La UMA mantiene su Servicio de Atención Psicológica abierto para atender a su comunidad

La UMA mantiene su Servicio de Atención Psicológica abierto para atender a su comunidad


La Universidad de Málaga atiende desde su Servicio de Atención Psicológica (SAP UMA) a toda su comunidad. Se trata de una unidad pionera entre las universidades españolas, la cual estos días continúa su trabajo para  ayudar y aconsejar a los cientos de usuarios que, debido a la crisis sanitaria necesitan apoyo psicológico. Al frente del SAP UMA se encuentra Miguel Ángel Rando, especialista en Psicología Clínica y de la Salud y profesor del Departamento de Personalidad, Evaluación y Tratamiento Psicológico de la Universidad de Málaga.

Con un amplio curriculum, Rando continúa junto a sus compañeros asistiendo las demandas de atención psicológica que llegan a la UMA como consecuencia de la crisis sanitaria provocada por el COVID-19.

Actualmente, el SAP UMA continúa trabajando de forma “virtual” ¿qué servicios ofrece a la comunidad educativa malagueña?

Ofrecemos 3 líneas de teléfono a través de las cuales nos pueden contactar para cualquier duda, necesidad de ayuda o consejo respecto a la situación y al estado psicológico. Estos teléfonos son atendidos de 9:00 a 14:00 horas de lunes a viernes por nuestro personal clínico.

  • 952132418 . Miguel Ángel Rando Hurtado
  • 952132420. Mariela Checa Caruana
  • 952131322. Ana María Regueiro Ávila

¿Cuáles son las principales dudas que llegan estos días al SAP UMA en materia de psicología?

Principalmente nos piden recomendaciones para afrontar estados de ansiedad. También nos solicitan recomendaciones generales para afrontar la situación: cómo distribuir el tiempo?, cómo trabajar desde casa?, qué hacer con los menores?, consejos para personas mayores que están solas, etc…

Miguel Rando, coordinador del Servicio de Atención Psicológica de la Universidad de Málaga

Miguel Rando, coordinador del Servicio de Atención Psicológica de la Universidad de Málaga

En esta situación de cuarentena ¿Cuál es el principal reto al que se enfrenta la comunidad universitaria?

Por un lado tenemos el principal reto como ciudadanos que es ayudar a no transmitir el virus, quedándonos en casa y cumpliendo las prescripciones de las autoridades sanitarias. Somos unas 40.000 personas y por lo tanto formamos un volumen importante de población.

Por otro lado la Universidad está poniendo a disposición de la sociedad todos sus medios técnicos, materiales y humanos para colaborar en las tareas necesarias de ayuda en esta crisis.

Por último se está llevando a cabo un gran esfuerzo por mantener en la medida de lo posible la actividad formativa que caracteriza a la Universidad. Clases no presenciales, cursos on-line y todo el apoyo docente posible para evitar que los alumnos vean mermada su formación académica (teórica y práctica) durante este curso.

Todo el personal de la Universidad: PAS (Personal de administración y servicios) y PDI (personal docente e investigador) están trabando para ayudar todo lo posible en los anteriores retos.

Esta situación también afecta a docentes, investigadores y trabajadores de la UMA que ahora lo hacen desde casa ¿qué recomendaciones les dais para gestionar bien su trabajo?

Trabajar desde casa implica un cambio de estrategia y de hábitos con lo cual es importante tomar algunas medidas:

  • Si se puede es recomendable habilitar una habitación o un espacio para trabajar donde tengamos a mano todo lo necesario.
  • Es importante establecer un horario de trabajo y establecer descansos. El trabajo on-line puede resultar más agotador.
  • Hay que aceptar que ciertas tareas se hacen más complicadas, especialmente aquellas que requieran la intervención de más personas. Por ello hay que rebajar las expectativas y no caer en un excesivo perfeccionismo.

El curso académico continúa ¿Cómo deben prepararse los estudiantes? ¿Qué consejos le daría para continuar con sus estudios desde casa?

Importante para los estudiantes que están atentos a las indicaciones que irán recibiendo de sus respectivos profesores y responsables académicos.

Pueden usar sus guías docentes para consultar bibliografías y materiales de apoyo. No sabemos cuánto durará eta situación por lo que es recomendable que avancen todo lo que puedan con sus materiales de estudio. Pueden realizar consultas a través de las tutorías virtuales a sus profesores para ir resolviendo las dudas que les vayan surgiendo.

La UMA ha sido de las primeras universidades en ofrecer información de psicología a su comunidad y en estos días es previsible que aumente la demanda de este servicio ¿Cómo se gestiona el cuidado de los psicólogos/as para que puedan desarrollar su trabajo?

Bueno, intentamos cuidarnos afrontando la situación lo mejor posible y nos damos apoyo mutuo siempre que lo necesitamos.

Estos momentos son buenos para pasarlos en familia y conocernos más ¿Cómo debemos gestionar el tiempo?

Este es un aspecto muy importante. La obligada convivencia puede ser un buen momento para fortalecer vínculos pero también puede acarrear dificultades y tensiones.

Es importante establecer tiempos para hacer actividades en común, por ejemplo tareas domésticas, cocina, etc… También tiempos para compartir ocio: juegos de mesa, ver películas series o tv. Pero también es necesario y fundamental respetar tiempos para estar a solas, bien realizando tareas individuales o sencillamente aislarse durante un tiempo para descansar del contacto grupal.

En aquellas familias donde pueda surgir tensión por el contacto (bien por que surjan problemas o porque ya los había previamente) sería muy recomendable evitar las confrontaciones. Es mucho mejor el silencio que una discusión. Retirarse a tiempo de una discusión es todo un éxito. Los adolescentes son vulnerables en estas situaciones, suelen tener reacciones más desproporcionadas y generan más tensión por el aislamiento de sus entornos sociales habituales. Ante ellos calma, comprensión y lo dicho anteriormente, evitar las discusiones.

Una recomendación sería evitar los temas susceptibles de controversia, por ejemplo la politización de la crisis. Es muy propio en estos casos politizar la situación. Esto solo genera tensión, frustración y rabia y no ayuda para nada a mejorar la situación.

Hay casos en los que la cuarentena se pasa de forma individual ¿Qué aconseja a estas personas que están solas en estos momentos?

Fundamental que establezcan rutinas para ocupar el tiempo y distribuir todas las tareas a lo largo del día, de lo contrario caerán en la procrastinación  y esto les hará bajar su estado anímico.
Establecer objetivos, si es posible hacer tareas manuales que les puedan interesar como dibujar, manualidades, bricolaje, etc…

  • Hacer algo de ejercicio.
  • Mantener contacto con sus amigos y familiares.
  • Evitar permanecer mucho tiempo atentos a las noticias.

Nos encontramos en una situación difícil para muchas personas ¿Cuál es la mejor manera para no caer en el miedo?

En primer lugar evitar la sobre información. Estar pendientes a medios especialmente sensacionalistas tan solo sirve para activar el miedo. Las noticias en medios escritos suelen ser menos alarmantes.

Evitar también las noticias politizadas. Lamentablemente los políticos no dudan en recurrir a la tensión y en generar alarmismo como forma de fortalecer sus posiciones ideológicas. Esto no es necesario en estos momentos. No estar muy pendientes a los síntomas físicos, esto los agranda y puede llevarnos a sentir que estamos enfermos.

Los principales síntomas que puede provocar la ansiedad son:

  • Taquicardia.
  • Opresión o malestar en el pecho.
  • Respiración acelerada o dificultosa
  • Temblor de extremidades
  • Irritabilidad

La mejor forma de controlarlos es haciendo alguna actividad relajante. Parar lo que se esté haciendo en ese momento y centrarse en relajarse. Pueden usarse ejercicios de respiración profunda, meditación, o cualquier actividad que genere un estado de relax como oír música, etc…

En caso de necesidad recurrir a profesionales cualificados. En estas situaciones proliferan las soluciones pseudocientíficas sin ninguna base objetiva.

No informarse/ sobre informarse ¿Cómo se debe gestionar la información para que afecte a nuestra psicología de forma positiva?

No hay nada malo en informarse pero solo lo necesario para afrontar la situación.

Evitar:

  • Medios sensacionalistas.
  • La propagación de noticias no contrastadas, especialmente por redes sociales. En su mayoría serán bulos y malintencionadas.
  • Las noticias politizadas, tendentes a generar climas de crispación. No aportan soluciones y no suelen ser objetivas.

Desde la psicología, ¿Qué cree que podrá sacar la ciudadanía de toda esta experiencia? ¿Hay algún modo de ver esta situación de forma positiva?

Por supuesto que vamos a sacar conclusiones muy positivas. Algunas de ellas ya se están viendo:

  • Aumento de acciones solidarias.
  • Fortalecimiento de los vínculos sociales.
  • Activación del humor sano, el que no ataca a nadie ni ridiculiza, ni hace daño.
  • Nos ha obligado a parar, a detener nuestro estila de vida frenético y acelerado. Esto debería hacernos pensar.
  • Madurez como sociedad, acatando las instrucciones y luchando contra la epidemia de forma colectiva a través de acciones individuales.
  • Esta situación nos vuelve a recordar que somos vulnerables y que para defendernos de esa vulnerabilidad nos necesitamos como grupo social. Hay cosas contra las que no podemos luchar desde posiciones individualistas.
  • Nuestro sistema sanitario saldrá fortalecido, aprendiendo protocolos para combatir situaciones parecidas.


Compartir