Objetivo: emisión cero

Objetivo: emisión cero



La mayor parte de los países europeos están reduciendo actualmente los incentivos para la compra de vehículos nuevos diésel, apostando por la sostenibilidad y un menor impacto de los combustibles en la calidad del aire. Investigadores del Grupo Tecnología de Procesos Catalíticos ‘PROCAT’ de la Universidad de Málaga llevan trabajando casi tres décadas en esta línea. Su objetivo es buscar la emisión cero, a través de la combinación de carburantes avanzados y tecnologías catalíticas híbridas. El impacto del sector transporte en la calidad del aire ya ha llevado a algunas ciudades como Madrid a imponer protocolos anticontaminación con restricciones de tráfico. Esto nos lleva a hacernos una pregunta ¿existe una solución para prescindir del petróleo?

Hidrógeno, combustible del futuro

El catedrático del Departamento de Ingeniería Química, Luis J. Alemany afirma que la mezcla de diésel, biodiesel y productos oxigenados mejoran el comportamiento del motor y reducen el nivel de emisión de contaminantes. Es por ello que asegura como, en el futuro, los vehículos serán eléctricos, híbridos y de hidrógeno.

No obstante, para el investigador, aunque el precio del hidrógeno es accesible, el principal inconveniente es la falta de infraestructura y logística para la recarga del hidrógeno. En España solo se cuenta con seis hidrogeneras y cero clientes, a la espera de que se desarrolle una estrategia energética.

Actualmente, el grupo de investigación de la UMA trabaja en el proyecto nacional de I+D+i ‘NoNOX’, no emisión de óxidos de nitrógeno. Dede este estudio se busca la modificación de los combustibles actuales de origen o de alto contenido “bio” para mantener los estándares de eficiencia y conseguir la emisión cero. Tal y como señala Alemany, “la transición de los motores térmicos a los de pilas de combustible de hidrógeno será progresiva. La investigación en esa línea ya está muy avanzada. En nuestro laboratorio contamos con catalizadores híbridos, sistemas de alimentación mixta diésel-hidrógeno y nuevos biocarburantes eficientes de bajo carbono, que permitan una solución eficaz transitoria”, continúa el profesor de la UMA, quien, sin embargo, afirma que los fabricantes de automóviles apuestan más por mejoras de la gestión electrónica en las actuales motorizaciones.

Sistema energéticos menos contaminantes

Otra de sus líneas de I+D+i es la producción de hidrógeno a partir de biomasa y de dispositivos para su generación. Además de rutas para la producción sostenible de nuevos carburantes y aditivos.

En España circulan unos cinco millones de motores diésel y muy pocos de ellos cumplen con la normativa de emisiones en condiciones reales. Por ello, diseñar sistemas energéticos alternativos menos contaminantes, como los vehículos de hidrógeno, es el objetivo de este grupo de profesores de la UMA.


Compartir