Ocho claves para optimizar el teletrabajo

Ocho claves para optimizar el teletrabajo


El teletrabajo se ha convertido en la principal fórmula para la actividad laboral desde que fue declarado el Estado de Alama por parte del gobierno español. Dentro del ámbito universitario profesores, investigadores, personal de administración y servicios y egresados han tenido que recurrir al teletrabajo para ejercer la docencia desde la distancia, realizar servicios de atención y otros trámites de manera online, desarrollar su investigación en remoto y ejercer funciones de gestión de forma telemática.

La actual situación supone, por lo tanto, una transformación de la actividad laboral tal y como la conocemos en la que el trabajador debe adaptarse a una nueva metodología que pierde el ‘cara a cara’ y que necesita apoyarse en recursos digitales y plataformas tecnológicas que permitan conectar a varios usuarios y compartir documentos. Desde el ecosistema de conocimiento digital The Valley, que cuenta con un destacable equipo de profesionales acostumbrados al trabajo a distancia, se proponen ocho recomendaciones para sacar el máximo provecho del teletrabajo.

1. Hacer planning semanal y follow-up de los objetivos

Organizar cada lunes el calendario de objetivos de la semana. Es recomendable tener reuniones cortas diarias para ir haciendo seguimiento de los objetivos cumplidos y los que faltan por cumplir. Y, al final de cada semana, hacer un repaso total de la actividad y evaluar los próximos pasos.

2. Aprovechar las apps y las herramientas tecnológicas

Se trata de sacar provecho de las distintas plataformas y herramientas tecnoloógicas para comunicarse de forma instantánea, trabajar de forma colaborativa, realizar reuniones on-line, e incluso poder llevar calendarios compartidos en los que cada uno pueda ir viendo los deadlines de los proyectos. Herramientas como SkypeMicrosoft TeamsZoomGoogle DriveGoogle Calendar u otras para hacer la comunicación más fluida entre los trabajadores.

3. Respetar el work-schedule sin distracciones

Continuar con la rutina diaria que se suele tener para ir al lugar de trabajo, es decir, levantarse a la misma hora, hacer ejercicio si es el caso, vestirse con ropa adecuada y preparar el área de trabajo para cumplir con la jornada establecida, respetando los descansos correspondientes.

4. Separar lo laboral de lo personal.

Cuando se mezcla el ambiente de trabajo y el entorno privado en el mismo espacio durante varios días, como sucede en la situación actual, ambas esferas pueden llegar a mezclarse. Por eso es muy importante establecer los límites entre lo personal y lo laboral creando un espacio de trabajo adecuado y cómodo que quede designado como ‘la oficina en casa’.

5. Adaptar los business plans en un panorama protagonizado por el coronavirus. Hay que adaptándose al contexto actual. Y la clave ahora mismo es la flexibilidad, aunque eso implique dejar en stand by muchos planes establecidos previamente. De manera que se debe redefinir la estrategia de negocio o de trabajo, al menos temporalmente, hacia la creación de soluciones o iniciativas que permitan a las empresas y entidades seguir desarrollando su actividad con el foco hacia la reducción del impacto de las consecuencias económicas y sociales del COVID-19.

6. No perder el contacto one-to-one con los compañeros de trabajo

Es importante hacer uso de las herramientas de comunicación online para mantener un contacto continuo y fluido entre los compañeros de trabajo. En etse punto cabe destacar que este contacto fluido es clave tanto desde el punto de vista profesional como personal, en cuanto a ocio y entretenimiento, para generar un ambiente laboral cómodo, divertido y distendido.

7. Disfrutar del lado positivo del teletrabajo.

Pensar en estar tanto tiempo confinado en casa puede generar estrés y ansiedad. La clave, en este sentido, está en buscar “el lado positivo” de todo esto y, en el caso del teletrabajo, aprovechar las ventajas que tiene poder trabajar a distancia. Entre otras, pasar más tiempo con la familia, con los mayores, contar con un mayor grado de flexibilidad para conciliar la vida personal y laboral…

8. Mantener un estilo de vida healthy en casa y evitar el sedentarismo.

Durante estas largas jornadas en casa no se debe dejeçar de lado la socialización con amigos, el deporte ni la comida sana. Para ello, la tecnología pone al servicio de la sociedad diversas opciones y algunas empresas están incluso ofreciendo sus ofertas de contenido de forma gratuita. Algunas ideas son: entrenar o hacer yoga mediante apps, hacer maratones de series o ver películas en las plataformas de entretenimiento, leer libros, mantenerse al día con las revistas y periódicos online o aprender a cocinar recetas saludables.


Compartir