Los hermanos González, diamantes del triatlón


Uno es estudiante de tercero de Criminología y el otro acaba de empezar ADE en la Universidad de Málaga, pero ambos son dos diamantes del triatlón español siguiendo la tradición familiar tras su tío y su padre. Ignacio y Alberto González son hermanos y deportistas de élite que compiten entre los mejores de España.

Estos dos malagueños nacieron con predisposición genética al triatlón y siguieron la tradición tanto de su tío como de su padre, que tras empezar en el atletismo se pasó al triatlón siendo campeón de España de larga distancia y es, además, uno de sus entrenadores. De casta le viene al galgo y estos dos estudiantes de la Universidad de Málaga han estado desde pequeños en la cima nacional de las categorías inferiores de este deporte, tres en uno, que mezcla la natación, la bicicleta y la carrera.

Alberto, el menor de los hermanos, que comienza su andadura universitaria, afronta ilusionado una nueva temporada, su última de júnior, donde espera revalidar el título de campeón de España y mejorar su 7º puesto en el europeo de la categoría. “El año pasado no hice un buen mundial y acabé en el puesto 63 pero fue un gran aprendizaje para corregir errores en una carrera más”, comentó el pequeño de la saga González que añadió que “me gustaría también puntuar en copas de Europa júnior y participar en las competiciones universitarias”.

Ignacio, gran apasionado de sus estudios académicos: “El grado me gusta mucho y me gustaría trabajar en algo relacionado con el mundo de la seguridad”, afirmó; tras un mal final de temporada, debido a problemas de salud, afronta un esperanzador horizonte en sub-23 y apostilló que se encuentra “más fuerte mentalmente”. “Fui 4º en la prueba de la Copa de Europa de Melilla a principios de año y 11º en la de Madrid; aunque el campeonato de España sprint no me salió muy bien”, recordó el joven que para el año que viene su objetivo se centra en “hacer bien los campeonatos de España, ir al europeo y mundial; e intentar entrar en la selección con la UMA”.

Además, “gracias a las ventajas del Estatuto del Deportista de la UMA y ser nosotros considerados por el Consejo Superior de Deportes (CSD) deportistas de élite podemos compaginar mucho mejor el deporte con los estudios; sobre todo, son horas de sueño que ganamos gracias a las facilidades y a poder gestionar mejor el tiempo ya que ahora tengo que puntuar fuera, en competiciones por Europa, para dar un salto de nivel”, confirmó Ignacio González.

Los piques entre ellos son inevitables aunque comparten algunas de las tres sesiones diarias de dos horas cada una que realizan, entre otros lugares, en el Complejo Deportivo Universitario. “En este último podemos entrenar todos los deportes: natación en la piscina, carrera en la pista de atletismo y en la extensión de la universidad la bici”, especificó Ignacio González. Estos jóvenes malagueños incluso estuvieron juntos en el podio de la Copa de Europa Júnior celebrado en Melilla en 2015, donde seis segundos separaron el oro de Ignacio de la plata de Alberto, todavía cadete en esa época.

“Tienen talento y grandes cualidades”, según sus entrenadores. Además, entre ellos se apoyan y ayudan. En 2014, cuando Alberto comenzó su andadura internacional fue su hermano quien mejor le entendió y le aconsejó. Así que su carrera deportiva no tiene techo y poco a poco irán avanzando: copas de Europa, mundiales y, porqué no, Series Mundiales; siguiendo la esencia de otros dos triatletas y hermanos británicos, que han llegado a la cima olímpica: los Brownlee.


Compartir

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *