Una abarrotada sala acoge expectante el intenso debate entre Pilar Aranda e Indalecio Sánchez

Una abarrotada sala acoge expectante el intenso debate entre Pilar Aranda e Indalecio Sánchez

0

Los candidatos a la rectoría de la Universidad de Granada, Indalecio Sánchez y Pilar Aranda protagonizaron ayer un intenso debate en el Aula Magna de la Facultad de Ciencias Políticas organizado por la Delegación General de Estudiantes (DGE) y moderado por Miguel Gaona, director de este periódico.

El debate, que estaba establecido en cuatro bloques, unas preguntas seleccionadas por correo y un alegato final, se desarrolló con la tensión lógica de la relevancia del acto y ambos candidatos se lanzaron fuego cruzado con diversos comentarios.

Durante el primer bloque, que en el que trataron de dilucidar qué modelo de universidad propondrían, Indalecio Sánchez tuvo primero el turno de palabra y trató de mostrar “un proyecto de renovación que lo han realizado tanto los estudiantes como las personas del Personal de Administración y Servicios (PAS) y también el Personal Docente Investigador (PDI)”. Asimismo, el decano de la facultad de Medicina, comentó que quiere una universidad comprometida con la sociedad y fundamentada en “la igualdad, la conciliación, la participación, la  movilidad, la accesibilidad.y la inclusión total de todas las personas”.

Pilar Aranda comenzó su exposición de modelo universitario apelando a que la idea fundamental para ella es “la defensa de lo público entendiendo la universidad como un bien que pretende igualar a las personas por su capacidad intelectual y no por la económica”. La catedrática de Fisiología afirmó que desea una universidad “en la que se ponga el centro en la transmisión y generación de conocimiento“, que exija a los poderes públicos “la autonomía” que le corresponde y en la que los procedimientos “sean autocríticos y estén simplificados“.

Pilar e Indalecio saludo

Indalecio Sánchez y Pilar Aranda se saludan antes del inicio del debate.

En el turno de réplica, el profesor Sánchez añadió que desea una universidad que sea “un bien social“. “Una institución que dé respuesta a la sociedad mediante la docencia, la formación y la transferencia de conocimiento y que tenga cuatro puntos clave: la transparencia, el comportamiento ético, la calidad y el medioambiente. Por su parte, la profesora Aranda dirigió su réplica a su “compromiso social e ideología progresista” con la universidad desde que entró a formar parte de ella en 1975 y agregó que desea que tanto los campus de Granada como los de Ceuta y Melilla estén “integrados dentro de la sociedad”.

Durante el segundo bloque, en el que se debatieron temas como la docencia, la calidad y el personal, PDI y PAS, los candidatos, siendo Pilar Aranda la primera en intervenir, presentaron sus propuestas en relación a estos temas.

Aranda mencionó la importancia de ofrecer un reconocimiento real de la docencia, empezando por una renovación en el Plan de Ordenación Docente, “premiando a los buenos docentes y revisando las compensaciones, pero también castigando a aquellos malos profesores”, citó la catedrática de Farmacia, proponiendo también una ampliación de los títulos, tanto de grado como de posgrado.

Pilar Aranda: “Quien tiene memoria tiene futuro. Yo tengo un compromiso de defensa de lo público y del valor individual de las personas pero más fuerte todavía con el valor colectivo”.

En relación al Personal de Administración y Servicios, Aranda propuso una estabilización de los mismos y una promoción interna del PAS, mostrando una transparencia total en las listas, tanto de sustitución como de contratación; teniendo en cuenta esta situación en los tres campus de la UGR, incluidos Ceuta y Melilla.

En relación al Personal Docente e Investigador, Indalecio Sánchez situó sus propuestas en su turno de palabra, comprometiéndose a realizar el paso de promoción interna de los docentes contratados doctor a titulares, “hay que reconocer los quinquenios y sexenios desde el punto de vista económico”, agregó el candidato.

Con respecto al PAS declaró la necesidad urgente de una mesa de negociación sindical que, según apuntó, “conformaré los primeros cien días si llego a ser rector de la Universidad de Granada”. Una mesa de negociación en la que se pretende tratar los temas de promoción, sustituciones, eliminación de puestos intermedios, haciendo valer las competencias del personal, la claridad en los concursos y la creación de una nueva RPT; “debemos ofrecer una transparencia completa para que no se aplique el régimen de poder en estos servicios”, añadió Sánchez-Montesinos.

Imagen lenguaje

El acto se tradujo al lengua de signos para que fuera accesible a todos los asistentes.

En este sentido, Pilar Aranda afirmó no saber a qué se refería el candidato con este “régimen de poder”, a lo que Indalecio le respondió que “si hablamos de transparencia podemos hablar aquí del régimen de poder que existe en la Universidad, en casos como la falta de asistencia del estudiantado en la programación de las normas de permanencia”.

La catedrática de Farmacia apuntó la necesidad de la creación de una nueva RPT y declaraba sentir como la Universidad había sufrido un “ERE encubierto con la tasa de reposición”. “Necesitamos un cambio en la estructura y la gestión intentando ir hacia un cambio en la Universidad”, señaló la candidata durante su réplica. Añadió también la necesidad de la conciliación a todos los niveles, en el plan de ordenación docente, y garantizando una igualdad de género, apostando por una universidad inclusiva en todos sus aspectos; “transparencia, libertad e independencia son mis principios”, finalizó Aranda.

En el tercer bloque, centrado en las medidas en favor del estudiantado, el turno fue de nuevo para Indalecio Sánchez que inició su discurso diciendo que para su candidatura, “la esencia de la universidad es el estudiante, su formación y su posterior conexión con el mundo laboral“. Destacó también la importancia de la DGE como órgano estudiantil y prometió que estarían dentro del equipo de gobierno. Además, incluyó que los estudiantes no se verían afectados económicamente por el 3+2 y defendió la gratuidad del nivel de lengua B1 ya que “un estudiante no se matricula en la universidad para aprender el B1 sino de un grado, el B1 se ha convertido para ellos en un trámite”.

Indalecio Sánchez: “La Universidad ha de sentirse orgullosa de cada uno de sus estudiantes y lo hará mediante la identidad y la independencia de las que se dotará a cada centro”.

Por otro lado, Pilar Aranda explicó que para ella los estudiantes son “la razón de ser de la UGR” y que por ello va a crear el Centro del Estudiante en la actual facultad de Medicina para que todos los servicios que necesite el estudiante “estén integrados en un entorno amable”. También explicó que aumentará el plan propio de becas, coincidió en que la medida del nivel de lengua B1 “es una buena medida” que se alegra que la lleven los dos candidatos y especificó que defiende “la igualdad de oportunidades para todos”.

Así, Indalecio en el turno de contestación le replicó que la idea de la Ciudad del Estudiante era de su programa al igual que la de la gratuidad del nivel B1. Y explicó que los estudiantes de entre tercer y sexto curso del grado en Medicina deben estar en la actual facultad porque su traslado al PTS les provocaría una incompatibilidad horaria por la lejanía de dicho campus. Pilar contestó a Indalecio diciendo que se puede realizar “Plan de Organización Docente y distinguir unos días para la teoría y otros días para las prácticas que permita que se siga dando las clases en el PTS y las prácticas en el Hospital Virgen de las Nieves“. Asimismo, la candidata expresó que mejorará las prácticas, las becas de movilidad y que conseguirá que los estudiantes estén más representados en el Consejo de Gobierno.

Pilar Aranda habla

Aranda expone sus medidas durante el debate.

Durante el cuarto bloque, los candidatos pudieron debatir sobre infraestructuras y servicios, en los que se hablo largo y tendido del PTS, Indalecio mostrando su descontento con la posibilidad del traslado de la Facultad de Medicina con “un gran problema de movilidad que primero debe ser resuelto”, y Pilar Aranda a favor del traslado alegando que “el PTS es el futuro de la Universidad de Granada y creo que es una apuesta y la facultad de Medicina se tendrá que trasladar”.

En relación al tema de infraestructuras Pilar Aranda afirmó que aboga por “la universidad de las personas y actualmente debemos invertir en mejorar los medios que tenemos”, y añadió “poner ladrillos puede ser barato, pero mantenerlos es bastante caro”, en este sentido Indalecio indicó la necesidad de crear un Plan de Ordenación Docente que facilite a los estudiantes de Medicina la docencia en el PTS y modificando un plan de movilidad para “los constantes traslados para poder asistir a las prácticas en el Hospital Virgen de las Nieves”.

Aranda defendía su idea de un campus saludable, inclusivo, medioambiental y que fomente la práctica del deporte, ya sea de base o competición. Indalecio por su parte apuesta por una descentralización de los centros que posibilite mantener su identidad. Ambos candidatos hablaron también de los centros de Ceuta y Melilla, en relación de infraestructuras, y apuntaron a las necesidades tan grandes que sufren estos campus, “como es el caso de la creación de una doble titulación en deporta sin crear un pabellón apto para ello”, señaló Indalecio Sánchez durante su réplica.

Pilar Aranda: “Somos lo que amamos y yo soy Universidad de Granada porque la amo y os pido vuestro voto para poder llevar a cabo este proyecto de amor”.

Como bloque final para este primer debate celebrado durante la campaña, a los candidatos se le realizaron varias preguntas enviadas por miembros de la comunidad universitaria, entre las cuales se trataron temas como los presupuestos para la campaña y la transparencia de los mismos en las distintas páginas webs, a lo que el candidato, Indalecio Sánchez, declaró tener la intención de hacerlos públicos próximamente mientras que Pilar Aranda detalló cifras exactas y apuntó que estos presupuestos están accesibles en su web.

Otra de las preguntas formuladas apuntó a la necesidad de incrementar la representación de la Delegación General de Estudiantes en los distintos Consejos de Gobierno y tomas de decisiones, a lo que ambos candidatos afirmaron estar de acuerdo y prometieron un incremento de esta representación, apuntando a que el estudiantado es la razón de la Universidad. También se cuestionó a los candidatos sobre los futuros equipos de gobierno, en caso de que ganasen las próximas elecciones, a lo que el decano de Medicina declaraba tener un gran equipo detrás pero aún no ha decidido, “cuento con algunos perfiles” añadía. Por contraposición, Pilar Aranda especificó dos nombres principales de su, posible, equipo de gobierno, “llevaré al profesor Pedro Mercado como Secretario General y a María del Mar Holgado como Gerente”.

Indalecio habla

Indalecio Sánchez explica sus propuestas ante la mirada de Miguel Gaona, director de Aula Magna.

Otra de las cuestiones realizadas se centró en la posible implantación de una zona de estacionamiento de pago en el Campus de Cartuja, a lo que ambos candidatos declararon su rotunda negación y rechazo. Por último se mencionó la baja asistencia del estudiantado a las urnas electorales, como ha sido el reciente caso de la Complutense de Madrid, a lo que los candidatos comentaron que se trataba de un tema que les preocupaba, “hay que demostrar que la participación del estudiante es válida y que sirve para algo”, apuntaba Indalecio Sánchez; Pilar Aranda declaraba que “hay que fomentar la participación del estudiantado en todos los niveles”.

Para finalizar el debate, ambos candidatos tuvieron un breve alegato final, que fue iniciado por Indalecio Sánchez. El decano de la facultad de Medicina recordó que su proyecto es “de renovación, limpio, libre, sin ataduras que confía en las personas y que cree en el potencial de los miembros de las universidad” y transmitió al público la necesidad de realizar el acto “libre y democrático de la votación”. Pilar Aranda se despidió del debate argumentando que tiene “un proyecto abierto que defiende el valor de la universidad”. Además, recordó su compromiso de defensa de lo público y “la importancia del valor individual de las personas pero más fuerte todavía será el valor colectivo“.

Por último, Gorka Martín, coordinador de la DGE concluyó el debate llamando al “compromiso de las personas” para ejercer la garantía universitaria del voto y conseguir que el próximo 27 de mayo “gane quien gane, que gane la Universidad de Granada“.

Información redactada en conjunto con Sofía Ramón, coordinadora redacción Granada.

 

Declaraciones de Pilar Aranda tras el #debateUGR15.

Declaraciones de Indalecio Sánchez-Montesinos tras el #debateUGR15

Declaraciones de Gorka Martín tras el #debateUGR15


Compartir
Sobre el autor
Javier Cid

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *