“La docencia y la investigación van de la mano, y si se hacen bien los deberes, una potencia a la otra” (Parte 2/3)


Volviendo a las titulaciones actuales, este año hay dos nuevos grados, en Biotecnología y el doble grado de Derecho y Económicas, ¿cómo ha sido su acogida en cuanto a matriculaciones?

Bien, se han cubierto los cupos, por ejemplo en el caso del doble grado en Derecho y ADE apenas ha dado tiempo de publicitarlo porque se ha puesto de una forma expres, era un compromiso mío que he podido ponerlo tan rápido porque los decanos implicados estaban en mi equipo, y lo hemos podido hacer muy rápido pero no nos ha dado tiempo a darle la publicidad. Se han cubierto todas las plazas pero, sinceramente, yo esperaba aún más demanda de la que a tenido por lo que yo palpé durante mi candidatura.

Su inclusión ¿hacen a la UAL más competitiva con respecto a otras universidades?

Creo que sí, tanto el de Biotecnología como el doble grado es una demanda a nivel nacional, esas titulaciones no se han puesto porque son una demanda exclusiva de Almería, es a nivel nacional entonces sí que enriquece la oferta de títulos de la universidad.

Y con el Grado en Biotecnología ¿la UAL espera aumentar su número de patentes?

Creo que a la larga sí, de manera inmediata no; la docencia y la investigación van de la mano, y si se hacen bien los deberes, una potencia a la otra. Es decir, una docencia de calidad requiere una investigación básica de calidad y eso a su vez se traduce en una transferencia de resultados, por tanto estoy convencido de que a la larga dará pie al aumento de patentes.

Con todos estos títulos, la Universidad de Almería ¿es más generalista o especializada?

Esto va condicionado por estar dentro del Sistema Andaluz, es decir, el sistema andaluz, digamos el actual mapa de universidades, aunque la idea era haber especializado más algunos campus, pero la realidad es que la UAL se montó sobre el campus de Almería perteneciente a la UGR con unos títulos generalistas a partir de títulos generalistas. Con lo cual, aunque se ha pretendido darle cierta especialización por ejemplo en el ámbito de la agronomía, pero no ha habido unos excesivos recursos para dirigirlos, que es lo que potenciaría más. Ni tampoco ha habido un “vamos a aunar todos los esfuerzos en potenciar, por ejemplo, 1, 2 3 grados e identificarnos por esto”. Es verdad que la agronomía si parece que nos identifica un poquito, no solo por la titulación, sino por el entorno social, pero a la UAL le falta especialización.

Yo espero, y de hecho eso ya se ha detectado dentro del primer análisis que se ha hecho en el plan estratégico y ahora habrá que ver cómo conseguir esa especialización y como poner los medios para ir a eso, potenciar líneas prioritarias a nivel de investigación, a nivel de becas, para conseguir esa especialización.

Desde luego la parte generalista no se puede eliminar, pero si que es cierto que ahora mismo, desde fuera, se nos ve como una universidad prácticamente generalista.

Alianzas y Compromiso Social…

En sus intervenciones también menciona con frecuencia el compromiso social y el acercamiento de la UAL a la sociedad almeriense, y en especial a las empresas. ¿Cuál era la situación previa a su llegada?

El objetivo era el mismo, no solo hablo del inmediatamente anterior, antes también formé parte de un equipo previo; siempre el objetivo ha sido que la Universidad se implicara en la sociedad almeriense, la cuestión es que no se acababa de conseguir, aunque algo sí que se ha conseguido. De hecho la UAL probablemente sea la institución más valorada a nivel social en Almería, pero creo que se podría hacer, y se debe, un mayor esfuerzo.

Para eso en primer lugar hay que encontrar receptividad, y yo puedo decir que la he encontrado; estoy recibiendo la máxima colaboración de instituciones, desde la Diputación, Junta de Andalucía o Ayuntamiento, y con las empresas igual. Quizá sea por la filosofía que he mantenido de pluralidad y neutralidad desde el mismo inicio de la campaña, pero eso me está facilitando, además de contar con un equipo que se está implicando. Tengo, por ejemplo, una delegada para temas de Igualdad que por ahorrar un cargo es la misma vicerrectora de Estudiantes, que en unos meses ya ha puesto una revista digital al respecto. Tengo otra delegada para la Atención a la Diversidad Funcional que en dos montó el campus inclusivo en la UAL que no había ninguno y nos estamos moviendo con todas las instituciones y todo eso se va a palpar.

Nosotros con la Federación de Minusválidos para sus premios nos ha pedido que le cedamos sin cobrarles el Paraninfo y así lo hemos hecho, entonces todo eso permite un acercamiento.

¿Cuál es el objetivo final de su mandato con respecto a la unión “UAL-Almería”?

Hay muchos objetivos, que confluirán en un objetivo aún más grande que es impulsar o hacer crecer el prestigio social y académico de la Universidad. Objetivos como potenciar la transferencia, mejorar la calidad de la docencia, etc. Realmente son objetivos que suenan clásicos pero son los que de verdad importan; como que los alumnos estén satisfechos por la docencia. Si poner un control de asistencia en las clases mejora, pues se pone; si hay que modificar la normativa de coordinación de la enseñanza, como lo vamos a hacer, pues se modifica; que hay que renovar las normativas empezando por los propios estatutos, se renueva.

De los estatutos queremos reformar los porcentajes de participación, que están obsoletos. Queremos reformar el reglamento electoral, que también ha dado muchos problemas en esta universidad. Y después la organización de las enseñanzas, que aún se habla de licenciaturas; la propia terminología está obsoleta con la transformación que ha sufrido la Universidad en estos últimos años.

¿Cree que la Universidad actual puede mantenerse al margen de los partidos políticos?

Te puedo decir que en estos cuatro meses, mi experiencia me dice que sí, absolutamente es posible. Siempre que desde el equipo de gobierno, como es el caso, hay voluntad para ello.

Centrándonos ahora en el ámbito de la Investigación y la Internacionalización…

En ocasiones ha mencionado la importancia de crear nuevas líneas de investigación aplicables a empresas del entorno, ¿podría poner algún ejemplo?

No daré ningún ejemplo concreto porque después los que no menciono me regañan (risas), pero sí que hay líneas de investigación en marcha que están haciendo realmente transferencia. Yo, como investigador, trabajando en diseño de experimentos que cuenta con una parte de investigación teórica básica y otra de investigación aplicada; a mi lo que me aumenta mi CV como investigador es la investigación básica, que es lo que suelen pedir para publicar y te da el sexenio.

Entonces la manera de potenciar que el tiempo de investigación se comparta entre lo básico y la transferencia es que obtengas ventajas con esa transferencia. Por ejemplo, con inversiones de las propias empresas en el grupo de investigación, potenciando desde la universidad para conseguir ese feed back, por ejemplo en el plan propio, esa transferencia; y también se podría hacer un esfuerzo a nivel estatal, que de hecho se está hablando de los sexenios de transferencia donde no solo de prime publicar en revistas de índice de impacto de los listados de JRC, sino también que se prime a aquellos investigadores que realmente están creando patentes y aportando a la sociedad.

Poniendo las miras en Europa, ¿qué objetivos se ha marcado el nuevo equipo de gobierno?

La internacionalización tiene tres patas; por un lado la pata de la Movilidad, que hay que seguir potenciándola pero no de cualquier manera. Por una parte, hay que buscar destinos buenos para nuestros estudiantes y que no haya problemas de disfuncionabilidad, como nos hemos encontrado, de algún estudiante que ha ido a su destino y las materias que le daban allí no tenían nada que ver con su titulación; no es aumentar el número de estudiantes que se van por aumentarlo. Y lo mismo ocurre en cuanto a recibir, que los estudiantes que lleguen se sientan bien atendidos; por eso una de las primeras acciones a realizar es poner una oficina de bienvenida para facilitar, no solo a los estudiantes sino también a los investigadores, todo el tema desde el ámbito social de alojamiento o salud, además de los propios medios de la Universidad, que cuando lleguen los alumnos ya tengan su correo electrónico o los investigadores dispongan de su despacho. Todo eso aumenta la calidad de ese intercambio y sirve de marketing.

La segunda pata, como hemos mencionado, es potenciar el plurilingüismo. Y la última pata es que a nivel de investigación tenemos que ayudar, por todos los medios, a aquellos investigadores que están en posición de conseguir proyectos europeos, que creo que es una de las carencias que tiene, en general, la universidad. Ahora mismo los fondos de investigación más importantes proceden de Europa, por tanto, hay que hacer una apuesta y ayudar desde los servicios de investigación a conseguirlas.

En algunos países, cuando se consigue un proyecto europeo coordinado, lo primero que les pone la universidad es un personal de administración y servicios (PAS) sólo a cargo de ese proyecto, algo que ahora mismo aquí es una utopía, pero en el término medio se puede conseguir algo.

¿Hay nuevos convenios con empresas europeas para realizar prácticas o investigaciones?

Sí, de hecho ya hay convocatorias con empresas, y a través de los ‘Ceis’ también se están consiguiendo convenios, para que los estudiantes puedan realizar sus prácticas de empresa fuera y también, por ejemplo, para hacer los proyectos de Fin de Carrera que puedan ser el inicio de la investigación.

¿Tiene la UAL algún plan propio de ayuda o apoyo para las becas Erasmus o similares?

Sería nuestro deseo, pero sinceramente, hasta que no concretemos los presupuestos y sepamos que dinero realmente vamos a recibir de la Junta de Andalucía y hagamos una previsión del presupuesto, no sabemos. Sería deseable, pero si tenemos que priorizar apostaremos por becas sociales para que ningún alumno se quede sin matricularse por falta de recursos.

De todas formas, no renuncio a que si no puede ser para el año que viene, si pudiera haber un plan especial de movilidad dentro de la UAL que complementase el de la Junta de Andalucía, como por ejemplo hemos hecho con el tema del B1, aunque este tema (B1) ya lo tenía valorado económicamente, sabía que era una medida que se podía llevar acabo y de hecho la he ampliado con respecto a lo que prometí, porque iba a ser para este curso que entra y lo he podido hacer con carácter retroactivo, similar a lo que ha hecho la Junta.

Ahora que menciona los presupuestos…

¿Cuál es la deuda actual de la Junta con la UAL?

La deuda fluctúa, la Junta ingresa mensualmente unas cantidades a las universidades que suelen ser fijas, cantidad que va por encima de la cantidad para cubrir las nóminas. Entonces en función de si toca paga extra o complementos, digamos que reduce más deuda; en estos cuatro meses he visto diferentes cantidades, pero la deuda está en torno a los 30 millones.

—————————-
**Puedes leer aquí la Primera Parte y la Última Parte de esta entrevista a Carmelo Rodríguez.


Compartir

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *