La UCO aprueba los terceros Estatutos de su historia con el respaldo del 85,05% de su Claustro


La UCO ha aprobado sus terceros Estatutos en sus más de 40 años de historia con el respaldo expreso del 85,05% del Claustro, porcentaje que se eleva al 99,1% de los claustrales que participaron este lunes en la votación celebrada en la sesión extraordinaria de este máximo órgano de representación universitario convocada para la aprobación de los nuevos Estatutos, de acuerdo con el borrador de reforma inicialmente aprobado en septiembre por el Consejo de Gobierno de esta universidad y las 24 enmiendas posteriormente aceptadas por la Comisión de Estatutos.

En concreto, de los 261 miembros que actualmente componen el Claustro de la UCO, participaron en la votación 224, registrándose 222 votos a favor y tan sólo dos en contra, mientras que 37 claustrales no acudieron o no participaron en la votación.

Con esta amplísima mayoría quedaron aprobados los nuevos Estatutos de la UCO que, entre otras novedades, y como ya ha venido informando Aula Magna, refuerzan el poder del profesorado con vinculación permanente, prolongan el mandato del Claustro actual dos años más para evitar que sus elecciones sean consideradas una especie de primarias de cara a las elecciones a Rector; y aumentan el número de miembros de un Consejo de Gobierno que ya no regulará los procesos electorales ni aprobará los Doctores Honoris Causa por esta universidad, entre otros cambios.

Asimismo, los nuevos Estatutos de la UCO incluyen la mención a un Pacto Ético en su artículo 9, que será extensible a toda la comunidad universitaria, y que, como explicó el propio rector, José Carlos Gómez Villamandos, será redactado por el Consejo de Gobierno de esta universidad y propuesto para su aprobación por el Claustro el próximo año.

En virtud de este Pacto Ético se aprobará un Código de Conducta y un Código de Corresponsabilidad, y todos los cargos unipersonales estarán obligados a la firma de un compromiso ético. Compromiso que el actual equipo de Gobierno de la UCO suscribió voluntariamente en junio de 2014, y por el que, entre otras cuestiones, el rector y vicerrectores se obligaron a una mayor celeridad y eficiencia en sus decisiones, a renunciar de forma inmediata al cargo en caso de condena penal, y a comprometerse con la transparencia en la gestión.

Mayor relevancia para el Claustro

De los numerosos cambios introducidos, y cuando apenas quedaban ya por votar algunos pocos claustrales, el rector hacía mención a algunas de las principales novedades de estos Estatutos, destacando “el mayor peso y relevancia que adquiere el Claustro“, que ahora asume competencias anteriormente asignadas al Consejo de Gobierno y ante el que rendirán cuentas tanto el Consejo como el equipo de Gobierno de la universidad.

Desligar las elecciones a Claustro de las votaciones a Rector, la creación de un nuevo sector de representatividad A2 de profesores contratados doctor y colaboradores con doctorado, “reforzando así al profesorado laboral estable y con vinculación permanente a la universidad”, flexibilidad para que el Consejo de Gobierno determine las Comisiones de Gobierno que crea necesarias, y el citado Pacto Ético; son otras de las novedades resaltadas por el rector.

Presentación de la reforma

Previamente, y tras quedar constituida la citada sesión extraordinaria del Claustro en segunda convocatoria, el presidente de la Comisión de Estatutos y vicerrector de Coordinación Institucional e Infraestructuras, Antonio José Cubero, procedía a realizar una detallada y precisa explicación de los motivos y bases de esta reforma estatutaria, así como de los principales cambios que introduce.

Momento de la presentación ante el Claustro de la reforma estatutaria a cargo de Antonio José Cubero.

Entre los motivos de la reforma, no sólo la necesaria adaptación legal a diversas normativas vigentes, sino también “una modernización de criterios, un incremento de garantías para toda la comunidad universitaria y una mejora del papel de representatividad del Claustro como máximo órgano de Gobierno”.

Ya entre los principales cambios, “muchos e importantes” en palabras de Antonio José Cubero, desgranó el contenido y sentido de los mismos, donde, entre otros y además de los ya citados, mencionó el nuevo capítulo de Normas Propias del Gobierno, Administración y Representación de la Universidad, incluidas en los artículos 115 a 120 de los nuevos Estatutos, que regula la potestad reglamentaria del Consejo de Gobierno y da carta de naturaleza y regula el funcionamento del Boletín Oficial de la Universidad de Córdoba (BOUCO) ya existente, entre otras cuestiones.

Dos votos discrepantes

Tras la explicación del presidente de la Comisión de Estatutos, comenzó la votación por llamamiento personal, en la que, como se preveía, los Estatutos alcanzaron el respaldo casi unánime de todo el Claustro. 222 votos a favor y tan sólo dos en contra, de las profesoras del Departamento de Producción Animal Ana María Garrido y Dolores Pérez, ésta última subdirectora de Relaciones Internacionales e Institucionales de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica y de Montes (ETSIAM) de la UCO.

Tan sólo dos votos en contra que fueron objeto de diversos comentarios anecdóticos por parte de diversos claustrales. Tras las votaciones, Ana María Garrido explicó a Aula Magna que su voto contrario se debe, entre otras cuestiones, a la forma en la que fueron elegidos los miembros de la Comisión de Estatutos. A su juicio, miembros elegidos “a dedo, y donde mi colectivo -el PDI funcionario- no pudo elegir previamente a sus representantes, lo que creo que invalida todo el proceso”.

Estatutos con apoyo estudiantil, del PAS y del PDI

Pequeñas discrepancias aparte, y en consonancia con el respaldo casi unánime del Claustro, estos nuevos Estatutos han sido valorados positivamente por todos los sectores de la UCO. En este sentido, el presidente del Consejo de Estudiantes (CEU) de esta universidad, José Emilio Carbonell, afirma a Aula Magna que todos los alumnos claustrales han votado a favor porque el colectivo estudiantil “ve que todos los cambios introducidos están bien y son buenos para la Universidad”.

En semejante línea se expresa el colectivo del personal de administración y servicios (PAS), según diversos de sus representantes consultados, que destacan los avances incluidos en materia de representación de este colectivo en los Consejos de Departamento, Juntas de Centro y en otros órganos de Gobierno. Pincha sobre la imagen para acceder al texto de los Estatutos aprobados.

Así, para Rafael Infantes, miembro de la Junta de Personal del PAS de la UCO y representante de este colectivo en la Comisión de Estatutos, aunque no se hayan incluido el 100% de las peticiones del PAS, “la valoración que hacemos es positiva y nos podemos dar por satisfechos”.

Entre las mejoras, una mayor consideración hacia la figura y el papel que juega el PAS, que estatutariamente “es ahora tenido en cuenta para cuestiones de movilidad, formación y política lingüística“, según indica a este periódico Rafal Infantes. Aspectos que se recogen en el artículo 51 de los nuevos Estatutos.

Nuevo sector A2

Y valoración positiva también para el personal docente e investigador (PDI), según varios profesores consultados, la mayoría de los cuales coinciden en señalar que los anteriores Estatutos “estaban obsoletos” y ven con buenos ojos el mayor protagonismo que adquiere el Claustro, así como el reforzamiento del colectivo del PDI laboral estable.

No obstante, y a pesar de esta valoración general positiva, el presidente del comité de empresa del PDI laboral, Jesús Claudio Pérez, también apunta que habrá que ver cómo se desarrolla la aplicación de estos nuevos Estatutos, ya que si bien el PDI laboral estable tendrá a partir de ahora representatividad propia a través del nuevo sector A2, “habrá que ver cómo se articula, y que este colectivo no se quede diluido entre el A1″ de profesores funcionarios.

En definitiva, respaldo casi unánime a los que ya son los terceros Estatutos en la historia de la UCO, tras los primeros aprobados en 1985 y los segundos -y hasta ahora vigentes- de 2003, aunque en 2005 y 2011 registraron sendas modificaciones puntuales, sobre todo para adaptarlos a los cambios de normativa.


Compartir

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *