“Nos resulta en especial satisfactoria la valoración de los ciudadanos porque la idea no era fácilmente comprensible”


Entrevista a los profesores de la UPM Pablo Bris y Félix Bendito, autores de uno de los tres modelos de banco premiados en el concurso internacional convocado por el Ayuntamiento de Madrid para sustituir los actuales.

Dos profesores de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) firman uno de los tres modelos de bancos premiados en el concurso internacional de ideas convocado por el Ayuntamiento de la capital para reemplazar los actuales. Se trata de Pablo Bris y Félix Bendito, que desarrollan su labor docente e investigadora en la Escuela Técnica Superior de Ingeniería y Diseño Industrial. El Ayuntamiento madrileño estudia ahora la posibilidad de fabricación e instalación de las propuestas seleccionadas para decidir finalmente cuál escoge. Los profesores afirman que afrontan ilusionados esta fase del concurso, “con ganas de trabajar y desarrollar el banco para materializarlo de la forma más fiel posible a la idea original”.

Pregunta. Los diseños ganadores han sido los mejor puntuados tanto por el jurado como por los ciudadanos. Es de suponer que esta coincidencia aumenta la satisfacción por el premio.

Respuesta. Nos resulta especialmente satisfactoria la valoración de los ciudadanos, ya que toda la documentación que presentamos, el panel y la memoria, estaba destinada específicamente al jurado profesional, e incluía procesos de fabricación, materiales, etcétera. Es decir, que fue muy bien valorado a pesar de que la idea no era fácilmente comprensible para un profano; de hecho, mucha gente creía que el banco era metálico, lo que hubiera sido un despropósito, o que no existían módulos lineales, lo que iría en contra de la flexibilidad de la solución.

P. Un banco tiene que ser, sobre todo, cómodo. Pero ¿qué otras cualidades debe cumplir?

R. El pliego de prescripciones técnicas del concurso era muy claro a este respecto. Además de un elemento funcional y confortable, un banco debe ser un elemento configurador del espacio urbano, debe fomentar la relación y la integración social de los ciudadanos. Técnicamente, debe ser resistente y duradero; económicamente; viable y, ambientalmente, responsable. Debe ser fácil de producir y montar y debe ser capaz de aportar un valor funcional y visual a la escena urbana.

P. ¿Cuáles son las características que destacarían de su modelo?

R. Lo fundamental es que el banco propuesto no es un banco, entendido como un único producto; es un sistema modular que permitirá a los técnicos del Ayuntamiento que lo implanten en nuestra ciudad responder de forma individualizada a la multitud de configuraciones y tramas que se presentan en una gran capital como Madrid. Y no solo eso; además de adaptarse a las configuraciones existentes, gracias a la flexibilidad del sistema, la combinación de tramos rectos y curvos puede incidir en la configuración existente con una determinada intención: delimitando espacios, marcando recorridos y puntos de observación, áreas de juego y descanso, etcétera. Es decir, el banco no solo tiene la función última para la que está tradicionalmente destinado -descanso de viandantes, área de socialización, etcétera-, sino que, en este caso, puede utilizarse como herramienta que ordene y configure el espacio urbano.

P. ¿Qué labor de investigación hay detrás del diseño?

R. La labor de investigación es clave en el proceso de diseño. No obstante, en el caso de este concurso, con muy poco tiempo para el desarrollo y presentación de las propuestas, la labor de investigación se apoya necesariamente en nuestra actividad profesional y en nuestra labor docente e investigadora.

P. Los bancos son elementos sencillos pero fundamentales para invitar al encuentro ciudadano en los espacios públicos. ¿Cómo se aborda este aspecto en el diseño del modelo?

R. Como hemos comentado anteriormente, no se puede hablar de un único modelo, sino de un sistema compuesto por varios modelos. Se obtiene así una mayor libertad en la configuración de los bancos, pues permite dar respuesta a intenciones de agrupamiento que invitan a la reunión, como es el caso del módulo curvo cóncavo; o, por el contrario, ofrece y promueve mayor intimidad y menos relación visual con otras personas que están sentadas en el mismo conjunto de bancos, como es el caso de las curvas convexas.

UN ‘ARCO’ PARA SENTARSE

Un banco modular basado en el clásico de tablillas, pero que permite múltiples configuraciones gracias a la combinación de tramos rectos y curvos. Esta es la esencia de la propuesta que los profesores de la UPM Pablo Bris y Félix Bendito –forma parte de su equipo un tercer integrante, José Guevara–  presentaron al concurso de ideas del Ayuntamiento de Madrid bajo el título de “Arco”. La combinación de distintos módulos hace posible, según explican, que el conjunto describa líneas complejas que pueden replicar el entramado definido en su ubicación, incluso incidir en esta configuración con una determinada intención: delimitando espacios o marcando recorridos y puntos de observación o áreas de juego y descanso.

La propuesta destaca también por la utilización de componentes que requieren muy poco o nulo mantenimiento. Los soportes del banco son de acero galvanizado, mientras que para los listones se emplea un material compuesto de fibras de madera y plástico reciclado (WPC) cuya durabilidad y estabilidad es muy superior a las que presenta la madera tradicional. Además, el sistema de fabricación de “Arco” no requiere un alto nivel tecnológico y el modelo es 100% reciclado y 100% reciclable al final de su ciclo de vida.

El concurso del Ayuntamiento estaba abierto a arquitectos, ingenieros industriales y diseñadores de cualquier nacionalidad. Se presentaron 218 propuestas, de las que un jurado seleccionó una docena en virtud de criterios de viabilidad, sostenibilidad, funcionalidad y confort. A continuación, los madrileños fueron invitados a elegir sus favoritos a través de la web municipal. El modelo “Arco” fue uno de los tres mejor valorados, tanto por el tribunal como en la votación popular. El Consistorio anunciará en los próximos meses, tras realizar prototipos y analizar la viabilidad de cada uno de los premiados, si es el banco en el que se sentarán los ciudadanos.

Entrevista cedida por el Gabinete de Comunicación de la Universidad Politécnica de Madrid. 

Compartir

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *