Magisterio y Trabajo Social, las titulaciones con menos empleo

Magisterio y Trabajo Social, las titulaciones con menos empleo


La Junta de Andalucía ha hecho público el estudio que analiza la relación entre egresados de las universidades andaluzas y su situación laboral. Este estudio marca cuáles han sido las titulaciones más demandadas y el índice de empleo de los egresados, marcando de este modo cuáles son las carreras que más altas en la seguridad social generan. 

Entre los datos arrojados se señala como una de cada ocho personas egresadas constaba desde hacía más de un mes, desde la fecha de su finalización de estudio hasta completar el año de análisis,  como demandante de empleo en el Servicio Andaluz de Empleo. Por rama de estudio, destaca la elevada tasa de demanda de empleo que se observa en el conjunto de titulaciones de Enseñanzas Artísticas de algo menos del veinticuatro por ciento, siempre teniendo en consideración los bajos valores absolutos de personas egresadas en esta rama. Le sigue Magisterio, con casi el 20%, y Ciencias Experimentales, con algo menos del 17%. Por el contrario, las menores tasas de demanda de empleo se dan en las titulaciones de Ciencias de la Salud con el 4,75% y en las titulaciones de Enseñanzas Técnicas con el 7,76%.

El estudio, realizado por el Servicio Andaluz de Empleo, a través del Observatorio Argos (Sistema de Prospección Permanente del Mercado de Trabajo de Andalucía), cuenta con la colaboración de las nueve Universidades Públicas de andalucía, a excepción de la UNIA. De esta forma se analizan los perfiles laborales de los estudiantes egresados en las promociones de 2016/2017 y 2015/2016. En ambas promociones se analizan los resultados tras haber superado estudios universitarios de primer y segundo grado, asimismo, en el caso de los egresados en el curso 2015/2016 también se contempla la empleabilidad de los estudiantes que han realizado un posgrado

Las titulaciones más demandadas

De los datos obtenidos del estudio destacan como las titulaciones con mayor número de egresados son las vinculadas a las Ciencias Sociales y Jurídicas, las cuales suponen en 36,41% del total de estudiantes analizados. Se sitúa así 16 punto por encima de la segunda rama con más egresados, las Enseñanzas Técnica, las cuales suponen el 20,34% de los egreso. En tercer puesto estaría las titulaciones vinculadas a las Ciencias de la Salud, que suponen el 13,47% de los estudiantes analizados. 

De todas las ramas de estudio, las que mayor tasa de alta en el sistema de la Seguridad Social (es decir, alta laboral), destacan Ciencias de la Salud (con 70,44%) y las Enseñanzas Técnicas, con el 68,75% de inserción.

El empleo tras los estudios: ¿dónde hay mayor inserción laboral?

El estudio analiza la inserción laboral tras la finalización de estudios de varias titulaciones, marcando como aquellas con  plena inserción los grados de:

  • Grado en Ingeniería Informática en Sistemas de Información. 
  • Doble Grado en Administración y Dirección de Empresas y Turismo (Adetur). 
  • Licenciado en Humanidades. 
  • Doble Grado en Ciencias Ambientales y Geología. 
  • Licenciado en Enología.

En el lado opuesto hay otras titulaciones en las que ningún egresado ha encontrado empleo en su primer año tras la finalización de estudios. Estas titulaciones corresponden a la Licenciatura en Ciencias del Mar, Licenciatura en Geología, Diplomatura en Trabajo Social, Licenciatura en Filología Eslava, Licenciatura en Filología Italiana, Licenciatura en Máquinas Navales y la Licenciatura en en Teoría de la Literatura y Literatura Comparada.

Por ramas de estudio, entre todos los datos, se pueden presentar como las 10 titulaciones con mayor volumen de personas egresadas (más de 600 personas en los diez casos) y mayor nivel de inserción, el Grado en Medicina con el 76,50% de personas egresadas, seguido del Grado en Enfermería con el 65,49%, el Grado en Turismo con el 62,06%, la titulación de Grado en Administración y Dirección de Empresas con el 62,04%, y el Grado en Relaciones Laborales y Recursos Humanos con el 60,82% de personas egresadas afiliadas en alta laboral a fecha de fin del estudio. 

Destaca también como de todos estos datos, el 7,3% de los egresados con empleo son trabajadores autónomos.

Las mujeres egresadas superan a los hombres

Tal y como indican los resultados volcados por el  estudio, casi 6 de cada 10 personas egresadas fueron mujeres. Por rama de estudio, el peso de las mujeres fue superior al 60% en todas las ramas salvo en la de Enseñanzas Técnicas y las Titulaciones de Ciencias Experimentales, siendo más del 71% en las Titulaciones de Enseñanzas Artísticas , superando el 75% en las titulaciones de Magisterio y casi del 70% en las Titulaciones de Ciencias de la Salud. La única rama en la que las mujeres tienen menor presencia que los hombres serían las Enseñanzas Técnicas, en la cual representan el 26,62%.

Aunque el número de mujeres es más alto a la hora de finalizar los estudios, la tabla se vuelve inversa a la hora de contabilizar el acceso al primer puesto laboral. Siguiendo los datos de alta laboral al sistema de la Seguridad Social por género destaca cómo mientras que el porcentaje de hombres egresados afiliados en alta laboral asciende al 56,19%, el porcentaje es de 50,07% entre las mujeres egresadas en la misma fecha. En este sentido, se observa la mayor dificultad de la mujer para acceder al mercado laboral tras el año de finalización de los estudios ya que, aun estando más de 15 puntos porcentuales por encima la proporción de mujeres egresadas, el porcentaje de éstas en alta laboral es inferior en más de seis puntos al de los hombres. 

Siguiendo la tasa de demanda de empleo por género, el estudio marca cómo el 9,95% de los hombres egresados de las universidades andaluzas en el curso académico analizado llevaban un mes inscritos como demandantes de empleo, frente al 14,50% de las mujeres egresadas, 4,5 puntos porcentuales de diferencia. Esto se traduce en que la tasa de demanda femenina es superior a la masculina en todas las ramas de estudio, exceptuando la rama de Humanidades, que tiene 0,4 puntos porcentuales menos que los hombres. 

Con estudios… pero sin empleo

El porcentaje de personas egresadas de las universidades andaluzas paradas, registradasen la fecha indicada, se cifra en el 12,44%. Es así como por rama de estudio, las titulaciones que destacan por tener a más personas que terminaron sus estudios paradas son Magisterio, con un 19,70%, seguida de Enseñanzas Artísticas, con un 16,67% y Enseñanzas Experimentales, con el 16,03%.

Comparando los datos según el género, el estudio muestra cómo las mujeres son el grupo con mayores problemas de acceso al empleo. Así, mientras que el porcentaje de paro registrado de las mujeres es más del 14%, el de los hombres es casi cuatro puntos porcentuales y medio inferior. De este modo se puede afirmar que en todas las ramas de estudio, el porcentaje de mujeres paradas registradas es superior al de hombres en la misma situación.

Por titulaciones, las tres carreras que presentan mayores porcentajes de paro registrado son titulaciones con un número reducido de personas egresadas en el curso académico 2016-2017, siendo estas la Diplomatura en Trabajo Social, con un con un 28,36% de paro, seguida de la Licenciatura en Filología Eslava y la Licenciatura en Maquinas Navales.

Estructura del estudio

Para llevar a cabo el examen de la situación laboral, se ha determinado un periodo de tiempo comprendido entre el 1 de octubre de 2017 y el 30 de septiembre de 2018, analizando de este modo un año completo tras la finalización del curso académico. De este modo se han analizado los datos de 30.490 personas egresadas identificadas de Grado y Primer y Segundo Ciclo procedentes de las nueve Universidades andaluzas de la promoción 2016- 2017. 

En el caso de los estudios de posgrado se han analizado los datos de la promoción 2016-2017, que asciende a 10.832 en el caso de los másteres y 2.207 personas egresadas identificadas en doctorados, realizándose además el seguimiento de las 30.399 personas egresadas en enseñanzas universitarias de Primer y Segundo Ciclo de la promoción 2015-2016, a los dos años del egreso.

Con los datos recabados se han construidos varios indicadores. Así destaca la tasa de inserción basada en la situación laboral del alumnado al año de su egreso; la tasa de demanda de empleo se define como el número de alumnos que a 30 de septiembre de 2018 constaban como demandantes de empleo en el Servicio Andaluz de Empleo; el porcentaje de paro registrado se define como el número de alumnos que a 30 de septiembre de 2018 constaban como demandantes de empleo en el SAE y eran clasificados como parados registrados, dividido entre el total de alumnos identificados.

De todo el estudio hay que destacar que los datos obtenidos corresponden a la fecha final de 30 de septiembre de 2018 .


Compartir