Merche: “Siempre tuve claro que iba hacer la música que quería, no lo que quisiesen otros”

Merche: “Siempre tuve claro que iba hacer la música que quería, no lo que quisiesen otros”


La cantautora Merche es considerada como una de las artistas más importantes de España. Desde que comenzó en 2002 en el mundo de la música, no ha parado de cosechar éxitos por canciones como Eras tú, Abre tu mente, Si te marchas y Pasajeros entre otros temas. Además la artista, graduada en Magisterio en la Universidad de Cádiz, cuenta con varios discos de oro y platino, una nominación al Grammy Latino y diferentes reconocimientos en su larga trayectoria profesional.

Hace unos meses, lanzó al mercado De otra manera, tras tres años sin sacar un nuevo trabajo discográfico. La gira homónima de este disco, que comenzó el pasado mes de marzo en Madrid, llegará a Málaga capital el día 19 de abril, a las 21:00 horas, en el Teatro Alameda. Risueña, atenta y cercana, la artista gaditana llegó a la entrevista con una gran sonrisa donde nos contó detalles sobre su nuevo disco, novedades de su próximo concierto en la ciudad, sobre su evolución en sus 16 años en el mundo de la música y qué opina sobre los ‘talent shows’.

¿Por qué su último lanzamiento discográfico De otra manera se titula así? ¿Ve la vida de otra forma? 

Soy la misma de siempre, con mis historias y con mi forma de componer y cantar, pero con un sonido diferente. Este disco es más electrónico e internacional, con un sonido más tropical y “fresquito”, que mis anteriores lanzamientos que sonaba mucho más “a madera”. Y sí, también porque veo la vida de otra forma. En estos dos años, que he compuesto el disco, han pasado muchísimas cosas en mi vida que me han hecho aprender mucho y ver las cosas de otra manera.

¿Cómo fue el proceso de composición y producción del mismo?

Ha sido diferente. En mis anteriores discos, he trabajado con un solo productor buscando un sonido determinado. Yo a la hora de componer siempre tengo muy claro lo que busco y el sonido que quiero. Pero en esta ocasión, he trabajado con cuatro productores diferentes, buscando sonidos distintos y esa versatilidad que hemos conseguido en De otra manera. También por primera vez he compuesto con otros autores. Yo siempre pensaba “¿cómo se puede hacer eso?”, ya que para mí componer es algo muy íntimo y de encerrarme en mi estudio y pasarme allí las horas. Compartir “truquillos” musicales, que vas aprendiendo en el camino, con otras personas es una experiencia maravillosa y volvería a repetir. Pero no cambio por nada la sensación de componer mis canciones, mi catarsis, esa manera de desahogarme sola en casa.

Su nuevo disco está cargado de positivismo, buen rollo y alguna que otra balada. ¿A quién recomendaría escuchar su álbum para que se contagie de su espíritu?

Lo recomendaría a todo el mundo. Hay canciones que hablan de amor, desamor, traiciones y colores. Lo que es la vida, pero esto lo llevo haciendo desde mi primer disco, Mi sueño (2002). Siempre intento que en todas las canciones que hago, aunque el motivo sea un sentimiento de tristeza, la moraleja sea positiva. Esa es la actitud que debemos afrontar la vida y el espíritu de este álbum. Como siempre digo en mis conciertos: “La vida es un ratito chiquitito, ya bastante tenemos. Vamos a desinhibirnos, cantar y bailar. No merece la pena sufrir, que la vida son dos días”.

La gira homónima llega a Málaga capital el jueves 19 de abril. Sin embargo, no es la primera vez que pisa esta provincia andaluza en su nueva gira, ya que actuó en Ronda el pasado mes de marzo. ¿Qué tiene esta ciudad que no tenga otra?

Esta ciudad siempre me ha recibido con los brazos abiertos. Además, aquí he trabajado tantísimo. He dado más de 1.200 conciertos por toda España, a lo largo de mi trayectoria, y creo que 1.100 han sido en Málaga (risas). Así que siempre llevo en mi alma a los malagueños, a mis boquerones, que han estado en primera fila dándolo todo por mí desde mis inicios.

¿En el concierto habrá novedades u algún artista invitado?

Cada concierto es distinto. Empiezo cantando canciones de este trabajo y, a parte, en el ecuador del mismo hacemos el momento ‘sillón rojo’ o también llamado ‘de otra manera’. En el que cinco personas del público, que han sido previamente seleccionadas por haber realizado todas las instrucciones que aparecen cuando entras al teatro, se suben al escenario y eligen, dentro de 18 canciones de todo el repertorio de mis discos anteriores (Eras tú, Abre tu mente, No me pidas más amor y Cal y Arena; entre otros), como también cuatro o cinco rarezas (que son más bien para mí que para otra cosa). Con esta novedad, los escogidos disfrutarán de las canciones que hayan elegido encima del escenario a mi lado y pueden cantar, bailar y lo que quieran hacer. Es fundamental la interacción con el público, ellos con los responsables que yo siga actualmente en el mundo de la música.

¿Qué canciones son sus favoritas del ‘setlist’ y las más aclamadas por el público? ¿Qué tema nunca se atrevería  a cantar en vivo?

Jamás voy a cantar en directo La Verdad, nunca me había pasado con contra canciones de mis anteriores lanzamientos. Tenemos una puesta de escena brutal con las nuevas canciones de mi nuevo disco, que ha hecho mi maravillosa coreógrafa Laura, que está trabajando conmigo desde Pasajeros. Como también es importante el momento ‘sillón rojo’, es bonito ver la magia que se produce allí.

Hace casi 16 años que fue su debut. ¿En qué ha cambiado esa Merche? ¿Se sintió en alguna vez de su trayectoria profesional como un producto? ¿Se arrepiente de alguna decisión que tomó a lo largo de su carrera?

Siempre he sido muy ingenua y lo sigo siendo. Tengo la misma ilusión, ganas y sigo viendo la música como un regalo que me ha dado la vida, como si no hubiesen pasado los años. Y sí, me he sentido como un producto, no siempre, pero sí cuando la ingenuidad era más fuerte que el conocimiento de lo que era la industria de la música. A la gente se le olvida que detrás de ese producto, hay una persona, no una silla que ha pasado de moda y que ya no la quieres y la tiras a un lado. Los artistas también tenemos sentimientos. Artísticamente siempre he hecho lo que me ha dado la gana, con mis aciertos y errores. Eso sí, he escuchado compañeros que dicen que nunca han hecho el disco de su vida, guionizados, yo no lo hubiese permitido. Yo siempre tuve claro que iba hacer la música que quería, a nivel musical y estilismo, no lo que quisiesen otros. Sin hacer daño a nadie, la libertad es lo más bonito del mismo.

De la televisión a los escenarios

En España se está volviendo a dar importancia los llamados ‘talent shows’, por programas como La Voz, el regreso de Operación Triunfo y como la inminente vuelta de Factor X España. ¿Piensa que la música de este país está en su mejor momento?

Escasez de talento artístico en España no hay ni habrá. Estoy totalmente a favor de estos programas porque son una carta de presentación para aquellas personas con talento que tienen las ganas e ilusión de dedicarse a la música. Para mí, en este tipo de programa es muy difícil expresar todo el talento que tú tienes y quién eres en tan poco tiempo que duran las actuaciones. Por ello, tienen un punto de injusto estos concursos. Eso sí, la realidad llega después, ya que no es oro todo lo que reluce. Una cosa es estar muy visible en un programa y luego otra es salir de ahí y ver la verdad de la industria. No es que te abandonen, tienes que mostrar que tienes algo que ofrecer, pero esto depende del talento individual que tenga el artista, no del programa.

¿Le gustaría componer para la ganadora de OT 2017, Amaia Romero? Los finalistas de este programa musical tenían la oportunidad de ir a Eurovisión 2018. ¿Qué piensa de que Amaia y Alfred, con Tu canción, sean los representantes de España este año? ¿Volvería a intentar participar en este festival?

Amaia no necesitan que la compongan, canta precioso y tiene muchísimo talento. Además, me parece que la canción que nos representa en Eurovisión es una maravilla y una delicia y espero que la vida le den lo que se merecen a Amaia y Alfred. Me ofrecieron ir a Eurovisión varias veces pero nunca ha sido el momento, pero no sé si en un futuro iría. Nunca se puede decir de esta agua no beberé. Hemos llevado propuestas tan buenas, tan interesantes, que luego no han llegado finalmente a ningún lado y crean cierta desconfianza de pensar si “¿servirá para algo”?


Compartir

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *