Un proyecto de tres universidades andaluzas consigue el segundo premio al Voluntariado Universitario

Un proyecto de tres universidades andaluzas consigue el segundo premio al Voluntariado Universitario


El voluntariado es una de las actividades más destacables que se pueden realizar durante la formación universitaria. Se trata de una manera de devolver a la sociedad no solo los conocimientos que se adquieren, sino el compromiso y los valores propios de la comunidad universitaria.

Proyecto “Feria de la salud saharaui: prevención y educación para la salud”

Un ejemplo de este compromiso es el proyecto “Feria de la salud saharaui: prevención y educación para la salud”, en el que colaboran alumnos de las Universidades de Córdoba, Málaga y Granada, que ha sido reconocido con 5.000 euros que se destinarán a la prevención de la salud en los campamentos de refugiados saharauis. Este proyecto se ha hecho así con el  segundo galardón en los VI Premios al Voluntariado Universitario que concede la Fundación Mutua Madrileña.

El objetivo del voluntariado premiado busca promover y fomentar la salud y los hábitos de higiene en los campamentos de refugiados saharauis a través de campañas de educación, sensibilización y prevención destinadas a la población, especialmente a los niños y jóvenes. Cabe precisar que estos campamentos se encuentran en Tinduf (Argelia), en el desierto del Sáhara, una de las zonas más inhóspitas del mundo donde los refugiados sobreviven gracias a la ayuda internacional. El programa se complementa con la formación del personal sanitario saharaui para que sean ellos quienes construyan su propio aprendizaje y desarrollen sus propios mecanismos de prevención sanitaria.

Premios al Voluntariado Universitario

Los Premios al Voluntariado Universitario fueron creados hace seis años con el objetivo de reconocer, promover y dar visibilidad a la labor solidaria de los jóvenes universitarios españoles, así como ayudar económicamente al impulso o sostenimiento de los proyectos solidarios. A esta convocatoria han concurrido 81 candidaturas en las que han participado 1.800 alumnos de 76 universidades y 77 ONG. En esta edición, el peso que representan los proyectos de cooperación internacional ha sido muy elevado, ya que el 42% del total de las iniciativas presentadas eran programas centrados en países en vías de desarrollo.

De entre todos los proyectos, la Fundación Mutua Madrileña ha premiado seis iniciativas entre las que ha distribuido 35.000 euros (10.000 euros para el ganador y 5.000 euros para los otros cinco proyectos finalistas).

Este año, los cuatro finalistas han sido:

  • “Fines de semana de ocio en las unidades de onco-hematología pediátrica”, desarrollado por 40 alumnos de la Universidad Pontificia Comillas en colaboración con la Fundación Blas Méndez Ponce, persigue mejorar la calidad de vida de niños con cáncer a través de actividades lúdicas desarrolladas en los hospitales madrileños Niño Jesús, 12 de Octubre y Gregorio Marañón.
  • “Soporte alimentario para personas sin hogar, ancianos y familias pobres a través del comedor de la Comunidad de Sant’Egidio”, realizado por estudiantes de la Universidad de Pompeu Fabra, la Universidad Ramón Llull y la Universidad de Barcelona, junto a la asociación CPS- Comunidad de Sant’ Egidio, ofrece un servicio de comedor para personas sin hogar y ancianos sin recursos en Barcelona. En el proyecto participan 28 alumnos y se benefician 150 personas que atraviesan dificultades económicas o se encuentran en riesgo de exclusión social.
  • “Sonríe y Aprende” es un proyecto promovido por jóvenes de varias universidades (Universidad Politécnica de Cataluña, Universidad Politécnica de Valencia, Universidad del País Vasco, Universidad Autónoma de Barcelona, Universidad de Lleida, Universidad Rovira i Virgili, Universidad Pompeu Fabra y Universidad de Barcelona) en colaboración con la Asociación Sonríe y Crece. La iniciativa impulsa el acceso a una educación de calidad de niños y adolescentes de las comunidades de Sabana Yegua (República Dominicana). En el programa participan 19 alumnos que se trasladan al país para dar apoyo en la educación formal (curricular) e informal (en valores) a 235 niños en situación de necesidad.
  • “Gran Kikaya: desarrollo de una comunidad abandonada” es un proyecto impulsado por estudiantes de varias universidades españolas (Universidad Complutense de Madrid, Universidad de Alcalá, Universidad de Valladolid, Universidad de Lleida, Universidad Rey Juan Carlos, Universidad Politécnica de Madrid, Universidad Carlos III, Universidad Francisco de Vitoria y Universidad de Deusto) junto a la ONG Babies UGANDA. Gracias a esa iniciativa, 300 niños del distrito de Wakiso (Uganda) tendrán acceso a la educación y a un plato de comida diaria. El proyecto culminará, próximamente, con la construcción de un centro de salud que atenderá las necesidades médicas de la zona y que permitirá formar a la comunidad sobre la importancia de la prevención y en la educación para la salud.

En total, durante el curso 2017/2018 se llevaron a cabo 1.957 iniciativas solidarias en las que colaboraron cerca de 20.000 alumnos de centros de todo el país. El 77% de las universidades contó el pasado curso con más de un centenar de alumnos que participaron en algún tipo de voluntariado, frente al 72,5% del año anterior, un aumento de la participación que viene produciéndose desde años anteriores. Estas conclusiones se desprenden del VI Estudio sobre Voluntariado Universitario elaborado por la Fundación Mutua Madrileña.


Compartir