, que, entre otras cosas, se ha basado en poner a disposición de las autoridades sanitarias abundante material clínico, equipamiento, investigadores y programas enfocados a paliar la crisis sanitaria.

Una universidad comprometida

De esta forma, la Universidad de Málaga, como universidad pública, sigue trabajando para la sociedad y sus ciudadanos, abierta para colaborar en la solución de los problemas que se presenten.

Así, entre las iniciativas cabe destacar la puesta en marcha del respirador denominado ‘Andalucía Respira’, que ya se está fabricando en Fujitsu. También, la entrega de guantes, mascarillas y distinto material textil procedente de sus laboratorios; infraestructura y personal investigador para realizar la prueba de diagnóstico del coronavirus; laboratorios con equipos para realizar la técnica PCR; y distintos trabajos con los que abundar en la investigación de la pandemia, como la cartografía de los afectados por Covid-19.

Otros investigadores también han donado la potencia de cálculo de sus recursos de computación, mientras que la Delegación de Igualdad ha confeccionado distintas campañas para ayudar a los necesitados y recoger fondos. Otros profesores están trabajando con escuelas e institutos con programas online dirigidos a estudiantes.

 


Compartir