Las jugadoras de voley de la UMA, a superar el bronce en el CAU


La selección femenina universitaria malagueña de voleibol empezó con sus entrenamientos selectivos para formar al equipo que representará a la UMA en el próximo Campeonato Andaluz Universitario que será en la UGR del 21 al 23 de marzo, en cuya pasada edición las malagueñas fueron bronce. Al frente del combinado desde hace tres años están Francisco Amores y Óscar Martín. Pertenecientes al CD Unideba de Torremolinos, ambos son conocedores de la competición federada de la provincia, de la que muchas participantes son universitarias.

Desde el inicio de curso se abrió el proceso de inscripción para formar parte de esta selección que, como en los últimos años, ha rondado la treintena de jugadoras que este año se reúnen los martes. “Pueden probar independientemente del nivel que tengan ya que se llama a toda persona interesa que se inscriba”, explicó Paco Amores, quien añadió que “entre noviembre y enero se empiezan a conformar las distintas selecciones universitarias”.

Las chicas seleccionadas suelen estar en diversos equipos federados, “por lo que intentamos no coincidir con el horario de sus clubes y entrenamos un día a la semana hasta la concentración para el CAU, que son tres días”, estableció el seleccionador que indicó que “si se queda campeón, se accede al Campeonato de España Universitario”.

El primer año que ambos técnicos se pusieron al mando del combinado universitario hicieron en la competición andaluza un quinto puesto; el año pasado fueron terceras y “este año, como mínimo, aspiramos al bronce; y si nos podemos meter en la final, sería increíble porque en los últimos años el nivel ha ido subiendo en la selección universitaria”, confesó el técnico y entrenador.

“Normalmente realizan dos entrenamientos para comprobar el nivel”, explicó Óscar Martín que hizo hincapié en que “aquí son compañeras y fuera, en la competición federada, son rivales. Lo que hacemos es que se conozcan y se coordinen”. Según Amores, “si logran éxitos deportivos tendrán en recompensan ayudas económicas de la UMA”.

Dos de las jugadoras que formaron parte de la generación de bronce y que participan esta edición son Laura González, estudiante de Arquitectura, y Alejandra García, de Terapia Ocupacional. Las dos señalaron la dificultad para “jugar junta gente con poca experiencia y otra que juega en competición federada”.

Las jugadoras que no entran en las 14 seleccionadas finales tienen la oportunidad de seguir participando tanto en el Trofeo Rector como en las Escuelas Deportivas de la universidad: que son dos días a la semana con un aforo de 20 plazas.

En cuanto a los rivales en el CAU, los técnicos indicaron a “Granada y Almería como los punteros, pero este año se espera un nuevo gallito: Sevilla. Porque cuentan con equipos de voleibol en la Segunda División nacional y han recopilado a las mejores a nivel andaluz o incluso de fuera”.

Probando para incorporarse a la combinado universitario se encuentra Coral Ruiz, estudiante de Pedagogía, que lleva dos meses entrenando en la UMA. Mismo tiempo que Marina Cerván, en Terapia Ocupacional, y la almeriense María Ortega, estudiante de Publicidad y RRPP. Por su parte, la barcelonesa Andrea Montes, estudiante del Máster de Derecho Penal, espera recuperar sensaciones tras años sin jugar en liga federada.


Compartir

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *