Los estudiantes de Granada salen a la calle contra los recortes, la LOMCE y el ‘3+2’


Estudiantes de universidad y enseñanzas medias han secundado la jornada de huelga promovida por la Coordinadora Sindical Estudiantil (CSE) para este jueves. El motivo: la lucha contra los recortes en educación, la LOMCE y el decreto ‘3+2’, que plantea la disminución de los títulos de Grado a tres años y la extensión a un mínimo de dos de los másteres. La manifestación, que ha reunido a más de 600 personas, ha partido desde los Comedores Universitarios y ha transcurrido sin incidentes destacables. Andrés Zabala, durante la manifestación

De acuerdo con el máximo responsable de la CSE en Granada, Andrés Zabala, las reformas educativas de los últimos años pretenden “expulsar” a los estudiantes de las universidades. “Son 70.000 estudiante los que este año por motivos económicos han tenido que dejar de estudiar y queremos aprovechar el contexto actual político de ese periodo tan largo de negociaciones para reivindicar que sea el partido que sea y el Gobierno que sea los estudiantes estamos en contra del ‘3+2’ y la LOMCE, y debe ser una línea roja en cualquier negociación”, ha explicado a Aula Magna.

Pese a que el seguimiento de la huelga ha cumplido las expectativas previstas por la CSE, Zabala ha reconocido “que hay movilizaciones que han sido mucho más masivas”. El recorrido de la manifestación ha comenzado en la calle Severo Ochoa y ha transcurrido por las facultades de Sociología, Ciencias Políticas y Derecho antes de llegar a la Gran Vía y encarar el último tramo hasta el Hospital Real, sede del Rectorado de la Universidad de Granada, donde ha concluido la concentración.

En las aulas se hacían notar las ausencias. En Sociología y Ciencias Políticas se han cancelado varias clases, mientras que en facultades como Medicina u Odontología la mañana ha transcurrido con normalidad. En esta última, María reconocía que no secundaba la huelga porque “tenía que ir a clase”. El ‘3+2’, ha explicado a Aula Magna, “supone un gasto de dinero a nuestros familiares, pero tantas huelgas ha habido ya y no hemos conseguido nada…”. En el mismo sentido se ha pronunciado Irene, estudiante de Psicología: “No veo coherente hacer una huelga ahora mismo”, ha dicho, en referencia a las negociaciones por la presidencia del Gobierno.

Sara, por su parte, ha acudido a la manifestación porque las reivindicaciones “votando se quedan en nada”. “Creo que sirven las manifestaciones, las huelgas no porque la gente en general se lo suele tomar como un día libre”, ha asegurado. Con respecto a las reformas educativas, reconoce que la distribución ‘3+2’ se está implantando en Europa, pero critica que se trata de “una forma de sacar dinero en los másteres, que cuesta mil euros el más barato”. “Hay mucha gente que no tiene recursos para sacarlos, y son necesarios para encontrar un puesto de trabajo”, ha afirmado.

La Delegación General de Estudiantes (DGE) de la UGR no ha secundado el paro académico. “Seguimos oponiéndonos a los recortes en el sistema educativo y a las políticas del Gobierno central que de espaldas a la comunidad universitaria y sin consenso con ninguna de las partes han implantado la LOMCE y, como es habitual, mediante reales decretos como el ‘3+2’ trae a poner en peligro la calidad en la enseñanza universitaria”, reza su posicionamiento oficial.

Los representantes estudiantiles se oponen también a las subidas de tasas “que dificultan el acceso universal e igualitario”. Sin embargo, “tras haber visto la finalidad y el modo de ejecución”, han tomado la decisión de no convocar ni secundar el paro “dado que existe una falta de garantías de responsabilidad por parte de asociaciones externas a la UGR”. Además, la DGE considera que existe una situación política a nivel nacional “no adecuada para lanzar reivindicaciones hacia un agente inexistente y sin objetivos claros de la movilización”. “Por todo ello, esperamos que la jornada transcurra sin incidentes y con el mayor respeto posible hacia todos los estudiantes”, concluye el comunicado. Pancarta contra Pilar Aranda exhibida por uno de los manifestantes

A lo largo de la manifestación, en la que han concurrido plataformas como Stop Desahucios, han sido constantes las alusiones contra la rectora de la UGR, Pilar Aranda, a quien la CSE había invitado a participar. Para los días 13 y 14 de abril, el Sindicato de Estudiantes ha convocado una huelga general de educación sobre la que la CSE todavía no se ha pronunciado de forma oficial.


Compartir

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *