Inmersión cultural en el casco histórico de Jaén

Inmersión cultural en el casco histórico de Jaén


La Noche en Blanco de Jaén volvió a convertirse, el pasado viernes, en uno de los mayores puntos de encuentro para el arte y la cultura en el centro de la capital jiennense. Exposiciones, conciertos, espectáculos de danza, visitas guiadas, talleres, pasacalles, juegos para los más pequeños, concursos de fotografía, expresiones de arte en vivo y hasta una scape room fueron parte de las cerca de 70 actividades programadas en esta edición.

Estudiantes de Historia del Arte y otras titulaciones de la Universidad de Jaén fueron una parte esencial en la organización de este programa, y actuaron como ‘cicerones’ informando a los transeúntes sobre los horarios y las localizaciones de las distintas actividades, y haciendo de guías por algunos de los monumentos y espacios culturales de Jaén, a lo largo de toda la noche. El vicerrector de Proyección de la Cultura y Deportes de la UJA, Felipe Serrano, señaló en la ceremonia de inauguración que dio comienzo  a la Noche en Blanco de Jaén  que el objetivo de esta iniciativa es “darle vida al casco histórico”, estimular el interés y la inquietud por la cultura, y abrir las puertas de los principales espacios culturales a la ciudadanía. El rector de la UJA, Juan Gómez, destacó que “deseo que la gente de Jaén disfrute de la ciudad y que la cultura sea parte de la vivencia de esta sociedad, generando dinamismo para toda la zona, algo que sin duda es muy importante”. En este sentido la Universidad de Jaén ha sido, junto con la  Delegación de Cultura de la Junta de Andalucía, la Diputación Provincial y el Ayuntamiento de Jaén, el principal motor para esta inagotable noche.

Las actividades se extendieron desde las 16 horas hasta la una de la madrugada, y recorrieron las principales plazas, museos, centros culturales y monumentos de la ciudad. Este año la temática de las actividades se ha centrado en el viaje de Magallanes, en honor al  V centenario de su vuelta al mundo. Así, frente al Palacio Provincial se habilitó una sala cerrada en la que se celebraron diversas sesiones de una scape room basada en la figura de Antonio Pigafetta, un noble italiano que formó parte de la expedición de Magallanes, en la que fue una de las actividades más demandadas de la Noche en Blanco de Jaén.

Igualmente, junto al Museo de los Baños Árabes una artista grafitera  pintó en directo un hermoso mural que retrataba a Magallanes. Y diversos artistas callejeros realizaban esculturas, pinturas o incluso impresiones basadas en las artes tradicionales en vivo y en directo, para despertar la curiosidad de los transeúntes. En conjunto fue una noche en la que públicos de todas las edades salieron a la calle y se mostraron muy participativos en todas las actividades, demostrando que la cultura, bien planteada y dinamizada, está más viva que nunca.


Compartir