‘Lo mejor de ser tuno puede que sea el hecho de ser tuno en sí mismo’

‘Lo mejor de ser tuno puede que sea el hecho de ser tuno en sí mismo’


Más allá de las canciones, el traje y la historia que va aparejada, ser tuno es una forma de vida… para toda la vida. En Granada la Tuna de Medicina cuenta además con el prestigio de haber ganado varios certámenes y sumar a sus más de 100 años el reconocimiento por parte del resto de agrupaciones a nivel nacional.

Para conocer de lleno, y desde dentro, qué es ser tuno y qué características se deben poseer para saber sacar todo el potencial a un laúd, una bandurria, una guitarra o una pandereta hablamos con Germán Gutiérrez, tuno de la UGR, que da voz a sus compañeros de Medicina. ¿Te atreves a ponerte el jubón y la capa?

La Tuna forma parte de la Universidad casi desde sus inicios. ¿Qué significa para ustedes formar parte de una institución con tantos siglos de historia?

Formar parte de la Tuna es un orgullo para cualquiera que sea su miembro. Es la única palabra que creo que se nos puede ocurrir, ORGULLO. Una institución centenaria cuya primera foto es de 1902 y ya había gente con beca solo quiere decir que tiene más años aún… Ser integrante de algo así, con tanta historia es algo difícil de describir puesto que, cada vez que nos paramos a pensarlo, nos quedamos sin palabras y lo único que queremos hacer es seguir creciendo y seguir llenando de orgullo hasta la generación del próximo siglo como ya lo hicieron con nosotros.

Tuna de Medicina de Granada¿Cuándo es el mejor momento de entrar en la Tuna?

Cuanto antes mejor. Siempre es buen momento para entrar en la Tuna, ya que el propio individuo sí que recuerda cuándo entró, pero los demás apenas… Esto es y será una familia, por tanto siempre va a ser el momento idóneo para entrar, pero claro, cuanto antes lo hagas, antes vas a poder disfrutar de lo que significa ser tuno, que es mucho.

¿Qué hay que hacer para formar parte de la Tuna de Medicina de Granada? ¿Se puede compaginar con los estudios sin problemas?

Lo único que hay que hacer para formar parte de la Tuna de Medicina de Granada es querer formar parte de la Tuna de Medicina de Granada. Cualquier estudiante universitario que esté interesado puede venir a ensayar, conocernos, sin ningún tipo de compromiso. Todos estamos capacitados para hacerlo, solo hay que tener ganas e ilusión, cosa que nunca nos falta.

En cuanto a compaginarlo con los estudios, en la Tuna de Medicina de Granada intentamos que sobre todo haya estudiantes de Medicina, pero nunca cerramos puertas a otras facultades u otra gente que quiera participar en ello y todos, sin excepción alguna se han sacado sus estudios sin ningún tipo de problema. Algunos incluso con matrícula fuese la carrera que fuese, por tanto la Tuna y los estudios es algo perfectamente compatible.

La entrada a la Tuna viene pareja de una proceso de iniciación, ¿es tan difícil como lo pintan o es más bien una forma de ir conociendo a los futuros amigos?

Más que proceso de iniciación, diríamos que es un proceso de adaptación. Cuando se entra en la Tuna no se conoce bien cómo funciona, qué cosas hacemos o de qué manera, por tanto los nuevos miembros que entran en la Tuna tienen que empaparse y aprender todo lo posible para en el futuro, poder enseñar a alguien nuevo sus conocimientos sobre la Tuna.

Basándonos en esto, no es difícil adaptarse a la Tuna en absoluto. Cualquiera es bien recibido y como uno más. Esto es una familia y la familia simplemente está ahí, nadie deja de lado a nadie y es para toda la vida.

Formar parte de la Tuna es como una familia y para toda la vida, ¿qué experiencias más importantes habéis podido vivir gracias a la Tuna?

Gracias a la Tuna hemos vivido momentos simplemente únicos aunque pueda sonar un poco tópico. Hemos vivido viajes en los que las risas han sido algo más que un simple extra. El pasarlo bien con la Tuna es nuestro día a día…

Hemos vivido qué es ganar un Certamen Nacional, hemos vivido bodas de compañeros, bautizos y comuniones de sus hijos, hemos conocido a músicos increíbles además de los que ya hay en la propia tuna.

Todo esto sin contar que nuestra familia abarca más de tres generaciones juntas que aún se siguen juntando para cantar y tocar y no hay ningún tipo de discriminación generacional, de trabajador a estudiante o algo por el estilo.

Poco a poco (me has querido, poco a poco me has amado…) se van sumando las mujeres a las tunas, ¿qué les diríais a las chicas para que se animaran a buscar una Tuna femenina y participar en esta experiencia?

La Tuna Femenina es algo maravilloso. Es sabido por todos que las tunas femeninas no tienen tantos años de experiencia como las masculinas y es algo que apenas se nota porque las mujeres lo hacen con un respeto y una profesionalidad que nunca pensarías que pueda ser una tuna relativamente nueva.

Cada día que pasa las tunas femeninas hacen de este menester algo de lo que sentirse orgulloso. Aprenden todo lo que pueden y cada vez lo hacen mejor y mejor, llegará el día en el que las tunas femeninas estén a la par con las masculinas, no en cuanto a calidad, que ya lo están, sino en cuanto a visión externa de las personas.

Nosotros animaríamos a cualquier chica con ganas a adentrarse en este maravilloso mundo que es la tuna. Que aprendiese música, que conociese a gente nueva y que se vistiera de tuna para lucir así un buen instrumento y partirlo como las mujeres saben hacerlo.

Tuna de Medicina de GranadaLa Tuna da la posibilidad de viajar y vivir experiencias por todo el mundo gracias a los certámenes, ¿cuál ha sido el mejor que habéis vivido en los últimos años y por qué?

En los últimos años sin lugar a dudas el mejor certamen que hemos vivido ha sido el Certamen Nacional de Tunas de Medicina 2018 por motivos más que obvios.

Ha sido un certamen cargado de cosas buenas, hemos reunido un total de setenta y dos tunos de todas las profesiones, lugares y generaciones contando con personas que van desde los dieciocho hasta los casi setenta años. Todos en el escenario, tocando y cantando con una armonía perfecta que hizo que además de todo lo bueno que este certamen ya tenía, llegáramos a la cima de la montaña coronándonos con el PRIMER PREMIO NACIONAL a la Mejor Tuna de Medicina de España de este 2018.

Es algo inefable… imposible de siquiera sacar una palabra con lo que este certamen ha significado para todos.

La Tuna de Medicina es una de las más respetadas, incluso tiene sus propios certámenes, ¿a qué se debe tanto prestigio?

Puede que los premios tengan algo que ver, pero sobre todo creemos que se debe a la cantidad de años de historia que tiene nuestra Tuna, como ya comentaba antes. Más de un siglo en activo es algo impresionante… Puede que ese prestigio se obtenga de ser la Tuna Decana de Granada por ser una o la más antigua de la zona.

Tras ganar el primer premio en el Certamen Nacional de Tunas de Medicina, ¿cuál es el nuevo reto de la Tuna de Medicina de Granada?

Seguir creciendo musicalmente como lo llevamos haciendo tantos años, enseñando todo lo referente a la música a nuevas generaciones, pero sobre todo, el objetivo principal es que esto no acabe jamás. Que la tuna siga siendo la más preciosa forma de vida musical que pueda tener un estudiante universitario de Granada y que esta gran familia siga creciendo como lo lleva haciendo tantísimos años.

En Granada ¿cuántos miembros formáis la Tuna?

La Tuna Activa cuenta con unos 20 miembros más o menos entre los que se van de Erasmus y vuelven, por ejemplo.

¿Cómo es una jornada habitual en la Tuna? (ensayos, salir a la calle a tocar…)

Una jornada habitual en la Tuna es difícil. Siempre hay alguna cosa nueva o distinta para hacer, así nunca se cae en la monotonía.

Los ensayos suelen ser uno o dos días a la semana si estamos preparando algo gordo, como un próximo proyecto de viaje a Cerdeña o a Viseu que estamos preparando. Nuestros ensayos son en el Cebollas Palas, un bar que está al inicio de la cuesta del Albayzín los lunes normalmente y suelen durar un par de horas o menos. De nueve a once de la noche.

En cuanto a ponernos el traje, depende del día. Hay días en los que tenemos contratos y vamos a cantar a bodas o cumpleaños, por ejemplo; y días en los que las chicas nos invitan a sus casas para que le cantemos en su balcón y podamos subir a conocerlas y cantarles más canciones. Ellas a cambio nos brindan su maravillosa presencia y hacen que lo pasemos más que bien porque suelen ser muy educadas y respetuosas con nosotros además de apoyarnos en lo que hacemos.

Luego hay días en los que simplemente es ponerse el traje y salir a la calle a cantar por el mero hecho de ser tuno y querer cantar y demostrar qué es la tuna.

Tuna de Medicina de GranadaLo mejor y lo peor de ser tuno:

Lo mejor de ser tuno puede que sea el hecho de ser tuno en sí mismo. Aprender tanto de música con gente que sabe tanto, conocer gente nueva casi cada día e incluso conocer a los miembros mayores de la tuna a los que no les importa sacarte veinte años y tres doctorados, ya que te tratan como uno más de esta familia y punto.

No sé, son cosas que te llegan si sabes valorarlas como es debido.

En cuanto a lo peor de ser tuno… Esa es fácil: no poder serlo todo el tiempo que se quiere.

¿Cuál es la canción que más representa a la Tuna de Medicina de Granada?

En la Tuna de Medicina de Granada hay muchas canciones representativas que se han pasado de generación en generación como por ejemplo “Violetas Imperiales”. También contamos con canciones que han sido heredadas de tunas hermanas como “Patio de Granada”, que es una de nuestras más famosas canciones y que tenemos el grandísimo honor de ser la Tuna que la ha heredado de la Tuna de Farmacia de Granada.

Contamos también con canciones propias escritas por algún miembro de nuestra Tuna como “Quédate Conmigo” que es un precioso tema propio que te lleva de viaje por Granada con un toque romántico a la vez que mágico.

Es un gusto poder cantar y tocar estas canciones, que a lo mejor no son las más famosas, pero eso es precisamente por lo que son tan queridas. Es como una seña de identidad que nos dice quiénes somos y por qué cantamos lo que cantamos.


Compartir