Matilde Peinado: “Los puestos de mayor responsabilidad y proyección pública siguen estando masculinizados”

Matilde Peinado: “Los puestos de mayor responsabilidad y proyección pública siguen estando masculinizados”


Matilde Peinado, directora de la Unidad de Igualdad de la Universidad de Jaén, reflexiona en esta entrevista sobre la representación de ambos géneros en los distintos sectores universitarios, y explica que “en términos generales podemos afirmar que se camina hacia un mayor equilibrio en todos los campos de representación de ambos sexos, si bien hay diferencias significativas cuando profundizamos en cada uno de los sectores”. Esta unidad fue creada con el objetivo de promover la igualdad de derechos y oportunidades entre hombres y mujeres en la universidad jiennense.

En este sentido, una de las funciones de dicha unidad es visibilizar la distribución de géneros en los distintos cargos académicos y directivos en la universidad y, en su caso, proponer medidas que favorezcan la paridad y el equilibrio. “El caso más sangrante en la UJA en este punto es en cuanto a las Cátedras de Universidad”, subraya Matilde Peinado, quien detalla que la proporción de hombres catedráticos en la institución jiennense alcanza el 86%, una cifra que está por encima del 79.90% de catedráticos en las Universidades Públicas de Andalucía y del 79.22% en las Universidades Públicas Españolas. “Esto significa que sólo un 13% de las cátedras de la UJA corresponden a mujeres, una cifra inferior a la media andaluza y nacional”, recalca.

Matilde Peinado: “El mayor peldaño para la igualdad en el sector público es el acceso de las mujeres a puestos de dirección y a cargos de mayor visibilidad y proyección pública”

Igualmente, y según datos del II Plan de Igualdad Efectiva entre Hombres y Mujeres de la Universidad de Jaén relativos a diciembre de 2015,  la distribución por sexos entre categorías de PDI funcionario y PDI laboral muestra diferencias importantes. En el primero de los casos se advierte una mayor presencia masculina (67% hombres y 33% mujeres) mientras que el PDI laboral es más equitativo (53% hombres y 47% mujeres). En líneas generales, la cifra total de personal docente e investigador en la UJA es de 910, concretamente 557 hombres y 353 mujeres. En el caso del PAS, por otro lado, la UJA cuenta con 223 mujeres y 251 hombres, manteniendo por lo general una presencia equilibrada de ambos géneros para este sector.

Cargos de responsabilidad masculinizados

“A nivel de representación en puestos directivos, sí hay un equilibrio en el equipo actual de gobierno de la UJA”, subraya Matilde Peinado, quien retracta que “sin embargo cuando vamos a la dirección de departamentos hay más directores hombres y secretarias mujeres, y cuando vamos a las direcciones de grupos de investigación, programas de doctorado o Centros de Estudios Avanzados, estos puestos están claramente masculinizados”.

En este sentido y según datos extraídos de la Secretaría General referentes a mayo de 2016, la dirección de departamentos se distribuye en un 68.57% de tasa masculina y un 31.43% de femenina. La composición de los equipos de dirección de los Centros de Estudios Avanzados contempla un 82.86% de tasa masculina frente al 17.14% de tasa femenina. En relación a la dirección de los grupos de investigación, más del 77% de estos cargos están ocupados por hombres y, en el caso de los Programas de Doctorado, más del 68% de sus directores son hombres.

De la teoría a la acción

Matilde Peinado explica que la Unidad de Igualdad ha expuesto públicamente todos estos números, a través de su II Plan de Igualdad, con el objeto de visibilizar estas diferencias y desarrollar medidas que puedan revertir esta situación. Una de las acciones propuestas consiste en que “los cargos de dirección de los grupos de investigación sean rotatorios para favorecer el acceso de las mujeres a estos puestos, ya que hay grupos que llevan muchos años con el mismo director, que normalmente es un hombre”.

Igualmente, desde esta Unidad se han organizado numerosas mesas redondas y foros de debate para analizar por qué los puestos de mayor responsabilidad están generalmente masculinizados, así como para conocer las experiencias de las mujeres que alcanzan estas posiciones. Otra medida es la organización de cursos de liderazgo específico para mujeres destinados a favorecer el empoderamiento de la mujer en este tipo de puestos.

El alumnado

Desde el punto de vista del sector estudiantil, la Unidad de Igualdad de la UJA también analiza la distribución de géneros por titulaciones, este análisis señala algunas diferencias significativas en la elección de la carrera que siguen perpetuando una herencia ideológica y cultural anquilosada en prejuicios del pasado, según explica Matilde Peinado. “Las Ingenierías siguen estando fuertemente masculinizadas, mientras que la Educación Infantil o el Trabajo Social, por ejemplo, son carreras altamente feminizadas”, detalla la experta.

Peinado destaca que la erradicación de la herencia ideológico-cultural que influye en estas tendencias sólo se puede conseguir desde la formación y la concienciación, a través de actividades e iniciativas que permitan a las nuevas generaciones conocer estas realidades y reflexionar sobre ellas. Desde la Unidad se organizan múltiples conferencias, talleres y campañas para favorecer este conocimiento así como para visibilizar a mujeres que cursan carreras tradicionalmente masculinizadas y viceversa, concluye la experta.

 


Compartir

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *