El mejor regalo para el Día de la Madre: hombres corresponsables

El mejor regalo para el Día de la Madre: hombres corresponsables


Si hiciéramos una encuesta a las madres que el próximo domingo celebran su día en España sobre el mejor regalo que podrían recibir, material o no, seguro que más de una elegiría un reparto equitativo de las tareas relacionadas con el cuidado familiar tanto por parte de sus parejas varones como del resto de hombres de su entorno: hermanos, hijos, etc. Los cuidados no solo de los menores, sino de las personas mayores o dependientes, ha recaído tradicionalmente en las mujeres; una tendencia que, si bien comienza a revertirse sobre todo en lo que a los hijos se refiere, necesita todavía de un cambio generalizado en toda la sociedad.

La UNED, que ha liderado durante cuatro años (2015-2018) el Proyecto IMPLICA a nivel nacional con la financiación del Ministerio de Economía y Competitividad, asume ahora la coordinación del Proyecto Men in Care: Workplace support for caring masculinities (MiC), la continuación internacional del anterior con el que se diseñarán e implementarán acciones encaminadas a fomentar la incorporación de los varones a los cuidados y en el que “se pondrán a prueba y se difundirán a nivel internacional los resultados de IMPLICA”, tal y como explica Teresa Jurado Guerrero, profesora del Departamento de Sociología II e investigadora principal del proyecto.

La UNED lidera el Proyecto Men in Care sobre corresponsabilidad en los cuidados y en las familias, un paso para la igualdad real entre sexos.

El equipo de Men in Care durante su primer encuentro en Madrid

El Proyecto Men in Care que se llevará a cabo entre 2019 y 2021, integra a un total de 13 entidades cosolicitantes y nueve entidades asociadas de siete países, todas ellas vinculadas desde distintos ámbitos -investigación, Administración Pública, organizaciones sindicales y empresariales, etc.- a la potenciación de medidas de conciliación y corresponsabilidad que impliquen repartos equitativos como elemento imprescindible para avanzar en igualdad de género. De manera especial, el proyecto MiC se propone investigar, detectar, proponer y promover acciones dirigidas a implicar a los hombres en roles de cuidado a través de su impulso y puesta en marcha en el ámbito laboral. A juicio de Teresa Jurado, “lo más interesante de este proyecto es precisamente que cuenta con la participación de agentes sociales, en el caso de España trabajamos con la Secretaría de Igualdad de Comisiones Obreras (CCOO), la Fundación 1º de Mayo, Emakunde y PPiiNA, y que aunque las líneas principales serán comunes para toda Europa, cada país se centrará después en las áreas que más les interese. En nuestro caso, dado que se acaba de reformar el permiso de paternidad y se ha ampliado a ocho semanas, vamos a poner el foco en corregir la realidad que dificulta en muchos casos su disfrute completo, mientras que en Austria, por ejemplo, van a definir estrategias encaminadas a fomentar el autocuidado”.

Otra de las características esenciales de este proyecto es que amplía el concepto de “cuidados”, que no se limita al de los menores en el ámbito de la pareja. La atención en el Proyecto Men in Care se define no solo como “encargarse de las tareas de cuidado”, sino también como “abarcar el apoyo emocional, mostrar afecto, prestar atención a las necesidades de la pareja, las necesidades de los niños y las necesidades de los amigos, ancianos, vecinos, compañeros de trabajo y familiares”, tal y como se señala en los documentos elaborados por el equipo internacional en el encuentro madrileño.

Para ello, el Proyecto Men in Care trabajará en dos fases, tras las cuales se realizará una evaluación final, en las que, por una parte se identificarán y compartirán modelos de mejores prácticas para lograr un alto nivel de equilibrio entre el trabajo y la vida personal para permitir que tanto hombres como mujeres tengan tiempo y flexibilidad para cuidar a sus familiares y para reducir el sesgo de género en las medidas de apoyo familiar en los sectores público y privado, y por otra se pondrán en marcha talleres y otro tipo de acciones encaminadas a implementar estas buenas prácticas en las empresas y entornos laborales que no las incluyen y para mejorarlas en las que ya las han introducido.

Tal y como Jurado anuncia,

“el próximo mes de julio tendrá lugar el primer encuentro entre stake holders: empresas y otras entidades como sindicatos, asociaciones profesionales, entidades certificadoras del ámbito de la igualdad, etc. a las que presentaremos el proyecto. En esta ocasión nos centraremos en los permisos por paternidad, aunque iremos incorporando otras cuestiones relacionadas con buenas prácticas como las jornadas compactas de 35 horas, las bolsas de trabajo, el teletrabajo, etc.”

“Pasos completamente necesarios para seguir avanzando en la igualdad de género”, señala la experta, “pues la falta de corresponsabilidad del hombre y el hecho de que no se sumen al trabajo no remunerado y a los cuidados tradicionalmente asimilados a la mujer, es un freno en esta carrera de obstáculos a la que se enfrentan las mujeres y, en especial, las madres de hoy en día”.


Compartir