UCOidiomas: cuando la necesidad se transforma en creatividad

UCOidiomas: cuando la necesidad se transforma en creatividad


La transición del mundo de la enseñanza-aprendizaje presencial al virtual en tiempo récord, y por obligación de las circunstancias excepcionales surgidas a raíz del COVID-19, no ha sido una empresa sencilla. A pesar de ello, tanto el alumnado como el profesorado de UCOidiomas ha encontrado en esta necesidad de cambio de metodologías una oportunidad para dejar volar su creatividad a la hora de aprender, y de enseñar.

Muestra de ello son sus alumnos, “altamente motivados y con una gran adaptación al cambio”, señalan desde la Universidad de Córdoba. Faceta en la que también han cobrado gran protagonismo y relevancia “un profesorado tremendamente flexible” que ha hecho de la necesidad virtud y que, en apenas un fin de semana, “ha sido capaz de transformar clases concebidas para la enseñanza presencial en cursos virtuales con apenas incidencias”.

En este sentido, Marta Pérez, PDI de la UCO y alumna de B2 de inglés en UCOidiomas, el Centro Oficial de Idiomas de la institución cordobesa, comenta que “sorprendentemente, mi adaptación a las clases virtuales ha sido muy fácil. Y digo sorprendentemente porque, al principio, cuando nos comunicaron que las clases continuaban de modo virtual, me quedé un poco extrañada”. La razón es que “nunca había asistido a un curso así” y, confiesa, “no sabía cómo funcionaria una clase de idiomas online”. Sin embargo, tras vivir la experiencia, Pérez señala que “es todo muy fácil”.

Las clases de UCOidiomas en formato virtual

Para impartir las clases de UCOidiomas, utilizan la plataforma Hangouts. Reciben una invitación por email y solo tienen que ‘hacer click’ y conectarse. De este modo, en todo momento tanto alumnos y profesor se ven las caras durante la clase. Asimismo, utilizan la plataforma Moodle para colgar recursos extras como resúmenes de gramática o ejercicios online, entre otros. Adaptación virtual sobre la que habla Carmen Carretero, profesora de UCOidiomas con cuatro cursos de inglés de distintos niveles, quien agradece el trabajo de los técnicos de informática pues “todo lo hicimos en un fin de semana, gracias a su ayuda”.

Docente que, aunque se considera “muy presencial” en su trabajo, ha comprobado que “podemos desarrollar las destrezas orales y las habilidades de escucha, los alumnos nos entienden y están contentos, y eso me reconforta”. Además, concluye, “su respuesta está siendo mucho mejor de lo que imaginaba”.


Compartir