Un grupo de estudiantes denuncian a un profesor de la UGR por acoso

Un grupo de estudiantes denuncian a un profesor de la UGR por acoso


Esta semana ha saltado a los medios de comunicación la denuncia de hasta siete estudiantes a un profesor del área de Pedagogía de la Universidad de Granada por acoso. Los acontecimientos sucedieron en la Facultad de Ciencias de la Educación, en la cual la primera estudiante denunciante señaló como el docente se dirigió a ella con interés sexual a través de mensajes y en una tutoría.

La denuncia ha partido así  de una alumna que mostró varios mensajes del docente, tras la cual se sumaron otras seis estudiantes más que alertaron de la misma situación. Hasta el momento una veintena de alumnas granadinas se han sumado a las quejas, siendo solo siete las que han formalizado denuncia.

Las denuncias se han presentado ante la Unidad de Igualdad y Conciliación de la UGR, la cual ha procedido a su investigación. En palabras de la rectora de la UGR, Pilar Aranda, “se está trabajando con respeto a la legalidad” siguiendo los protocolos de actuación que la Unidad encargada establece para estos casos. La rectora ha subrayado además que, en el caso de comprobar la veracidad de los hechos, se prevé llegar a los juzgados o ponerlo en conocimiento de la Fiscalía. 

El docente, que se ha dado de baja, ha sido acusado de varios casos de acoso, siendo las últimas seis denuncias por “conductas inapropiadas”. Como forma de rechazo ante estas actitudes los estudiantes de la universidad de Granada mantuvieron ayer una concentración de apoyo a las víctimas. La Facultad de Ciencias de la Educación de la UGR también ha recogido firmas en un documento titulado “Fuera acosadores de las aulas”.

Primera denunciante

El caso que se ha llevado ante la Unidad de Igualdad y Conciliación de la UGR partió de una alumna de Pedagogía que mostró los mensajes y la grabación del docente acusado mientras le hacía comentarios de índole sexual. Así, tal y como se ha mostrado en las capturas de los mensajes de Whatsapp, el docente se refería a la ropa de la alumna así como a la intención de llamarla.

La alumna había acudido a tutoría con la intención de buscar una fórmula para resolver unas faltas de asistencias por enfermedad, a la que el docente respondería con un actitud impropia, según la denunciante. Tras los hechos, la alumna volvería a la tutoría equipada con una grabadora para recoger las propuestas del docente. Tras hacerlo público entre sus compañeras se vio respaldada por casos similares, los cuales le llevarían a denunciar y conseguir que otras seis alumnas más también denunciaran al docente tras haber sufrido casos parecidos.

El proceso de investigación permanece abierto actualmente por la Universidad de Granada, con vistas a mostrar la veracidad de los hechos y tomar soluciones legales en el caso de ser ciertas.

La UGR contra el acoso

La Universidad de Granada dispone de un formulario web para dar a conocer de manera anónima situaciones de acoso . Además cuenta con un Protocolo específico para la Prevención y Respuesta ante el Acoso, aprobado en octubre de 2016. En este documento, la UGR señala que “la responsabilidad de la Universidad ante las conductas de acoso es triple. En primer lugar, por su compromiso con las personas que forman parte de la comunidad universitaria, en segundo lugar, por la utilización de la propia universidad para llevar a cabo el acoso, y en tercer lugar, por la responsabilidad de la universidad con la sociedad a la hora de formar y de crear un espacio donde los valores también se incorporen a la formación humana y profesional”.

Este protocolo recoge así las actuaciones que la institución debe desarrollar ante los casos conocidos a través de la propia Unidad de Igualdad y Conciliación, contando con un sistema “Informal” y por otro “Disciplinario”, éste último según contempla la normativa vigente.


Compartir