Solo la crema solar no es suficiente


Tomar el sol es una de las actividades más practicadas en verano. La concienciación ante la fotoprotección es algo que ya está presente en toda la sociedad, como medida de salud y cuidado de la piel. En esta línea, el profesor de Dermatología de la Universidad de Granada, Agustín Buendía Eisman, expone las principales líneas a tener en cuenta para cuidar la piel y fomentar comportamientos saludables ante el sol y sus posibles consecuencias.

Fotoprotección UGR

El profesor de Dermatología de la Universidad de Granada, Agustín Buendía Eisman

El profesor Buendía, que además es coordinador nacional de la campaña Euromelanoma y responsable de campañas de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), señala que

“es necesario acabar con los falsos mitos relacionados con la fotoprotección para minimizar los riesgos al exponernos al sol este verano. El bronceado no se debe buscar, como un sinónimo de salud y belleza, porque es un mecanismo de defensa de nuestra piel ante la radiación solar”

Buendía advierte además que la crema solar “no debe emplearse para permanecer más tiempo al sol, sino para que estemos más seguros y protegidos durante el tiempo que estemos expuestos por la práctica de deporte, baños o estancias en playa y campo, por ejemplo. La crema debe ser una medida de fotoprotección complementaria, pero no la única que empleemos este verano al exponernos al sol”.

Ropa para aumentar la fotoprotección

El investigador de la UGR señala que la ropa “es una fantástica medida de fotoprotección, y cuanto mayor sea el entramado de los hilos en las prendas y más oscura sean estas, mucho mejor, porque más nos protegen”. Las gafas de sol deben estar homologadas, y tener los cristales oscuros. Pero eso no es todo, dentro de las ideas que el investigador y docente de la UGR señala para mejorar el cuidado de la piel y atender a la necesaria fotoprotección también señala el uso de

  • Sombreros con alas de más de siete centímetros. Una forma de proteger “orejas, el cuello y la nariz”.
  • Evitar la exposición al sol entre las 12 y las 16 horas, lo que reduce hasta un 65% los daños provocados por la radiación ultravioleta B.
  • Cremas solares por encima del 30, siendo siempre muy generosos en la aplicación.

En España se dan cada año 4.000 nuevos casos de melanoma. Se estima que la tasa de algunos tipos de cáncer de piel se ha duplicado o triplicado en nuestro país. Aunque, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el de piel es el cáncer más frecuente en el mundo, se estima que un 80% del cáncer de piel podría reducirse con hábitos saludables de fotoprotección desde la infancia.


Compartir

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *