Los estudiantes de la UGR aprueban el cambio de calendario


La Delegación General de Estudiantes (DGE) de la Universidad de Granada ha aprobado en Pleno la implantación del nuevo calendario académico propuesto por el equipo de gobierno. Por unanimidad, y tras un periodo de debate en cada uno de los centros de la institución, los estudiantes han mostrado su conformidad con el adelanto de los exámenes de septiembre al mes de julio.

Entre los beneficios de este sistema, han destacado la posibilidad de contar con tutorías durante el periodo de estudio estival. Con el calendario tradicional, los estudiantes perdían la comunicación con los docentes durante el mes de agosto. Dado que la Universidad permanece abierta durante el mes de junio, periodo de preparación para los exámenes extraordinarios, el profesorado podrá resolver las dudas de los estudiantes, lo cual evitaría recurrir a academias privadas, tal y como ha explicado el coordinador de la DGE, Jorge Contreras.

Otro de los beneficios destacados por el equipo de gobierno de la UGR y los representantes estudiantiles es la coordinación para los alumnos de movilidad entrantes y salientes. El nuevo calendario igualará los periodos lectivos y de exámenes de la institución granadina con el modelo mayoritario en el resto de universidades españolas y europeas.

Con respecto al número de días para preparar los exámenes extraordinarios, la DGE ha subrayado que el nuevo calendario “no reduce el número de días para estudiar, porque comienza el curso antes, el primer día de septiembre”. El periodo de evaluaciones del primer cuatrimestre tendría lugar justo a la vuelta de las vacaciones de Navidad, y el segundo durante el mes de mayo. Tal y como ha explicado la rectora, Pilar Aranda, en declaraciones a Aula Magna, este sistema permitirá a todos los estudiantes descansar durante el mes de agosto.

Entre los puntos a favor del cambio de calendario está también la resolución de las evaluaciones antes de la matriculación en el siguiente curso o estudios de posgrado. La modificación esquivaría la necesidad de alterar las matrículas en el mes de septiembre en función del resultado de los exámenes extraordinarios.

Los representantes estudiantiles pedirán antes de la aprobación en Consejo de Gobierno del cambio de calendario que se incluya la opción de que en asignaturas cuya carga docente lo justifique exista la posibilidad de entregar proyectos o prácticas en el mes de septiembre. Lo mismo ocurriría con los Trabajos Fin de Grado (TFG). De acuerdo con la rectora, la idea del equipo de gobierno es implantar el nuevo calendario en el curso 2017/2018.

 


Compartir

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *