Los colectivos universitarios reclaman a Sánchez la “urgente necesidad de la reforma universitaria”

Los colectivos universitarios reclaman a Sánchez la “urgente necesidad de la reforma universitaria”


La reforma de la Ley de Universidades sigue en stand by. Así se hizo ver en la reunión mantenida el pasado 30 de agosto entre el presidente en funciones, Pedro Sánchez,  y diversos colectivos académicos, siguiente paso en la ronda de contactos que Sánchez mantiene dentro de las propuestas en torno a la legislación universitaria.

Junto al presidente también estuvo presente el Ministro de Ciencia, Innovación y Universidades en funciones, Pedro Duque, quien atendió a los representantes universitarios. En este encuentro pudieron debatir junto al presidente en funciones los miembros de la Conferencia de Consejos Sociales de las Universidades Españolas (CCS), representantes de la Conferencia de Rectores (CRUE), representantes de los principales sindicatos (CCOO, CSIF, UGT), de los colectivos de estudiantes de la CREUP y CEUNE y, desde el profesorado  los representantes de la Asociación Estatal del Profesorado Asociado, uno de los grupos más afectado con la actual ley. También formaron parte del encuentro la Asociación de Mujeres Rectoras Europeas y la Asociación de Mujeres Tecnólogas.

Esta reunión ha estado marcada por la petición de abrir el proceso para la elaboración y aprobación de una nueva ley de universidades en el marco de un gran Pacto de Estado. Así lo ha hecho ver el presidente de la CCS, Antonio Abril, quien comunicó a Sánchez  que “la continuación de su reiterado aplazamiento nos irá alejando cada vez más de los estándares internacionales y lastrará a medio y largo plazo la formación de nuestro capital humano, científico y tecnológico”. Un punto de vista compartido con la CRUE, donde José Carlos Gómez Villamandos recalcó la necesidad de abordar reformas estructurales a través de mayor autonomía y financiación de las universidades, un sistema donde se priorizara la rendición de cuentas. 

Un largo recorrido para la futura Ley de Universidades

El debate en torno a la Ley de Universidades sigue siendo un punto clave en el proceso de investidura de Sánchez. Así, en el fallido debate del mes de julio Pedro Sánchez se comprometió a impulsar una nueva Ley Orgánica Universitaria con el consenso de la comunidad educativa y de las CCAA. Es en este punto donde los colectivos reunidos hicieron hincapié por la necesidad de sustentar la reforma en “un nuevo modelo de gobierno universitario homologable a los que existen en el Espacio Europeo de Educación Superior y la necesaria mejora del sistema de financiación”.

Desde la CCS, Abril ha insistido por tanto en que “no podemos limitarnos a hacer meros retoques. Debemos afrontar cambios de calado realmente transformadores que permitan a la universidad española ser un verdadero motor del crecimiento económico y del bienestar social en el mundo digital de nuestro tiempo”. Para impulsar estas palabras, desde el CCS ya se presentó hace un año un comunicado que solicitaba a los representantes políticos que sitúen a la universidad española como una prioridad estratégica de su acción y promuevan una nueva Ley de Universidades que cuente con un amplio consenso político y social plasmado en un gran Pacto de Estado. Posteriormente, en noviembre, la Asamblea General de la CCS aprobó el Manifiesto de Maspalomas. En él se advertía del “grave riesgo que corremos si no acometemos con urgencia estas imprescindibles reformas”, al tiempo que apelaba a la “valentía, generosidad y grandeza de miras de nuestros responsables públicos para que esta petición con amplio respaldo no caiga en saco roto”.

Respecto a los docentes asociados así como el profesorado en general, el presidente en funciones ha reconocido la inestabilidad laboral del colectivo. De este modo, sindicatos y asociaciones han solicitado que la nueva reforma universitaria contemple un Estatuto del PDI.

Los estudiantes, por su parte, volvieron a recalcar la necesidad de una inversión pública que garantice “un acceso igualitario a la educación superior. Hay que mejorar la política de becas creando nuevas cuantías y reducir las tasas universitarias”.


Compartir