Nanoquimia, una empresa de la UCO, participa en un proyecto europeo de 10 millones de euros

Nanoquimia, una empresa de la UCO, participa en un proyecto europeo de 10 millones de euros


La empresa Nanoquimia, con sede en el Parque Científico Tecnológico de Córdoba participa junto con otras 22 entidades europeas entre empresas, universidades, centros tecnológicos y organismos públicos en un proyecto europeo sobre el uso simbiótico del agua, dotado con 10 millones de euros, junto con otras 22 entidades europeas entre empresas, universidades, centros tecnológicos y organismos públicos.

El proyecto, que se desarrollará durante cuatro años, tiene por objetivo diseñar herramientas de planificación para un uso circular, integrado y simbiótico del agua, de forma que permita la reutilización del recurso hídrico de cualquier procedencia, obteniendo importantes ahorros energéticos en términos de tratamientos.

Entre las 23 entidades participantes destacan universidades de Dinamarca, Italia, Portugal y de España (Universidad Politécnica de Valencia) así como instituciones de la talla del centro nacional de investigación científica francés.

El objetivo general del proyecto europeo en el que participa Nanoquimia,  se demostrará en cinco lugares diferentes, cada uno de ellos en distintos países de Europa y en Israel, e involucrará a industrias, acuicultura y agricultura, así como a diferentes autoridades locales.

Nanoquimia

Este proyecto europeo busca aplicar los pilares de la gestión integrada del agua como modelo de planificación de este recurso y demostrar nuevas tecnologías modulares de bajo coste que se puedan adaptar fácilmente a cualquier infraestructura de gestión del agua. Esto permitirá que incluso las comunidades pequeñas y las pymes puedan implementar prácticas ejemplares en el tratamiento y reciclado del agua.

El papel de la cordobesa Nanoquimia en este proyecto está centrado en la construcción de dos equipos de demostración basados en nanomateriales de carbono de fabricación propia. Uno de ellos es un equipo para la desalación de agua mediante una técnica que emplea nanogel de carbono como material captador de sal.

El otro equipo que deberá construir la empresa cordobesa tiene como objetivo la eliminación de compuestos orgánicos persistentes en el agua, empleando modernas técnicas que integran nanotecnología y radiación de microondas.

Ambos equipos, una vez construidos, serán enviados al Instituto Oceanográfico y Limnológico de Israel, con el objeto de estudiar la viabilidad de ambas tecnologías en el tratamiento de aguas de explotaciones piscícolas, para su reutilización en ciclo cerrado.

 


Compartir

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *