El Parque Nacional de Doñana, en grave peligro de desaparición

El Parque Nacional de Doñana, en grave peligro de desaparición



Un equipo internacional formado por científicos de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), la Universidad sevillana Pablo de Olavide (UPO) y el Consejo Superior de Investigadores Científicas (CSIC) participan en un artículo en la revista ‘Frontiers in Ecology and the Environment’ en el que alertan sobre la situación actual del Parque Nacional de Doñana, humedal inscrito en la lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO.

En la publicación, los científicos de los tres centros hablan de cuestiones importantes como son el deterioro de la calidad del agua del humedal y la explotación excesiva de los acuíferos. Estas condiciones pueden provocar que el Parque Nacional de Doñana no sea capaz de resistir ante condiciones climáticas adversas como sequías y olas de calor, lo que acabaría con su ecosistema animal y vegetal.

Las razones del deterioro del Parque Nacional de Doñana para los científicos 

La principal razón que aportan los estudiosos, es que la gestión de esta zona no está siendo la adecuada. Así, Marten Scheffer, de la Universidad de Wageningen (Holanda) declara: “En el trabajo demostramos que la gestión de amenazas locales puede expandir el espacio de operación segura para estos ecosistemas. Una gestión local inadecuada hace que un ecosistema acuático sea menos tolerante al cambio climático y se reduzca su capacidad de respuesta”.

Para comprobar la certeza de sus conclusiones, los científicos autores del artículo en ‘Frontiers in Ecology and the Environment’ analizaron más humedales, todos ellos inscritos en la lista del Convenio Ramsar de Humedales de Importancia Internacional. Uno de ellos es las Tablas de Daimiel, que  comparte con Doñana el hecho de estar sometidos a la sobrexplotación de sus recursos naturales. El Parque Nacional de Ciudad Real es utilizado como ejemplo en el estudio para mostrar lo que podría pasarle a Doñana si se siguen agotando sus recursos. Según afirma la investigadora de la UAM, Paloma Alcorlo: .“Doñana está sometida a una presión cada vez mayor, tanto debido al cambio climático como a las amenazas locales”,

La amenaza al ecosistema del Parque Nacional de Doñana es el principal peligro

En el Parque Nacional, situado en Huelva, conviven muchas especies de animales que van a ver su entorno natural en peligro si no se lleva a cabo una gestión de los recursos más responsable. Las marismas de Doñana son el lugar de invernada de muchas aves acuáticas como las anátidas, especies de invertebrados y plantas acuáticas como las planarias y las diatormeas.

El exceso de nutrientes en el agua, provocado por el uso de abonos agrícolas y las aguas residuales, unida a la excesiva extracción de agua subterránea están reduciendo el caudal de estas marismas poniendo en peligro la supervivencia de las especies mencionadas. Un ejemplo es la cantidad de agua de la Rocina, el arroyo que desemboca en el Rocío, que se ha reducido a la mitad en apenas 20 años, mientras que el fosforo en sus aguas se ha multiplicado por cinco en sólo 15. La que muestran estas cifras es que la poca agua que queda es de menor calidad.

La situación actual de las aguas del Parque Nacional de  Doñana y las soluciones 

El deterioro en el agua del Parque Nacional de Doñana se ha comprobado por el hallazgo de brotes de cianobacterias tóxicas y la expansión de una especie exótica de helecho flotante, Azolla filiculoides. Andy Green, profesor de investigación en la Estación Biológica de Doñana (EBD-CSIC), explica lo que esto significa: “Un aumento de temperatura favorece la expansión del helecho Azolla filiculoides e incrementa la frecuencia de brotes de anoxia y de cianofíceas tóxicas, causando la muerte de las especies autóctonas”. Además, agrega que una posible solución está en reducir el uso de abonos y mejorar la depuración de las aguas.

La investigadora de la UAM, Paloma Alcorlo, se expresa en los mismos términos al decir que “las opciones para la gestión local son claras y relativamente baratas. Se debe aprovechar esta oportunidad, sobre todo cuando se trata de ecosistemas de importancia vital para mantener la biodiversidad global”.

Los autores del artículo recuerdan que la UNESCO considera que Doñana está inmersa en una grado de amenaza ‘Muy alta’. Por ello, los científicos de la UAM, UPO y CSIC consideran urgente que la sociedad y las administraciones se conciencien y se comprometan a reducir las amenazas locales que podrían acabar con este Parque Nacional que, como dato, forma más de tres mil lagunas durante los años húmedos.


Compartir

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *