Las matemáticas no entiende de género, sino de números

Las matemáticas no entiende de género, sino de números

0


‘Las matemáticas somos nosotras’; bajo ese título ha lanzando una campaña la Comisión Mujeres y Matemáticas de la Real Sociedad Matemática Española (RSME), “con el objetivo de dar visibilidad tanto a las docentes como a las estudiantes de la disciplina y despertar la vocación entre las chicas”, informó la catedrática de Álgebra de la UMA y vicepresidenta de la RSME, Mercedes Siles, quien señaló que “en un canal de Youtube se están publicando los vídeos, individuales o colectivos, de todas aquellas mujeres y jóvenes que quieran compartir en alrededor de un minuto los motivos que les llevaron a estudiar matemáticas y a qué se dedican en la actualidad”.

En matemáticas todavía hay un camino que recorrer en materia de igualdad, reflejo de ello es que la Medalla Internacional para Descubrimientos Sobresalientes en Matemáticas (Medalla Fields), la distinción que concede la Unión Matemática Internacional cada cuatro años considerada el “Nobel” de esta disciplina, que no tiene este galardón, solo se ha otorgado a una mujer, a la iraní Maryam Mirzajani (Teherán, 1977), profesora de matemáticas de la Universidad de Stanford.

La ausencia de modelos y referentes de mujeres científicas también influye para que las chicas no sientan motivación en esta línea. Según los estudios, “hasta los seis años se consideran iguales niñas y niños, pero a partir de esta edad, no se sabe qué pasa, que hay una especie de cambio de percepción en la que se considera que las niñas no están dotadas para las ciencias, en especial para las matemáticas”, explicó Mercedes Siles que añadió que “se han hecho estudios en aulas proponiendo en concreto un problema matemático y automáticamente las niñas sacaban peor resultado que los niños; mientras que en otras aulas se proponía un juego (siendo el mismo ejercicio matemático) y los resultados eran iguales entre chicos y chicas”.

“La iraní Maryam Mirzajani ha sido la única mujer a la que se le ha concedido la Medalla Fields, el ‘Nobel’ de matemáticas”

El Informe PISA sobre igualdad de género 2015 expuso que en la mayoría de países y economías, las chicas sacan menos puntuación que los chicos en matemáticas; y entre los estudiantes que obtienen más puntuación, la diferencia a favor de los chicos es aún más amplia. De este modo, la diferencia de género en el rendimiento en matemáticas refleja la diferencia de género en la motivación de los estudiantes y la autoconfianza. Los chicos y las chicas tienden a beneficiarse por igual cuando son perseverantes y están motivados para aprender, y tienen confianza en sus habilidades para aprender matemáticas. En consecuencia, el rendimiento de ambos se ve afectado por igual cuando no tienen la motivación para aprender y la confianza en sus propias capacidades.

El servicio a la sociedad es un elemento motivador importante entre las chicas y las matemáticas no son percibidas como útiles para ayudar a los otros. “No es un problema de capacidades ya que el expediente académico de las chicas es mejor que el de los chicos, incluso en ingenierias y, en matemáticas, las chicas de Shangai son mejor que los chicos españoles”, aclaró el informe. En este sentido, Mercedes Siles abogó porque “pueden ser ingenieras y matemáticas trabajando en el área del Big Data o en algo más social que llame la atención de las mujeres y de las niñas”.

Mercedes Siles Molina. catedrática de Álgebra de la UMA

Mercedes Siles Molina. catedrática de Álgebra de la UMA

En cuanto al porcentaje de mujeres autoras de tesis doctorales leídas en matemáticas que, si bien aumentó del 33,4% en 2010 al 36,10% en 2014, todavía representan poco más de un tercio del total. Además, las mujeres abandonan la carrera académica con más frecuencia: una de cada tres frente a uno de cada cuatro hombres. “Las mujeres posponen el tener hijos al haber leído la tesis y el parón viene luego; de ahí que en el siguiente nivel haya más diferencia y, en España, tan solo un 20 por ciento de catedráticas son mujeres”, relató la vicepresidenta, quien subrayó que “soy partidaria de las cuotas, que no está reñido en absoluto con la calidad, porque las mujeres necesitan ser visibilizadas y hay mujeres excelentes que debemos poner al mismo nivel que a los hombres”.

Algo similar ocurre con el porcentaje por género que se registra en las convocatorias de recursos humanos en matemáticas de los planes nacionales de Formación de Personal Investigador (FPI), de Formación del Profesorado Universitario (FPU), Ramón y Cajal o Juan de la Cierva, entre otros. En 2008, había un 21,7% de concesiones para un 33,6% de solicitudes por parte de mujeres y, en 2012, esta relación era de un 32,1% de concesiones para un 36,1% de solicitudes. “En muchos premios no está contemplada la baja por maternidad o que cuiden a familiares, tampoco en los sesenios de investigación”, informó Mercedes Siles que puntualizó que “es un poco discriminatoria porque es igual para todos”.

Existen barreras a la hora de la concesión de premios y reconocimientos a la labor de las mujeres. “Hay estudios que muestran que hay sesgos en las evaluaciones de currículos y en el redactado de cartas de recomendación, mientras que otros estudios demuestran que el porcentaje de éxito de las mujeres aumenta si el porcentaje en las solicitudes es al menos del 33%”, explicó la catedrática de la UMA, quien reseñó que “desde la Comisión de Mujeres y Matemáticas de la RSME se hizo un estudio de los premios que hay en España y aquellos en los que no se considerase los bajas de maternidad o paternidad se les están enviando cartas instándolos a tenerlos en cuenta”.

Salidas profesionales en matemáticas

La docente de la Universidad de Málaga aclaró que las salidas profesionales en matemáticas van más allá de la carrera investigadora o las oposiciones. Así, “en codificación de mensajes hay matemáticas; en la ordenación; en los edificios inteligentes con la manera de programar los ascensores para gastar la menor energía posible; en el casco de los ciclista, ya que la forma que tienen no es una forma arbitraria, sino que es la superficie adecuada para que corte el viento de la mejor manera posible; en los cálculos para la superficie de los edificios”, enumeró.

Como ejemplo, Mercedes Siles también habló sobre “las cajas donde se hacen los envases o en los patrones… donde se prentende aprovechar el espacio al máximo. Por ello, muchos matemáticos en Galicia trabajan con empresas en cuestiones de optimización: en una pieza de tela se quiere aprovechar el mayor espacio posible y se trabaja en la orientación y la geometría de las piezas”.

En opinión de la catedrática, “los matemáticos tienen gran capacidad de adaptación, tienen una configuración interesante, por la que pueden trabajar en algo diferente a la dociencia o la investigación. Además, somos polivalentes y un alto porcentaje de rectores de universidades públicas son matemáticos, alrededor de un 20 por ciento”. “En salidas profesionales la gente piensa que los matemáticos nos dedicamos fundamentalmente a la docencia y no es verdad, es solo una parte; pero en muchas otras disciplinas hay gente que se dedica a las matemáticas: BIG Data o informática”, advirtió.

La “fiesta” de las matemáticas

La RSME, la Consejería de Economía y Conocimiento (CEC) de la Junta de Andalucía, la Fundación Descubre, la Sociedad Andaluza de Educación Matemática Thales (Thales) y la Federación Española de Sociedades de Profesores de Matemáticas (FESPM) organizan, por primera vez en España, el próximo 14 de marzo el Pi Day, considerado el Día Internacional de π, según la escritura de la fecha en anglosajón (3.14). Así, bajo el título de ‘Sin π no soy nada’, el 14 de marzo se organiza en Sevilla la fiesta de las matemáticas con el objetivo doble de la popularización y la divulgación de las mismas en la sociedad.

“Queríamos hacer una fiesta de las matemáticas cada año en España, un día para acercar esta disciplina a todos. La RSME ya organiza la olimpiada, pero va dirigida a personas con capacidades altas, y lo que queriamos era otra cosa, hacerlas más accesible a todos”, explicó Mercedes Siles, quien hizo hincapié en que “habrá concursos de relato, vídeo y cómic, charlas divulgativas en bares, cafés con ciencia y acciones en redes sociales”.

El evento se celebrará en en la sede del Centro de Profesorado de la capital hispalense, en horario de 10 a 13:30, y se invitará a los centros educativos de la ciudad (estudiantado de Primaria, Secundaria y Bachillerato). “No queremos que la gente se haga experta en matemáticas pero sí que tengan cierto gusto y predisposición, que las valoren puesto que están en todas partes de la vida cotidiana”, aclaró la catedrática de la UMA que concretó “en internet o en el cine, ejemplo de ello es el matemático Robert Bridson, que recibió un Óscar por sus aportaciones en diferentes películas con programas matemáticos para que el movimiento fuera lo más natural posible en largometrajes como ‘El hobbit’, ‘Gravity’ o ‘Avatar'”.

La organización ya ha fallado los premios ‘Sin π no soy nada’ en cada uno de los niveles educacativos. De este modo, han ganado el concurso de cómic Rodrigo Vidal Ayala, del CEIP Emilio Candel de Murcia, Ainara Benítez Pérez, del IES Martín Rivero de Ronda (Málaga), y Ana Castillo Pizarro, del Colegio La Salle-Buen Consejo de Cádiz. En relatos los premiados han sido ‘La vida de pi’, presentado por José Joaquín Villar Martínez, del St. Mary’s school de Sevilla, ‘La verdadera historia de pi’, escrito por Bernardo José Morales Carmona, del C.E. Agave de Almería, ‘Ahmose y Ligeia’, cuya autora es Elena Caballero Martínez, del Colegio San Jorge de Murcia; y ‘Sin pi no soy nada’, presentado por Laura Iglesias Fernández, del CIES ‘Cuatro Caminos’ de Badajoz.

Han ganado el concurso de vídeos Lucas Fos Requena, del CEIP Federico García Lorca de Valencia, Marina Begines González, del St. Mary’s school de Sevilla, Hae Kang y Alba Rodríguez, del Colegio Madres Concepcionistas Madrid Princesa, y Osán Boulajraf Kloster y Javier Lobillo, del Colegio Maristas de Granada. En el concurso de carteles ha resultado ganadora Madelyn Mishell del Pozo Almeida por su obra presentada con el título ‘Pi ensa’. Asimismo, en el concurso de materiales didácticos propuestos por el profesorado ha resultado ganador Luis Barrios Calmaestra de I.E.S José de Mora de Baza (Granada), por su trabajo ‘Un recorrido por la historia de pi con GeoGebra y calculadora gráfica’.

La jornada se complementa con actividades paralelas en todo el país. En Andalucía se celebrará la actividad Café con Ciencia en las universidades de Granada, Jaén, Sevilla, Almería y Cádiz, así como en el Jardín Botánico La Concepción de Málaga y la Casa de la Ciencia de Sevilla. También se celebra ‘Ciencia en el Bulebar’, una microconferencia divulgativa en el Bar Bulebar de Sevilla donde los profesores Enrique F. Borja, Clara Grima y Alberto Márquez, Los 3 Chanchitos, ganadores del Premio Bitácoras 2016 al mejor podcast, compartirán sus gustos por π.

Junto a estas propuestas se han organizado talleres, charlas, catas o paseos matemáticos que se concentran en ¿Qué haces por π?, la agenda de actividades de ámbito nacional del Día de Pi. Las iniciativas se trasladan a las redes sociales, donde los internautas pueden enviar sus imágenes en las que aparezca este número irracional con la etiqueta #SelfiePi. También pueden publicar tuits, en los que el número de letras de cada palabra se corresponda con las sucesivas cifras del número π, con la etiqueta #PiTuit.

Sobre el autor
Laura Pérez

Laura Pérez

Coordinadora de Málaga en Aula Magna. Periodista y escritora, mezclo el deporte con la ciencia porque no me parece contradictorio y sí enriquecedor. Contacto: [email protected]

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *