¿Quién mató a Brenda Waters?

¿Quién mató a Brenda Waters?



Brenda Waters es una joven americana de 28 años que se encontraba de viaje junto a dos amigas en las proximidades del Caminito del Rey. Concretamente, Waters se encontraba en la localidad malagueña de Álora. La misteriosa desaparición de Brenda Waters ha supuesto todo un escándalo y sus familiares y amigos. Tanto es así que se ofrece una recompensa de 600 euros para aquella persona que pueda arrojar algo de luz sobre el caso que ha dado un giro lamentable en las últimas horas. El cadáver de la joven ha sido localizado en las primeras horas de la mañana sobre el puente del Caminito del Rey por los turistas que se encontraban realizando el sendero.

El cuerpo de la joven presentaba evidentes signos de violencia. Por el momento se mantienen abierta todas las líneas de investigación. A continuación se relatan los pocos datos que se tienen de este crimen.

¿Qué se sabe hasta ahora de la desaparición de Brenda Waters?

Brenda Waters se encontraba alojada en el Hotel El Desfiladero -frente a la estación de tren de Álora- junto a dos amigas en un viaje turístico por la provincia. Su estancia en el hotel coincidía con el 35º aniversario del establecimiento. Durante la noche del sábado, Brenda Waters y sus amigas acudieron a la fiesta de aniversario que hizo que en el hotel hubiese más trasiego del habitual. Las dos amigas de Walters se fueron a su habitación en torno a las 2:30 horas de la mañana, dejando a la joven en la fiesta.

 Un misterioso joven entra en escena

Una de sus amigas explica que Waters habría estado charlando con un chico de origen español. La joven no pudo dar un nombre ni decir si se trataba otro turista o vecino de la zona, ya que junto a los viajeros alojados había un importante grupo de residentes en el municipio aloreño, así como de otros puntos de la provincia. Cuando las dos compañeras de viaje se levantaron por la mañana y vieron la cama sin deshacer, bajaron a la recepción del hotel, así como al restaurante, pero no vieron rastro de ella. El teléfono móvil de Brenda Walters encontraba apagado, y ningún testigo tenía pista alguna sobre su paradero hasta que fue encontrada ayer por la mañana.

En un primer momento, fuentes cercanas a la investigación barajaban cualquier hipótesis. Desde que Walters hubiese sido víctima de una desaparición forzosa hasta que de forma voluntaria hubiese continuado su camino sin sus compañeras. Finalmente, los hechos han terminado de la peor forma posible, y ahora la prioridad de la Guardia Civil es dar con el culpable o los culpables de haber acabado con la vida de la joven. El alcalde de la localidad, Raúl Torres, que poco antes de encontrar el cadáver había llamado a la calma, rechazó ayer adelantar nada de la investigación. “Lo importante ahora es atender a los familiares y dejar trabajar a los responsables de la investigación”, sostuvo.

El Caminito del Rey como escenario fatal

Brenda Waters Fancine

Momento en el que la Guardia Civil custodiaba el cadáver de la joven turista.

Pese a todos los esfuerzos de dar con la joven turista sana y salva, el cuerpo de Brenda Waters ha sido localizado encima del puente del Caminito del Rey. El fatal hallazgo se produjo cuando los primeros turistas del día llegaron a esta zona del recorrido. Automáticamente, se desplazaron hasta la zona las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, que cerraron el enclave a los visitantes de manera indefinida.

Según fuentes policiales, Waters, según el informe preliminar habría fallecido desangrada después de que sus atacantes le cercenaran la mano derecha. El rastro se sangre recorrería varios centenares de metros por el sendero hasta llegar a una zona intermedia (conocida como El Valle), en la que el rastro se perdería. Pese a la brutalidad de la escena -que ha provocado que algunos turistas tuvieran que ser atendidos por los equipos de psicólogos-, de momento no ha trascendido si hubo algún tipo de agresión sexual. Se desconoce también el móvil de los atacantes.

La familia de Waters, que viajará en estos días a la provincia para la repatriación del cadáver, anunció a través de sus representantes legales en España que pedirán que empleen todos los recursos disponibles en a investigación. “Nuestra hija comenzaba en Málaga un viaje por toda Europa y lo que ha encontrado ha sido la muerte. No pararemos hasta saber por qué y quién acabó con la vida de una joven que jamás le había hecho daño a nadie”, aseguraron.

70 años de problemas

 

Aunque se trata de la primera tragedia que ha ocurrido desde que se reabriera el Caminito, el enclave registra una importante historia negra desde que se abriera el trazado original a principios del siglo XX. Varias muertes sospechosas y algunas desapariciones no resueltas se registran en las hemerotecas desde hace al menos 70 años. Sin embargo, en este caso la aparición del cadáver sí resulta el primer caso de estas características en la zona.

 


Compartir

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *