Ramírez: “Educar en igualdad es la única alternativa que existe para cambiar esa realidad de la violencia”

Ramírez: “Educar en igualdad es la única alternativa que existe para cambiar esa realidad de la violencia”



Maribel Ramírez, vicerrectora de Estudiantes, Igualdad e Inclusión de la Universidad de Almería, siempre comenta que ‘las políticas en igualdad deben ser transversales en todas las áreas y actuaciones de la Universidad’. Por este motivo, con la mirada puesta en el 25 de noviembre, Día Internacional contra la Violencia de Género, entrevistamos a la máxima responsable del Área de Igualdad con el fin de conocer cuáles serán los próximos objetivos a cumplir dentro de la institución almeriense en un ámbito muy de actualidad hoy en día. Área que, además, ha cobrado aún más protagonismo si cabe en esta nueva legislatura de Carmelo Rodríguez como rector de la UAL.

Carmelo Rodríguez acaba de iniciar su segunda etapa como rector y mantiene su confianza en usted. ¿Qué supone eso a la hora de dirigir el Vicerrectorado?
En primer lugar supone un respaldo y un reconocimiento, por parte del rector, a la gestión realizada en el área de Estudiantes y Empleo. Las grandes líneas políticas puestas en marcha a lo largo de los pasados cuatro años han contado con un fuerte impulso por su parte y con una gran aceptación por parte de los estudiantes de la Universidad. Ese respaldo me hace sentir agradecida y me plantea el reto de mejorar lo ya realizado.

¿Cómo afronta esta segunda legislatura?
Con muchas ganas e ilusión, algo más de experiencia, un sentido inmenso de la responsabilidad y un enorme agradecimiento a los estudiantes, que son el alma del Vicerrectorado. Tras los primeros cuatro años, ahora toca afianzar lo hecho hasta ahora y desarrollar nuevas líneas como el Área de Atención Social en sus distintos aspectos y nuevas áreas de trabajo con los centros de Enseñanzas Medias y Bachillerato.

El Vicerrectorado ha cambiado de nombre, ahora es de Estudiantes, Igualdad e Inclusión. ¿Podría decirse que aglutina lo más ‘social’ de la etapa universitaria?
Uno de los elementos básicos de la Responsabilidad Social de las universidades es que éstas deben ser un reflejo de la sociedad que las rodea. Hay colectivos que actualmente están infrarrepresentados en la universidad española. Eso pone en mal lugar el principio de ‘Igualdad de Oportunidades’ y ese objetivo de la igualdad es un elemento clave en el programa de gobierno de nuestro rector. Para ello el Vicerrectorado de Estudiantes, Igualdad e Inclusión tiene como nuevas tareas incrementar los fondos destinados a Becas y Ayudas, crear nuevas líneas de ayudas sociales para estudiantes con graves dificultades para continuar sus estudios. En definitiva, el objetivo es garantizar que ningún estudiante con necesidades quede sin ayuda y apoyo por parte de la Universidad de Almería.

“Hay colectivos que actualmente están infrarrepresentados en la universidad española”

Con estas nuevas áreas, ¿se avecinan cambios o novedades en la actuación del Vicerrectorado?
Es necesario realizar cambios ya que las competencias que el rector ha atribuido al Vicerrectorado han cambiado. En el ámbito del compromiso social, he asumido además de las competencias de igualdad de género y voluntariado, las competencias en diversidad funcional. Ha salido del Vicerrectorado las Unidad de Atención Psicológica y el área de Empleo.

¿Echa de menos la parte de Empleo?
Creo que en la gestión universitaria no se “echa de menos” un ámbito de gestión u otro. Echo de menos a los profesionales de la administración con los que he trabajado estos últimos años, que han sido un apoyo importante en el Área de Empleo, igual que los compañeros de la Unidad de Atención Psicológica. Pero mi papel es el de diseñar, poner en marcha y gestionar aquellos compromisos que el rector ha elaborado en su programa electoral y desarrollar las competencias que el rector ha delegado en el Vicerrectorado que actualmente dirijo.

En el caso de Igualdad, antes era una Delegación del Rector y ahora tiene ‘entidad propia’ en el Vicerrectorado. ¿Qué implica ese salto?
Desde sus inicios al frente de la Universidad, este equipo de Gobierno ha apostado por la Igualdad de Género como una de las líneas transversales que deben incorporarse a la gestión diaria de la Universidad. Se creó una Delegación del Rector para la Igualdad de Género, se modificaron los estatutos afianzando la importantica de la igualdad y la necesidad de crear una unidad específica que desarrollara en la UAL las políticas de igualdad de género. Ahora llega el momento de poner en marcha esa Unidad de Igualdad, ya reconocida en los nuevos Estatutos, que desarrolle todos los compromisos del Rector en esa materia.

Esa mayor visibilidad, ¿es sinónimo de que todo lo realizado en estos años atrás ha dado sus frutos?
No quiero caer en la falta de modestia, pero creo que la igualdad se ha colocado en estos últimos años en el centro de las políticas universitarias en la UAL. Se ha realizado una campaña de sensibilización enorme sobre el tema. Se aprobó el ‘Protocolo para la prevención y el tratamiento del acoso sexual, por razón de sexo, orientación sexual e identidad de género de la Universidad de Almería’, se ha trabajado en la elaboración del I Plan de Igualdad de la UAL, se desarrollaron campañas de concienciación sobre las vocaciones STEM en las mujeres y se intervino en múltiples acciones relacionadas con el tema. Queda mucho trabajo por hacer, pero los cimientos están ya colocados. Ahora se trata de construir a partir de esos cimientos.

“No podemos pensar que la Universidad es una burbuja aislada del entorno en el que se inserta”

La Igualdad y la Inclusión son valores a inculcar en los jóvenes, ¿cómo ve el panorama actual? Especialmente entre los universitarios.
Los universitarios son un reflejo de nuestra sociedad. No podemos pensar que la Universidad es una burbuja aislada del entorno social en el que se inserta. En la última década se habían dado pasos decididos hacía la igualdad en los ámbitos educativo, laboral, doméstico, jurídico y político. Ese avance está ahora cuestionado y peligran algunos de los logros de los últimos años. También entre los universitarios.

¿Las políticas actuales son suficientes o habría que reforzarlas/modificarlas?
Mientras existan realidades de desigualdad salarial, de violencia hacia la mujer, de discriminación laboral, de infrarrepresentación en los ámbitos en los que se toman las decisiones políticas o económicas, habrá que seguir trabajando en esta materia. Hasta que la igualdad real sea un hecho normalizado por nuestra sociedad será necesario seguir profundizando en las políticas de igualdad.

Centrándonos en la actualidad política, ¿cree que pedir la igualdad en unas elecciones donde no ha habido ninguna candidata a presidir el país es un buen ejemplo de lo que se quiere conseguir?
Bueno, en esta materia siempre hay que mejorar. Una muestra más en la que debemos seguir trabajando, para que haya mujeres en puestos de responsabilidad y de gobernanza, sea en administraciones públicas o entidades privadas.

También, tirando de actualidad, son constantes las noticias sobre asesinatos de mujeres o las llamadas ‘manadas’. ¿Educar en igualdad podría revertir, o disminuir, esas situaciones?
Educar en igualdad es la única alternativa que existe para cambiar esa realidad de la violencia contra la mujer. Ni el endurecimiento de las penas ni las medidas de protección pueden cambiar la realidad. Pueden paliar los síntomas, pero el problema de fondo seguirá ahí. La única opción que nos garantiza un futuro distinto es la educación. Cambiar los comportamientos “machistas” de las futuras generaciones pasa por educar a las niñas y niños de hoy en nuevos valores, nuevas formas de entender los roles de género y nuevas maneras de organizar nuestra sociedad. No hay atajos.

“La gran tarea que está por delante es la puesta en marcha del I Plan de Igualdad de la Universidad de Almería”

¿Cree que es preciso que existan ‘despachos’ por la igualdad para que, algún día, sea una realidad? Es decir, hablar de igualdad… ¿no la garantiza si no hay un lugar donde ‘acudir a pedirla’?
Está claro que toda la legislación reconoce la importancia de contar con unidades de igualdad que son, por un lado órganos de las propias administraciones para la mejora interna y también herramientas al servicio de los usuarios para plantear sus necesidades, problemas o inquietudes.

Si algún estudiante acude al Vicerrectorado, ¿qué le puede ofrecer el área de Igualdad?
Si lo hace de forma individual por alguna situación personal podemos ofrecerle todo el apoyo, la ayuda o la intervención que sea precisa. Desde cuestiones de ayuda general hasta intervenciones en casos de acoso. Animamos a todos los miembros de la comunidad universitaria, y especialmente a nuestros estudiantes, a colaborar con la unidad de igualdad, ya sea en la sensibilización, la concienciación o la denuncia.

Cartel de los actos del 25N en la UAL

Cartel de los actos del 25N en la UAL

¿Y la de Inclusión?
El paradigma de la inclusión supone que son las universidades las que deben adaptarse proactivamente a las necesidades de las personas que forman parte de la comunidad universitaria. Hay que adaptar nuestros procedimientos, nuestros edificios, nuestros curriculum y nuestros servicios. Se hace el seguimiento de los problemas y necesidades de cada estudiante y se organiza y desarrolla el apoyo que cada estudiante precisa.

¿Se quedaron tareas pendientes en el tintero, en cualquiera de las tres áreas, que podrán hacerse efectivas en esta etapa?
La gran tarea que está por delante es la puesta en marcha del I Plan de Igualdad de la Universidad de Almería. Esa será una de las prioridades de la Unidad de Igualdad. La segunda será la dotación de personal estable destinado a esa unidad para consolidar todas las acciones y líneas de trabajo de la misma.

Siempre que hablo con los estudiantes, especialmente los representantes, destacan que la mayoría de las cosas no podrían hacerlas sin su apoyo. Con esta relación recíproca, ¿qué peticiones suele recibir por su parte en cuanto a temas de Igualdad?
El apoyo es mutuo. Gran parte de las tareas de este Vicerrectorado no podrían hacerse sin el apoyo, la colaboración y el entusiasmo de nuestros estudiantes. Ellos dan sentido a nuestra labor. Las demandas son múltiples y, sobre todo, van en la línea de la formación, la sensibilización y la concienciación en materia de igualdad.

Por último, ¿qué planes tiene el Vicerrectorado en materia de igualdad para el presente curso?
Como ya se ha indicado, el proyecto a más largo plazo es la implementación, puesta en marcha y desarrollo del I Plan de Igualdad de la UAL. Ese será el eje de nuestras actuaciones en materia de igualdad, sin olvidar las labores de formación y sensibilización o el trabajo en la búsqueda de vocaciones STEM entre las mujeres.


Compartir