Philo Show ¿por qué filósofo apostarías en este reality?

0


ESTRENO DE LA WEB SERIE PHILO SHOW

Hoy jueves 30 de marzo, el cine Albéniz acoge el preestreno de los tres primeros capítulos de Philo Show a las 20:00 horas. Se recomienda la reserva de asientos. Puedes contactar con el equipo a través de su cuenta de Facebook o por mail.

Descartes, Hume, Kant, Platón, Pitágoras… son algunos de los nombres que se estudiaban en Bachillerato. Pero, ¿no es mejor verlos en acción ante la realidad actual? Así lo han pensado un grupo de jóvenes malagueños estudiantes de Comunicación Audiovisual en la UMA. Dirigidos por Víctor Franco han traído hasta nuestros días a los más importantes pensadores de la historia para explicar sus ideas con mucho humor.

Philo Show es un proyecto llevado a cabo con los mínimos recursos pero con una idea que no podían dejar de lado ¿y si pudiéramos ver a los principales filósofos en un docureality? Con un formato de web serie de 12 capítulos de 10 minutos, cada semana se podrá ver por la plataforma de Youtube uno nuevo. Para mostrarnos ante qué nos vamos a enfrentar hemos hablado con sus creadores, Aitor Alonso (producción), Adrián Ortiz  (sonido) y Víctor Franco (guión y dirección).

Componentes de Philo Show: Aitor Alonso del Pino, Víctor Franco Rodríguez y Adrián Ortiz Casas

Los creadores de Philo Show: Adrián Ortiz Casas, Víctor Franco Rodríguez y Aitor Alonso del Pino.

¿De dónde surge la idea de crear Philo Show?

Aitor: Realmente la idea surge estudiando en la biblioteca, dándole vueltas. Lo que empieza como un simple sketch lo juntamos y dimos forma, viendo la posibilidad de que fueran capítulos.

¿Y el nombre?

Aitor: Tuvimos la idea de hacer un shore, la primera idea es un “¿te imaginas un shore con filósofos?” y en esa línea surgió hacer philo (de filosofía) y shore (del formato). Lo que pasa es que la idea y marca estaban cogidas y nos lo echaron para atrás, pero el concepto continuó como un formato más amplio.

¿Por qué la filosofía como tema conductor?

Aitor:La filosofía ahora está muy olvidada y dejada por la educación. Te da la oportunidad de ver diferentes puntos de vistas, como la que dan nuestros protagonistas.

Víctor: Cada concepto está ambientado en su tiempo y, juntando las grandes mentes, hemos creado un humor absurdo para analizar el futuro. Hemos creado los personajes según su principal característica, son estereotipos que nos viene bien para analizar las ideas. La filosofía nos da un campo de juego para introducir los temas y para hacer estereotipaje de los personajes. Así tenemos al más canalla, que casa bastante con la personalidad de Nietszche, el buenazo, que se relaciona más con Kant, o ver a un Descartes más estirado. Cada uno tiene su propio arquetipo tanto para introducir a los personajes como a su filosofía. Son conceptos que vemos día a día, tanto en la ficción como en la realidad, pero nunca nos paramos a pensar que eso se ha dicho hace muchísimos años y está accesible en libros a los que no hacemos ni caso. La idea es ilustrar la filosofía.

Para llevar a cabo la serie, ¿qué tipo de formación o ayuda en materia de filosofía habéis tenido?

Víctor: Yo estudié un primer año de Filosofía, por lo que empezamos tirando de mis apuntes, que eran más densos que los del instituto y luego seguimos analizando los libros de los propios autores. Una vez que ya tuvimos los personajes configurados los pasamos a expertos en el tema. Un conocido de Aitor fue profesor de filosofía, una amiga que está haciendo un máster…

Aitor: Hemos tenido ayuda sobre todo para señalarnos si nos estábamos colando diciendo según que cosas. Nos iban un poco guiando.

Adrián: Nos han ayudado a saber el tipo de humor que se le podía dar a cada personaje, en el sentido de saber por ejemplo en el caso de Platón hasta donde puede llegar.

Aitor: Lo que nosotros hemos hecho se llama técnicamente “trasuntos” y es una adaptación de una persona real a un concepto que hemos creado. Hemos hecho una versión actualizada a nuestra realidad, como si viviera hoy pero con sus mismas ideas.

Se trata de un modelo de docureality, ¿cómo surge la idea de este formato y por qué?

Víctor: Salió como una mezcla, porque nos gustaba las series de ese tipo y siempre nos había gustado experimentar con eso. Durante la carrera una de las cosas que nos llamó la atención fue vPhilo Shower que el documental y el documental ficcionado no son solo algo que ves después de comer. Buscamos hacer una hibridación entre el formato reality y lo que nosotros queríamos plasmar en modo de ficción, es una necesidad de mezclar.

Aitor: Hicimos un estudio de varias web series, pero dimos un formato diferente a las que vimos. Lo bueno de las web series es que es un formato que ofrece muchas posibilidades. Nosotros decidimos hacer 12 capítulos de 10 minutos aproximadamente cada uno.

Empezasteis con un crowfounding, pero salió mal. Aún así habéis tirado para adelante y este jueves presentáis la serie ¿cómo lo habéis conseguido?

Aitor: A nivel de producción, pues somos un equipo de entre diez y doce personas a nivel técnico, más los siete actores protagonistas, adaptamos los recursos que teníamos en casa para ver qué podíamos hacer. Luego hemos tenido un colaborador, Utópica Films, que nos dejaba material de iluminación y sonido. Utópica llegó a nosotros por las redes y contactó para hacer una colaboración a cambio de aparecer en los créditos. Tenemos tres colaboradores principales en total, que son la propia Utopica Films, Rocking Beatas y la cafetería Conrado’s de Fuengirola, que nos han facilitado sus instalaciones para grabar. También grabamos en Guadix las escenas que transcurren dentro de la casa. Han sido cuatro fines de semana más cinco días de rodaje en Málaga, pues se ha tratado como un largometraje, hemos grabado los 12 capítulos seguidos, para que se sacarán de forma periódico todas las semanas.

¿La Universidad de Málaga os ha apoyado de alguna manera?

Aitor: Hay profesores que nos han apoyado, pero a nivel de material o instalaciones nada.

Víctor: La dificultad de la producción ha sido gestionar todo sin dinero. Llega un momento de ir a grabar a la facultad y no darnos cuenta de que nadie había avisado. Llegar allí y que te echen a patadas. Aunque nosotros hemos tenido el fallo de no comunicarnos con ellos, desde el punto de vista de la UMA tampoco nos han tratado bien, sino con condescendencia. Por parte de la administración de la UMA no nos han dado ningún apoyo. A nivel de profesorado sí, han simpatizado mucho con el proyecto y nos han ayudado, poniendo dinero en el crowfounding, asesorándonos externamente… A nivel personal no tenemos quejas con la UMA, pero a nivel burocrático si hemos tenido trabas que vienen heredadas de hace mucho tiempo.

Aitor: Esto nos hace ver la necesidad de hacer algo fuera de la carrera. Estamos en el último año y, siendo de CAV que puedes hacer algo y demostrarlo por tu cuenta, queríamos hacerlo fuera de la UMA para que aunque de forma psicológica nos pudiéramos mostrar a nosotros mismos que somos capaces de hacer algo sin tener detrás una asignatura o profesor que te evalúe. Es algo nuestro, pero también es verdad que sin habernos conocido en la universidad o las enseñanzas recibidas no podríamos haberlo llevado a cabo.

¿Qué previsiones o propuestas tenéis para dar a conocer la serie?

Víctor: El crowfounding surgió para poder pagar las tasas y llevarlo a festivales y así obtener algún tipo de curriculum en este tipo de sitios. Ahora mismo, con que salga y tenga aceptación en la comunidad y el público general estamos contentos. A nivel de comunidad estamos cubiertos, tenemos seguidores hasta en América, pero nuestra principal satisfacción es ver que se ha llevado a cabo.

Aitor: Hay festivales que puedes ir pagando solo la seguridad Social, así que intentaremos también presentarla.

Philo Show PlatónEste jueves 30 de marzo presentáis la serie en el cine Albéniz de Málaga ¿qué previsiones tenéis?

Aitor: Tenemos mucha aceptación, desde el lunes tenemos el 75% del aforo reservado. Es un preestreno especial, pues vamos a sacar tres capítulos de los 12 que forman la serie. A nivel personal es muy satisfactorio verlo con todo el equipo.

Adrián: Tenemos una comunidad que vemos como día a día va creciendo. Tenemos buenas expectativas, pero tampoco auguramos que sea el nova más, pero sí que va a hacer ruido. Durante la emisión al menos va a estar sonando.

¿Con qué filósofo os quedáis cada uno?

Adrián: Yo soy muy fan de Descartes, porque a la hora de plantear el discurso del personaje y de su modus operandi nos planteamos una cosa y ha acabado siendo otra que a mi, personalmente, me gusta mucho y me hace mucha gracia. Además de creador de la serie me considero público objetivo, por el formato, y yo creo que nuestro Descartes en Gran Hermano podría ganar todas las ediciones.

Aitor: Yo me quedo con Hume que es, de los filósofos que tenemos, el menos oído. Es un personaje que es el padre del empirismo y lo tiene que probar todo, es la chispa que falta, el que siempre está ahí, un personaje muy inquieto. Su planteamiento ha derivado y hace mucha gracia y llama la atención.

Víctor: Quizás el que más hemos descuidado es Pitágoras, un personaje doble (las dos chicas- chico). Es una muestra de cómo se trata a la mujer no solo en la Filosofía sino hoy en día en general. A mi me costó muchísimo pues no solo me documenté de Pitágoras sino del movimiento feminista, para mostrar y ayudar a la presencia femenina. Me ha supuesto un reto construirlo porque en 2017 es muy fácil ofender y muy difícil agradar, la siento muy parte de mi, tanto en su parte de mujer como hombre. Juegan a proyectar y no dejan de ser las inseguridades del hombre de hoy y las fortalezas de la mujer.

Momento en la grabación de Philo Show

Momento en la grabación de Philo Show en Guadix

Para finalizar… ¿por qué hay que ver la serie?

Víctor: La Filosofía no es nada árida sino una herramienta de disfrutar la realidad. La serie no es complicada, no deja de ser las “tonterías” que se dijeron en su momento llevarlas a la actualidad, la Filosofía es una forma de analizar y reírse de la realidad como otras cualquiera.

Aitor: Tenemos la Filosofía, entre el que me incluyo, como algo muy distante y elitista. Pero es un pensamiento que está en todo, por lo que es muy fácil empatizar con un personaje en cada momento, no son tan lejanos a nosotros. Aplicando esos pensamientos a situaciones cotidianas es fácil encontrar el punto cómico e incluso estar de acuerdo con ellos.

Adrián: Yo le diría a una persona que quiera ver la serie lo mismo que me dije a mi mismo cuando empecé el proyecto. Soy una persona que con la Filosofía tiene muchos perjuicios, viéndola como la “alta cultura”, pero cuando te paras a pensar un poco y sales de tu zona de confort te das cuenta de que puedes obtener conocimiento a base de reírte con cosas que antes no creías. A mi me ha supuesto una apertura mental en cuanto a conocimiento general de la propia Filosofía.



Sobre el autor
Teresa Fernández

Teresa Fernández

Periodista especializada en educación y cultura. Comencé mi trayectoria en la Universidad de Sevilla en representación estudiantil, desarrollándome como periodista a través de los gabinetes de diversos congresos y jornadas así como en diario locales. Actualmente, jefa de redacción de Aula Magna. [email protected]

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *