Taller de arte sonoro y performance en Málaga

Taller de arte sonoro y performance en Málaga


¿Cómo te afecta el silencio? ¿y el ruido? Nilo Gallego es músico, realiza performances en las que la experimentación con el sonido es el punto de partida. También será el docente que guíe a los asistentes del taller de arte sonoro y performance que organiza el Museo Carmen Thyssen en Málaga los próximos 28, 29 y 30 de mayo de 2019.

Gallego tiene amplia experiencia gracias a sus trabajos, donde añade un componente lúdico en un contexto en el cual los estudiantes forman parte activa de las clases. Interactuando con el entorno y los sonidos cotidianos, el talle de arte sonoro y performance busca despertar los sonidos que influyen en la vida y que se escapan del análisis. Tal y como señala Gallego “a través de la escucha, el silencio, el ruido, la acción, la música y la improvisación saltaremos de uno a otro confín, sin miedo a caernos en el intento.”

En su trayectoria profesional Gallego lleva a cabo piezas de creación musical y diseña espacios sonoros para compañías de teatro y danza contemporánea. Además, imparte cursos y talleres sobre arte sonoro, performance y percusión. Actualmente participa como tutor en el proyecto educativo basado en la escucha activa Triángulo en el Centro de Arte Dos de Mayo en Móstoles y como docente con el Master en Práctica Escénica y Cultura Visual del Museo Reina Sofía.

La explosión del sonido

“Hace tres años aproximadamente tuve la oportunidad de visitar y probar la cámara anecoica que había construido Microsoft en el Edificio 87 en su sede de Redmond. Según ellos ninguna señal acústica podía entrar o salir de la sala, estaba preparada para absorber el 99,99% de los sonidos. A los 37 minutos me rayé muchísimo y tuve que abandonar, casi me vuelvo loco”. Desde el más absoluto silencio al ruido descomunal, así pasó Gallego cuando unió este hecho a los recuerdos de agosto de 1983 “cuando se me rompieron los tímpanos al navegar cerca del volcán Krataoa de Jakarta en el momento de su erupción. La explosión de más de 200 megatones registró un pico de 180 decibelios, fue tan violenta que pensé que el día del juicio final había llegado.  Por suerte sabía que el mundo no se terminaría con un estallido, sino con un gemido”

Para aprender más sobre cómo nos influye el sonido en nuestras vidas puedes reservar tu plaza en el taller de arte sonoro y performance a través del correo electrónico reservas.educacion@carmenthyssenmalaga.org Las plazas están limitadas a 15 personas con un precio de 15 euros por participante.


Compartir