De la URJC a hacer prácticas en Disney

De la URJC a hacer prácticas en Disney

0

¿Quién no ha soñado alguna vez con trabajar en Disney? ¿Y en California? Mejor imposible. Una “oportunidad única en la vida”, como destacan todos los que han pasado por allí. En España, solo la institución madrileña tiene firmado este acuerdo con Disney, como nos explica Pablo Tomás Salvadores Alonso, Jefe de Servicio de Relaciones Internacionales de la URJC. Aula Magna ha sido testigo del último paso de la selección de los próximos 39 alumnos que dentro de unos meses podrán trabajar para la mayor companía de entretenimiento del mundo. Primero toca una charla explicando cuáles serán sus funciones allí (los puestos de trabajo se dividen entre Merchandesing, Servicios de Hostelería , Operaciones y Personal de Seguridad), y las normas que deberán cumplir para después afrontar una entrevista cara a cara con el personal de Disney.

“Llevamos trabajando conjuntamente con Disney desde hace siete años, con más de 450 alumnos que han realizado las prácticas (remuneradas), siempre con muy buenos resultados”, resalta Pablo Tomás Salvadores, quien desvela que el acuerdo se hizo posible tras un encuentro en una Feria Educativa. Cada año van un total de 70 estudiantes de la URJC, divididos en dos grupos. “La mayoría son estudiantes de Turismo, Marketing, Audiovisual, Periodismo o ADE. Pueden realizar las prácticas a partir del tercer año, aunque nosotros siempre les recomendamos que es mejor hacerlas una vez terminada la carrera”, señala el Jefe de Servicio de Relaciones Internacionales de la URJC.

Cambiar de universidad para poder hacerlas

Un programa de prácticas donde también tiene un peso muy importante la formación del estudiante. El tercer pilar de este proyecto lo forma la Universidad de California, también presente en el proceso de selección de los estudiantes en Madrid. Antes comenzar a trabajar en las instalaciones de Disney, todo ellos tienen que pasar quince días en la Universidad de California. “Para nosotros lo más importante son las aptitudes y la actitud. Buscamos gente que quiera aprender, descubrir nuevas cosas”, explica Brian Davey, de la Universidad de California. Pero la formación no se acaba en esos quince días. Durante los seis meses de prácticas en Disney tienen clases online de acuerdo a sus respectivos estudios. “El nivel de inglés es importante, pero no pedimos que sean bilingues. Sí tienen que tener como mínimo un B2 o un C1”, advierte Brian Davey, quien, por otro lado, descarta que la política de los visados del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, puede tener repercusión en estas prácticas: “Ellos podrían utilizar el visado J-1 de intercambio cultura”. Un programa que se ha convertido en referencia internacional y del que están más que orgullosos en la URJC. “Muchos estudiantes incluso cambian de universidad para poder realizar estas prácticas”, resalta Pablo Tomás Salvadores.

Las prácticas en Disney se convierten luego en “un factor diferencial en las entrevistas trabajo”

Grupo de estudiantes de la URJC que ha realizado las prácticas en Disney

“Lo primero por lo que te preguntan en una entrevista de trabajo es por tu experiencia en Disney. Quieren saber más sobre lo que has hecho y como ha sido tu estancia”, señala Nabil Boufada. Y es que las prácticas en Disney enriquecen la carta de presentación de los estudiantes de cara a las empresas, “conviertiéndose en un factor diferencial respecto al resto”, añade este estudiante de Comunicación Audiovisual de la URJC, quien pasó por Disney hace un año. “Todos los estudiantes, a su vuelta de las prácticas en Disney, encontraron trabajo”, señala Pablo Tomás Salvadores Alonso, Jefe de Servicio de Relaciones Internacionales. A Estela Martín, periodista, su experiencia en Disney le ha abierto las puertas en la empresa norteamericana: a partir del próximo mes comienza a trabajar en los Cruceros Disney. Un hecho que la hace única, ya que nunca antes un estudiante de la URJC que había realizado las prácticas en California había terminado con un contrato en la compañía. “Para mí ha sido lo mejor, me gusta mucho como empresa”, explica Estela.
Pero para conseguir ese ‘sello Disney’ hay que trabajar muy duro. Todos los que han pasado por esta experiencia señalan los enormes beneficios personales y profesionales, pero también la “disciplina con la que se trabaja allí”. Y es que no Disney marca una líneas muy estrictas para todos los estudiantes que viajan a California, más de 5.000 al año de todo el mundo. En la charla previa a las entrevistas a los próximos candidatos, se le explica las normas que tienen que cumplir para poder acceder a este beca, destancado el cuidado de la imagen personal, como por ejemplo que los tatuajes no sean visibles al público. Una vez allí, no solo les pide cumplir dentro del trabajo, también fuera: si no se respetan las normas de limpieza de los apartamentos, Disney puede mandar de vuelta a casa al estudiante.

Sobre el autor
Héctor García

Héctor García

Coordinador en Madrid de Aula Magna/ [email protected] Licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense. He trabajado para medios como Diario Marca, Qué!, Compromiso Empresarial y Discovery Channel.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *