US oferta campus de verano para favorecer la conciliación de sus trabajadores

US oferta campus de verano para favorecer la conciliación de sus trabajadores


La Universidad de Sevilla, a través de su Vicerrectorado de los Servicios Sociales y Comunitarios, oferta un año más los campus de verano, un programa de conciliación para las vacaciones de verano que permita atender las necesidades de la comunidad universitaria.

En esta edición, debido a la situación especial derivada de la Covid-19, se ofertan pocas plazas y solo en tres sedes, pero adaptadas perfectamente a las medidas extraordinarias de seguridad sanitaria.

De este modo, durante el mes de julio completo se ofrece Proyecto Búho en la Residencia Universitaria Rector Ramón Carande para niños de 3 a 9 y con un máximo de 20 plazas por semana. Las otras dos sedes se encuentran en el complejo deportivo Sadus y solo están activas del 13 al 31 de julio. Una sede es para Proyecto Búho con 30 plazas por semana para niños de 3 a 6 años; y otra para campus deportivo con 30 plazas por semana para participantes de 6 a 7 años, 30 plazas por semana para participantes de 8 a 9 años y 30 plazas por semana para participantes de 10 a 12 años.

No obstante, en las tres sedes los participantes están divididos en grupos de 10 niños y niñas y un monitor, evitando así el contacto con el resto de los inscritos del campus. Cada grupo tiene asignado un espacio específico donde desarrollan todas las actividades.  Los participantes de 6 años en adelante deben usar obligatoriamente mascarillas durante todo el transcurso del programa, siempre que no se estén desarrollando actividades dinámicas y/o deportivas.

Las actividades propuestas en los campus de verano para el trabajo en las aulas se realizan con equipamiento de mesas y sillas evitando el realizar actividades en el suelo y en espacios cerrados.

Ni comedor ni autobús

Este año, en los campus de verano, no se entregan gorras, porta credenciales ni mochilas para evitar que los materiales no personalizados provoquen confusión a la hora de recoger las pertenencias. Las entradas y salidas al campamento se organizan cumpliendo un protocolo. Tampoco se ofertan los servicios de comida y transporte en autobús, ni se hace uso de la piscina, todo ello como medidas preventivas de seguridad.

Diariamente se realizan la limpieza y desinfección de las instalaciones conforme a las características e intensidad de uso y la Orden de 19 de junio de 2020, por la que se adoptan medidas preventivas de salud pública en la Comunidad Autónoma de Andalucía para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el coronavirus (COVID-19), una vez superado el estado de alarma.


Compartir