LABMálaga, un laboratorio para escuchar a la ciudad

LABMálaga, un laboratorio para escuchar a la ciudad



Como parte del trabajo que las universidades realizan cada día para acercarse a la ciudadanía, la Universidad de Málaga ha presentado el proyecto LABMálaga, gestionado por la Fundación General de la UMA en colaboración con el espacio cultural La Térmica, de la Diputación de Málaga.

La iniciativa LABMálaga presenta un “laboratorio” social donde difundir y promover la innovación social en Málaga y su provincia bajo la premisa de que los retos a los que se enfrenta una sociedad compleja son tantos y tan diversos que requieren de la creatividad de mucha gente, como son profesionales, académicos, artistas, empresas, asociaciones, administraciones y activistas. Así, desde la Universidad y la Diputación se busca dar voz a los diferentes colectivos con ideas para mejorar la vida en las ciudades e incluirlos en la discusión pública.

La presentación de LABMálaga ha contado con la participación del director de la FGUMA, Diego Vera, el director de La Térmica, Salomón Castiel, y el profesor de Ciencia Política y coordinador del proyecto Sebastián Escámez. En palabras de Vera, con LABMálaga se pretende “detectar nuevas formas de pensar y captar el talento intelectual”, contando para ello con La Térmica, la cual según ha señalado Castiel tiene un lado social en el que se analizan con rigor los problemas de la sociedad y lo que ocurre en el entorno próximo y en este marco encaja a la perfección este nuevo proyecto.

Primeros pasos de LABMálaga

Hasta el momento se han celebrado tres actividades. Así, en Alhaurín el Grande se aportaron ideas para el sistema agroalimentario de Málaga; en La Térmica, el colectivo n’UNDO presentó un nuevo modelo de arquitectura y urbanismo basado en la no construcción y la reutilización, y por último, en el Rectorado se habló sobre los pros y los contras del turismo en el centro histórico de esta ciudad y cómo afecta a sus residentes.

La primera de las actuaciones, puesta en marcha desde el pasado noviembre, se denominó “Radar. Ideas nuevas para un futuro común”. Se trató de un ciclo de charlas y debates, de asistencia gratuita, para dar a conocer experiencias de referencia desarrolladas en Málaga o fuera de ella, pero incorporando la reflexión sobre su réplica en este entorno. Se apuesta así por nuevas formas de pensar y hacer la cultura, el urbanismo, la sostenibilidad ambiental y social, la lucha contra la pobreza, el diseño social participativo, la economía circular, el turismo, la integración de la diversidad funcional, etc.

Próximos encuentros en LABMálaga

Las próximas charlas programadas son:

  • 4 de febrero. “En defensa de la vivienda”, La Térmica. Con la participación de David Madden, profesor del Departamento de Sociología y el Programa de Ciudades de la London School of Economics, Antonio Yuste, profesor de filosofía y miembro del Sindicato de Inquilinas, y Carmen Lagos, de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca.
  • 6 de marzo en Fuengirola – 7 de marzo en La Térmica. “Big Data para mejorar la vida de la gente”. Con Antonio López Peláez, catedrático de Trabajo Social y Servicios Sociales de la UNED, especialista en e-Social Work, y Joaquín Castillo de Mesa, profesor de Sociología de la UMA, especialista en  iniciativas de transformación social basadas en la tecnología.
  • 3 de abril en Nerja – 4 de abril en La Térmica. “Todo lo que la basura puede hacer por nosotros”. Con la intervención de Mónica Gutiérrez Herrero, del equipo de Basurama Madrid y Fernando Calvo, Ingeniero ambiental de Waste Water & Energy Consultores y profesor de la Universidad de Granada.
  • 30 de mayo. “Niños en residencias de ancianos y más: el envejecimiento activo y la innovación social”, La Térmica. Con la intervención de José Manuel Marín Carmona, del Centro de Envejecimiento Saludable.

 

La idea es que, en el futuro, se desarrollen otras acciones. Una de ellas podría ser la convocatoria de ayudas a proyectos de innovación social que estén relacionados con la participación de democrática, ecocivismo, creación artística y científica comunitaria, economía circular, derecho a la ciudad, alianza campo-ciudad, ciudadanía de los mayores, infantil y juvenil y diversidad funcional.


Compartir