Mejorar la salud de PAS y PDI, el nuevo reto del Servicio de Deportes de la UAL

Mejorar la salud de PAS y PDI, el nuevo reto del Servicio de Deportes de la UAL


Mediante la realización de un diagnostico inicial de la persona en el que se lleva a cabo una valoración de su estado de salud, hábitos diarios, alimentación, pautas de descanso y diversas pruebas físicas para determinar su estado actual; el programa UAL Activa pretende mejorar la condición física del Personal de Administración y Servicios (PAS) y Personal Docente e Investigador (PDI) de la Universidad de Almería a la par que ofrecer indicaciones para incluir hábitos saludables en su día a día.

“El objetivo no es sólo mejorar la condición física, que por supuesto, sino ayudarles a tomar conciencia de otros hábitos de vida que puedan ser intoxicadores, que los desarmonice”, señala Antonio Casimiro, profesor del grado de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte (CAFD) de la UAL y miembro del grupo de investigación ‘CTS 1024 Sport Research Group’, responsable junto a Enrique García Artero de este proyecto.

Enrique García Artero, Pedro Núñez y Antonio Casimiro.

Enrique García Artero, Pedro Núñez y Antonio Casimiro.

Una iniciativa ideada para “ayudarles a mejorar su condición física y que también desarrollen acciones concretas que conduzcan a mejoras en otros parámetros de la salud como el emocional, mental o nutricional” que surgió el año pasado como un proyecto a escala reducida, sólo entre sus alumnos, y que este año ha dado el salto y se ha convertido en un proyecto del Servicio de Deportes de la UAL tras su nuevo enfoque y la apertura de las nuevas instalaciones.

Mejorar la salud de forma integral

“Es un proyecto de salud holística, integral”, señala Antonio Casimiro, responsable de la vertiente destinada al PAS y PDI. En ella, tras la evaluación física y un cuestionario, a cada usuario se le asigna un ‘coach’ o entrenador personal con el que, mediante la firma de un contrato de ‘coaching’ se compromete a entrenar (al menos) tres días a la semana, uno de ellos de manera presencial con el ‘coach’.

Así, con este compromiso mutuo, los entrenadores elaboran un programa individualizado y progresivo para cada uno de sus pupilos de manera que se adapten a sus necesidades, condición física y posibles limitaciones (con especial atención a enfermedades crónicas, lesiones, etc.). Un seguimiento por parte de los entrenadores, estudiantes de 4º curso de CAFD o egresados, que se complementa con un ‘feedback’ semanal por parte del usuario en el que informa de acciones o rutinas que ha realizado para mejorar su entrenamiento.

Hasta el momento, el número de inscritos en el programa supera la veintena y con la campaña de promoción que están realizando entre el personal de la Universidad esperan que llegue al menos al medio centenar de inscritos. Una cifra bastante buena teniendo en cuenta que sería el primer año, a ser posible de muchos pues

“Está arrancando el programa, pero la idea es instaurarlo curso a curso”.

Destacar que el seguimiento se realizará hasta finales de junio, cuando se repitan las pruebas y se entregue un informe a los usuarios donde se detalle y evalúe su estado inicial y final tras el programa. “Es un chollo, una oportunidad única y gratuita que tienen aquí y sólo necesita la Tarjeta Deportiva Plus”, señala Antonio Casimiro.

También para alumnos

La otra vertiente del programa UAL Activa, la destinada a alumnos, es la que coordina Enrique García Artero. Modalidad a la que pueden acceder más de un millar de estudiantes, poseedores de la Tarjeta Plus, y con la que se les realizará un informe sobre su estado físico (sin seguimiento) y se les darán posibles pautas para un correcto desarrollo físico saludable.

Alumnos CAFD utilizando las instalaciones deportivas en clase.

Alumnos CAFD utilizando las instalaciones deportivas en clase.

La oportunidad de poner en práctica lo aprendido

”Para mi es una experiencia bastante importante porque, aunque los libros te enseñan mucho, creo que la práctica es fundamental” confiesa José, uno de los nueve ‘coaches’ que hasta el momento forman parte del programa UAL Activa. Estudiantes y egresados de CAFD que hace apenas unas semanas han comenzado a poner en práctica lo aprendido en la carrera con sus alumnos del programa coordinado por Antonio Casimiro (vertiente PAS y PDI). Nueve entrenadores que, como máximo, podrán realizar el seguimiento de 15 usuarios -en caso de que la demanda fuese muy superior a la esperada-, tal y como señala Casimiro.

En este sentido, a pesar de ser el primer año de vida de este proyecto que busca combatir el sedentarismo, especialmente entre el colectivo del PAS y PDI, sus responsables han apostado por una buena base que consolide el programa y ofrezca el mejor servicio a sus usuarios. Es por ello que los ‘coaches’ que forman parte del mismo son “gente formada con nosotros, conocidos y con buena comunicación”, señala Antonio Casimiro. Y es que el grado de empatía y las habilidades sociales también forman parte del trabajo ya que

“Son algo más que un entrenador físico, pues no es sólo entrenar el músculo sino también al ser humano que está con nosotros”.

Así pues, el primer paso que llevan a cabo los entrenadores es entrevistarse con sus alumnos con el fin de conocerles, evaluar sus aptitudes e idear un programa de actividades que se adapten a sus posibilidades y objetivos. Un proceso en el que “vamos aprendiendo mutuamente”, asegura Helena, también ‘coach’ del programa. Primeras tomas de contacto como profesionales del deporte que han sorprendido e ilusionado tanto a Helena y José como a sus compañeros Mabel y Andrés, quienes aseguran respectivamente que las primeras sesiones han ido “súper bien” y que “la dinámica de trabajo es buena empezando poco a poco”.

Labores en las que tienen en mente es que el personal de la UAL tome conciencia de que las instalaciones deportivas están diseñadas para que cualquiera pueda utilizarlas con coherencia y conocimiento. Razón de más para que los ‘coaches’ planteen retos u objetivos semanales a sus alumnos como reducir la cantidad de cigarrillos para, poco a poco, intentar dejar de fumar; recomendarles una buena hidratación tanto dentro como fuera del ámbito deportivo; ofrecerles pautas para ejercitarse fuera del gimnasio; o consejos para evitar lesiones o dolores musculares durante sus jornadas de trabajo. Y es que, señala Andrés,

“Buscamos la transferencia de un ejercicio a su vida cotidiana y le damos algunos truquillos para que se acuerden”.


Compartir

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *