Un estudio internacional para analizar el impacto psicológico del coronavirus

Un estudio internacional para analizar el impacto psicológico del coronavirus


La Universidad de Granada participa en el proyecto internacional COVIDiSTRESS un estudio cuyo objetivo principal es analizar el impacto psicológico que tiene la crisis provocada por la expansión del coronavirus en la población. La UGR es la única institución española que colabora en esta investigación en la que han tomado parte más de un centenar de expertos de 50 países de todo el mundo.

Tao Coll Martín, del departamento de Metodología de las Ciencias del Comportamiento de la Facultad de Psicología, es el investigador de la UGR que ha tomado parte en este macroestudio, y explica que COVIDiSTRESS surgió a partir de una publicación en un grupo de Facebook sobre investigación en psicología realizada por el profesor de la Universidad de Aarthus (Dinamarca) Andreas Lieberoth. “Este profesor hizo un llamamiento a científicos y científicas de todo el mundo para, en un tiempo record, poder elaborar, traducir y divulgar una encuesta sobre el impacto psicológico de la situación en la que nos encontramos derivada del coronavirus”, señala Coll.

La encuesta, titulada ‘¿Cómo está afectando el coronavirus a tu vida?’ evalúa cuáles son las principales variables y aspectos psicológicos que pueden verse afectados por la situación actual, tales como el estrés, la soledad percibida, la confianza en los sistemas de gobiernos y otras instituciones, el grado de cumplimiento con las medidas de prevención y seguridad, el grado de preocupación por las consecuencias de esta crisis, etcétera. “Lo que hace especial al estudio COVIDiSTRESS es la enorme velocidad de propagación que ha tenido, pues desde su lanzamiento el 30 de marzo llevamos alrededor de 115.000 participantes de 169  países distintos”, señala Tao Cololl. “Esto ha sido posible gracias al gran compromiso y empeño que hemos puesto más de 100 investigadores e investigadoras de más de 50 países de todo el mundo, logrando traducir la encuesta a 58 idiomas distintos y darle difusión”, añade.

La investigación continúa actualmente en fase de recogida de datos, una fase que los investigadores pretenden prolongar hasta finales de mayo. Los responsables del proyecto tienen planeado enviar pronto los primeros informes de esta investigación, tanto a organismos científicos como a instituciones de la Unión Europea. “Otro aspecto de gran atractivo del proyecto es que trabajamos en un marco denominado de ciencia abierta”, añade el investigador de la UGR. Esto implica que la base de datos con todas las respuestas (anónimas) a la encuesta es pública y está disponible en su totalidad para que cualquier investigador, miembro u organismo interesado pueda llevar a cabo sus propios análisis.


Compartir