Las estudiantes se manifiestan en favor de la igualdad

Las estudiantes se manifiestan en favor de la igualdad


A medianoche, el sonido de las cacerolas anunciaban el comienzo de la jornada de protestas del 8M, Día Internacional de la Mujer. Por la mañana, han sido las estudiantes y las educadoras las que han tomado el protagonismo en la manifestación. En Málaga, profesoras de la Universidad de Málaga, maestras de la escuela pública, estudiantes, trabajadoras sociales, miles de mujeres, han ocupado las calles del centro en una  una convocatoria organizada por el Sindicato de Estudiantes y la plataforma feminista Libres y Combativas.

Lo que ha empezado siendo una concentración multitudinaria en la Plaza de la Constitución, ha acabado convirtiéndose en una manifestación que ha recorrido desde la Calle Larios hasta la Plaza de la Merced. Según fuentes de la policía consultadas por este medio, la cifra de asistentes ha sido al rededor de 4.000, mientras que la Subdelegación del Gobierno en Málaga lo reduce a 2.500. Una cifra que podría ascender hasta las 6.000 personas, según las organizadoras de la manifestación.

Una concentración en la que las mujeres han vuelto a pedir la igualdad entre los hombres y las mujeres. También la educación, el trabajo, o la violencia han estado muy presentes en los lemas cantados por las asistentes. “Hay que conseguir que las carreras técnicas no sean exclusivamente para hombres, y animar a las niñas a estudiar grados relacionados con la tecnología o las ciencias”, ha declarado una de las universitarias que ha decidido faltar a clase hoy y acudir a la manifestación.

Lemas contra la imposición de normas y el miedo a salir sola a calle

Muchos han sido los mensajes y los canticos que se han compartido en la jornada. “Feminismo camina palante, el machismo camina patrás“, con el ritmo de la conocida canción infantil “El caballo camina palante” ha sido uno de los más sonados. También versiones de “Bella Ciao” o la letra de “Ella” la canción de Bebe. Lemas contra la imposición de normas a la hora de vestir “generada por el patriarcado” y contra el miedo de salir sola a la calle.

Respecto a la educación, en el manifiesto final se ha podido escuchar “para que la educación afectivo-sexual esté contemplada en el programación escolar y sea integral, libre de estereotipos sexistas, racistas y LGTBIfóbicos”.

Pero no solo las reivindicaciones estudiantiles han estado presentes en esta manifestación. También ha habido sitio para las kellysque han leído un manifiesto en la Plaza de la Merced, al terminar la manifestación. Además, por su parte, una cuidadora asistencial, ha reclamado los derechos de las mujeres y las niñas con discapacidad.


Compartir