Aceites procedentes de ‘Olivares Vivos’ para promover la biodiversidad en el sector

Aceites procedentes de ‘Olivares Vivos’ para promover la biodiversidad en el sector


La Universidad de Jaén ha celebrado esta mañana su primer acto presencial con convocatoria a medios de comunicación desde que fue declarado el estado de alarma. El motivo ha sido la presentación de la primera gama de aceites de oliva virgen extra que cuentan con el sello de calidad de Olivares Vivos, del proyecto LIFE, que aspira a potenciar la biodiversidad en el cultivo del olivar y a reconocer a los aceites que son elaborados atendiendo a estos principios de conservación y respeto medioambiental.

Olivares Vivos es una iniciativa que comenzó en 2015 y en la que colabora la UJA, la Diputación de Jaén, la sociedad SEO BirdLife y la Estación Experimental de Zonas Áridas del CSIC. El objetivo de la misma a lo largo de estos cinco años ha sido desarrollar diversas líneas que promuevan la biodiversidad en el sector del olivar y que a la vez lo conviertan en un valor añadido que redunde en su rentabilidad. Una de dichas acciones ha sido la creación de este sello como garantía de calidad para los aceites elaborados a partir de olivares ricos en biodiversidad y mediantes técnicas de cultivo sin impacto medioambiental en el entorno. Así, esta mañana el Aula Magna de la UJA ha acogido la presentación de las primeras 15 marcas etiquetadas con este sello de garantía.

Vuelta a la normalidad en la UJA

El acto de presentación ha contado con las intervenciones del rector de la Universidad de Jaén, Juan Gómez, el presidente de la Diputación, Francisco Reyes, la directora ejecutiva de SEO BirdLife, Asunción Ruiz, y Francisco Valera, científico titular de la Estación Experimental de Zonas Áridas del CSIC. El rector recalcó que se trata de la primera convocatoria presencial a los medios de la UJA después de estos meses de pandemia, y por lo tanto un importante paso para la vuelta a la normalidad.

“Este proyecto ha tenido desde sus orígenes una clara vocación de transferencia persiguiendo un doble objetivo, por un lado, establecer y certificar un modelo de olivicultura rentable y compatible con la conservación de la biodiversidad, y por otro, posicionar dicho modelo productivo como un valor añadido reconocido y rentable en el mercado de los aceites de oliva”, destacó el rector. Y subrayó que “tenemos que ser capaces de hacer llegar el mensaje y que los consumidores entiendan que, con su elección en la cesta de la compra, tienen capacidad para incidir en el tipo de agricultura que tendremos en el futuro”.

Por su parte, el presidente de la Diputación de Jaén apuntó que este proyecto nació “con el objetivo de abordar la doble crisis que afecta al olivar, económica y ambiental. Y remarcó que nueve de las quince marcas de aceite etiquetados como Olivares Vivos se producen en Jaén y “serán punta de lanza para promover los olivares vivos en nuestra provincia”. Concretamente los 15 aceites que han obtenido este sello son Castillo de Canena, Dehesa de la Sabina, Dominus, Finca la Torre, La Casona, Llanos de Vanda, Olivar de la Luna, Omed, Oriole, Piedras Cucas, Pilares Aceites de Autor, Quinta San José, Soler Romero, Oleaí y Huerta los Caños.

La biodiversidad, un aliado natural

Asunción Ruiz, directora ejecutiva de SEO BirdLife, explicó durante su intervención que la biodiversidad puede ser una gran aliada natural para el olivar que permite reducir el uso de fertilizantes y de otros productos químicos. Lo que además de reducir estos costes mejora la calidad del producto final obtenido. En este sentido la experta apunta que con este proyecto se ha podido demostrar que el olivar, a pesar de su pérdida de biodiversidad en las últimas décadas, aún supone en su conjunto un extraordinario refugio de biodiversidad, y lo que es más importante, tiene una gran capacidad para recuperarla.

“Incrementar la biodiversidad en el olivar incrementa la sostenibilidad del cultivo e incorpora a los AOVEs producidos en estos olivares un valor añadido contrastado que contribuye significativamente a la lucha contra el cambio climático y la crisis de biodiversidad”, apuntó por su parte Francisco Valera. El acto contó además con la participación de diversos profesionales del sector oleícola. Y es que en el marco de este proyecto una veintena de agricultores ha puesto sus fincas a disposición del nuevo modelo de olivicultura planteado este proyecto. Y en la actualidad, y según indicaron en el acto, más de 450 agricultores están desando sumarse a la iniciativa de Olivares Vivos.

 


Compartir