Un decálogo para el futuro de las universidades

Un decálogo para el futuro de las universidades



La Universidad debe estar dentro de las propuestas políticas. Con vistas a los próximos procesos electorales, tanto a nivel nacional, como europeo y municipal, desde la CRUE Universidades Españolas se ha presentado un decálogo donde se recogen las medidas más urgentes que los diferentes partidos políticos deberían tener en cuenta.

Se trata de una serie de peticiones y propuestas lanzadas desde la asociación de rectores y rectoras españolas, quienes han subrayado el importante papel que las instituciones académicas juegan en España y la poca trascendencia dada desde los programas electorales.

Si bien es cierto que los cuatro partidos con mayor presencia en el actual Parlamento contemplan la Universidad y el sistema educativo en sus programas, hay muchas de las revisiones que hace la CRUE Universidades Españolas que necesitan mayor presencia.

Nuevas legislaciones para la universidad

La principal de las peticiones realizadas trata la necesidad de una nueva Ley de Universidad que sustituya y mejore la actual legislación de 2001 (Ley Orgánica de universidades), la cual no ha sido revisada desde 2007. Ante esta propuesta son solo dos los partidos que incluyen una revisión legislativa así como una nueva Ley de Educación, el Partido Socialista y Unidas Podemos. Desde la CRUE Universidades Españolas van un paso más allá y solicitan a todos los grupos que se cree una nueva Ley que cuente con el respaldo de todos para que “tenga la estabilidad que la universidad precisa para planificar el futuro”.

Además, desde la CRUE Universidades Españolas se sostiene la importancia de que la nueva legislación cuente con una autonomía real, en la estela de los países más avanzados. Esta autonomía debería estar basada en un sistema económico que diese a los rectores capacidad y recursos para seleccionar personal, atraer talento y para desarrollar plenamente sus programas de gestión y política universitaria.

En materia de financiación, la CRUE Universidades Españolas resalta la importancia de que la educación sea  entendida como un “motor de progreso social, debemos considerar la Educación como una inversión y no como un gasto que recortar en tiempos de crisis”. En este punto resalta la petición de una nueva ley de Mecenazgo que incentive el apoyo a las actividades de transferencia e investigación desarrolladas por las universidades, una propuesta que está incluida en el programa del grupo Ciudadanos, quienes presentan la creación de una “Ley de Mecenazgo Científico que reactive la inversión privada en I+D+i”.

Ante los medios de comunicación Miguel Ángel Ruiz, portavoz de Educación del PP en el Parlamento andaluz, ha señalado que “la educación es una de las máximas preocupaciones, siendo necesario un Pacto Educativo que no cambie con cada gobierno que vaya pasando. Se necesita un único modelo educativo duradero y estable”. Asimismo, sobre la financiación mantenía que “es necesario exista una financiación fuerte y que sea plurianual con programas a largo plazo, y esta debe estar ligada al Pacto por la Educación”. Con forma de presentar sus propuestas, desde el PP se está manteniendo reuniones con los rectores, siendo hoy martes el encuentro con el rector de la Universidad de Málaga con vistas a “escuchar cuáles son las demandas de los que dirigen las instituciones”.

Personal y docencia

Siguiendo el decálogo de peticiones de la CRUE Universidades Españolas, la estabilización del personal de las plantillas universitarias vuelve a estar presente. Se trata de una demanda derivada de la época de crisis económica, cuando se paralizaron las políticas de incorporación y de promoción de docentes, investigadores y personal de administración y servicios.

Para hacer frente a la falta de personal y regular la situación de los actuales trabajadores, la asociación de rectores y rectoras plantea la plena reposición de las plantillas y estabilización de las plazas de carácter temporal asociadas a las necesidades estratégicas de la Investigación, así como la necesidad de aprobar un Estatuto del Personal Docente Investigador (PDI) que incentive la carrera investigadora y revisar las graves consecuencias económicas que puede suponer para las universidades el recién aprobado Estatuto del Personal Investigador en Formación. Además, se solicita revisar los criterios de evaluación y acreditación del profesorado para hacerlos más acordes con la realidad y necesidades del sistema universitario.

La medida del Estatuto Docente está contemplada por el Partido Popular, quien propone un impulso del “Estatuto del Docente, donde se contemple la reforma de los Planes de Formación” así como el acceso al profesorado a través de un sistema equivalente al MIR.

Las peticiones sobre la mejora de la docencia presentes en el decálogo de la CRUE Universidades Españolas responde a la necesidad de una modificación del Real decreto 420/2015  con vistas a “adaptarnos mejor a los estándares internacionales”. Asimismo, la asociación plantea la importancia de revisar  y reformar la oferta y la estructura de grados y másteres en orden a un mayor ajuste con las demandas sociales y del tejido productivo.

Investigación, pieza clave en el futuro

En materia de investigación, la asociación de rectores y rectoras solicita un “apoyo decidido a la Investigación, Transferencia e innovación” pues “las universidades realizan más del 60% de la Investigación que se lleva a cabo en España”. Para ello se plantea la posibilidad de una financiación ligada a los Presupuestos Generales del Estado con carácter plurianual.

Además también se exponen los beneficios de la difusión en abierto de la producción científica así como hacer más accesible el tratamiento contable de los gastos vinculados a proyectos de Investigación y establecer un procedimiento de justificación por módulos.

En este punto tanto desde el PSOE como desde Unidas Podemos se plantean las propuestas de “un Pacto de Estado por la Ciencia que permita conseguir unas condiciones más estables y atractivas para los investigadores españoles” (PSOE), así como un plan para “convertir la ciencia y la I+D+i en un puntal de nuestra eco­nomía aumentando la inversión pública en I+D+i al 2 % del PIB al final de la legislatura” (Unidas Podemos). Esta última propuesta estaría apoyada además por la creación de  un “Programa de retorno de investigadores e investigadoras en el extranjero’y apostando por una carrera académica estable y digna a través de un nuevo Estatuto del Personal Investigador”.

Becas, gestión  e internacionalización

Los últimos puntos del decálogo recogen las peticiones de un mayor apoyo a la igualdad de oportunidades y derechos de los estudiantes, donde se contemplen un aumento de becas, reducción de los precios de matrículas públicas y la revisión de la nueva normativa sobre cotización de prácticas académicas externas y becas de colaboración “para evitar a las universidades un coste inasumible y una disminución en el número de prácticas ofertadas por empresas e instituciones”.

En cuanto a la gestión académica, desde la CRUE universidades Españolas solicitan fomentar la digitalización de los procesos administrativos, con vistas a que la “burocratización no sea un lastre”. Este punto está ampliamente desarrollado por todos los grupos políticos, quienes apuestan por el traspaso a sistemas digitales. También se establezca la necesidad de

Lo que si desarrolla más profundamente la CRUE Universidades Españolas es la petición de la “adaptación de la nueva ley de Contratos del Sector Público a las peculiaridades de la Investigación –vía modificación de la ley de la Ciencia– basándose en la confianza, eficiencia y responsabilidad de nuestros grupos de investigación”.

En cuanto a la internacionalización, el decálogo recoge la necesidad de potenciar las alianzas estratégicas así como aumentar la cofinanciación del programa Erasmus+, creando una estrategia general de internacionalización de todas las universidades bajo el enfoque de la “marca España”.

Finalmente, la transparencia y la rendición de cuentas cierra, junto al apoyo institucional a la propia asociación de rectores y rectoras, las peticiones del decálogo de la CRUE Universidades Españolas, comprometiéndose ellos mismos a publicar un informe anual de la Presidencia de CRUE Universidades Españolas para explicar los avances en la vida universitaria y los problemas de la universidad.

 

 

Actualizado: martes 23 de abril 14:54


Compartir